La Sociedad de Medicina Estética vuelve a alertar del repunte de casos de intrusismo en verano

Tras conocer un nuevo incidente

Guardar

junta_directiva_seme_2017
junta_directiva_seme_2017
La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha vuelto a alertar del repunte de casos de intrusismo en verano, tras conocer el arresto de una mujer que realizaba tratamientos médicos estéticos en su casa, tales como la aplicación de toxina botulínica, y que el piso no contaba con la autorización del Ministerio de Sanidad y la detenida no era un médica colegiada.

"Una vez más, desde la SEME, queremos advertir sobre los peligros que entraña ponerse en manos no médicas para someterse a determinados tratamientos, como la aplicación de toxina botulínica, rellenos dérmicos, hilos tensores, mesoterapia inyectada y otros muchos", declara esta sociedad científica de ámbito nacional.

En caso de duda, además, esta sociedad médica recomienda a los pacientes que se pongan en contacto con los colegios médicos o con las sociedades representantes, como la SEME, desde donde se les podrá informar sobre si determinados tratamientos pueden ser o no aplicados en un centro estético convencional o, incluso, qué centros sí están autorizados por la cartera sanitaria del Gobierno.