Más de un millar de médicos cántabros han solicitado ya la validación periódica colegial

fue la pri­me­ra región en poner en mar­cha la pla­ta­for­ma de for­ma pi­lo­to

Guardar

Más de un millar de facultativos cántabros, un total de 1.120 en concreto, se han acreditado en los últimos meses para solicitar la Validación Periódica Colegial (VPC), según informa el Colegio Oficial de Médicos de Cantabria (COMCantabria), una acreditación que permite comprobar el cumplimiento de los requisitos o estándares de calidad de los profesionales médicos.

Javier Hernández de Sande

Este procedimiento colegial es el primer paso para la obligada recertificación profesional, que deberá concretarse en el Real Decreto que el Ministerio de Sanidad se comprometió a publicar en los primeros meses de 2018. "La exigencia de la VPC para todos los colegiados médicos parte de la transposición de la Directiva Europea de cualificaciones profesionales, que quedó plasmada en el Real Decreto 581/2017", explica esta corporación regional, que hizo posible que Cantabria fuera la pri­me­ra co­mu­ni­dad au­tó­no­ma en en la que se pu­so en mar­cha la pla­ta­for­ma tec­no­ló­gi­ca de for­ma pi­lo­to.

Para el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Cantabria, el doctor Javier Hernández de Sande, con esta acreditación, los pacientes “estarán más tran­qui­los si tie­nen la ga­ran­tía de que el mé­di­co que les tra­ta tie­ne un ex­pe­dien­te im­po­lu­to, no arras­tra nin­gún pro­ble­ma de sa­lud que pue­da re­per­cu­tir en el ejer­ci­cio de su pro­fe­sión y desem­pe­ña la es­pe­cia­li­dad pa­ra la que se for­mó du­ran­te años, lo que im­pli­ca que es­tá en ac­ti­vo y que no se ex­ce­de de sus com­pe­ten­cias”.