La OMS y UNICEF firman una declaración contra los ataques a hospitales en Siria

La ONU se suma a la condena

Guardar

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, y el director ejecutivo de Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Anthony Lake, han firmado una declaración en protesta por los ataques a centros hospitalarios y personal sanitario en Siria.

unicefEn los últimos ataques al hospital de Aleppo fallecieron numerosos pacientes, tres miembros del personal paramédico y dos médicos, uno de ellos el último pediatra que quedaba en la ciudad. Chan y Lake alertan sobre lo que para ellos es "una flagrante violación del derecho humanitario internacional". Ambas instituciones llaman a las partes del conflicto a permitir que se atienda correctamente a los civiles heridos, y piden una mayor protección para el personal sanitario presente en Siria.

Por su parte, la ONU adopó por unanimidad una resolución en la que urge a los Estados a respetar las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos, y les exige que faciliten el paso seguro del personal médico y humanitario, así como del equipo que porten para trabajar. El secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, declaró: “Seamos claros: los ataques intencionales y directos a los hospitales son un crimen de guerra. Negarle el acceso a la gente a los cuidados médicos esenciales es una violación grave de la ley internacional”.