Las reclamaciones de los trabajadores públicos a las mutuas se incrementaron un 6% en el 2017

Según el informe publicado por el Ministerio de Empleo

Guardar

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) ha señalado que, por sexto año consecutivo, se produjo un aumento en el porcentaje de reclamaciones a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, un 6 por ciento, en 2017, en concreto.

Según refleja el informe de 2017  de reclamaciones presentadas a las mutuas, publicado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a lo largo de este periodo, el número de quejas pasó de 9.803 en 2016 a las 11.572 del 2017. En términos porcentuales, estas cifras se traducen en algo más de seis puntos: del 11,21 al 17,43 por ciento. El informe de reclamaciones establece una “cierta” relación entre el incremento de la población protegida por estas mutuas y el incremento de las reclamaciones, detalla UGT.

El mayor número de protestas se produjeron por una “disconformidad con la calificación de la contingencia”, el 23,76 por ciento y, en segundo lugar, figuran las quejas referidas a la “disconformidad con el alta médica”, con un 18,75 por ciento. "Estos datos, sostenidos en el tiempo, apuntan a problema del sistema, que facilita el uso tendencioso y control excesivo por parte de la patronal, de todo lo relacionado con la salud vinculada al puesto de trabajo y a la vida diaria", reflexiona esta organización sindical.