La Sociedad de Cardiología se suma a las protestas por la tributación de la formación de los médicos

Afirma que es responsabilidad de la Administración

Guardar

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha defendido que la formación continuada y la actualización de conocimientos es "una obligación ética, profesional y jurídicamente exigible para los médicos, para garantizar el mejor tratamiento posible para sus enfermos en cada momento", pero también es responsabilidad de la Administración sanitaria "el proporcionar los medios necesarios para promover dichas actividades formativas, tal y como recoge la Ley de garantías y uso racional del Medicamento".

secSegún esta sociedad científica, dichos organismos han optado, desde hace ya muchos años, por la "dejación casi absoluta de esta obligación para con sus trabajadores y profesionales sanitarios, por lo menos en lo que a aportación económica se refiere". "Ante esta dejación, las sociedades científicas, depositarias del conocimiento médico, se han responsabilizado de la organización y realización de actividades formativas, como congresos, cursos, etc", asegura la SEC.

Además, según recuerda la SEC, la organización de estos cursos y congresos conlleva "un gasto económico importante". "Los propios profesionales no pueden atender a estos gastos, debido al bajo nivel de salarios existentes en la sanidad pública española en relación con los de otros países desarrollados de nuestro entorno", destaca.