Castilla y León mejora el protocolo de extracción de sangre en casos de presunto consumo de alcohol

También de drogas

Guardar

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha informado este viernes, 18 de mayo, de la reciente mejora, a través del Servicio de Salud de esta comunidad autónoma (SACYL), del protocolo para la extracción de muestras de sangre en casos de presunto consumo de alcohol o drogas.

Según expone la cartera sanitaria del Gobierno regional, el consumo de alcohol y drogas "tiene una clara incidencia sobre la seguridad vial y aún está muy presente en los accidentes de tráfico graves". "Pese a que el número de conductores que conduce bajo los efectos del alcohol ha descendido de forma muy notable desde el año 2000, el problema sigue existiendo y sus consecuencias pueden ser muy negativas", explica.

"Se han detectado algunos puntos críticos en los que no se cumplía con los requerimientos que exige la ley para los análisis toxicológicos con interés judicial", continúa la Administración sanitaria del Ejecutivo autonómico, que concluye con la afirmación de que "algunos de los principales problemas son, por ejemplo, el inicio tardío del procedimiento y sin garantía de trazabilidad en la extracción ni en la manipulación de las muestras, ya que se recurría a recuperar del laboratorio de Urgencias las muestras biológicas que habían sido extraídas con interés terapéutico y que habían sido procesadas".