Política y Sociedad Compromiso para ejecutar la Ley sobre alcohol y menores en la presente legislatura

Las borracheras entre jóvenes de 15 a 19 años se redujeron un 25% durante la pandemia en 2020

Según el estudio ‘OEDA-COVID 2020’, realizado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones, de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, presentado este viernes, 26 de marzo, por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, los consumos intensivos de alcohol en forma de intoxicaciones etílicas durante la pandemia, en ambos sexos y en todos los grupos de edad, descendieron del 17,2 por ciento, cifra mostrada antes de la crisis sanitaria por la Covid-19, al 9,7 por ciento durante la pandemia en 2020, siendo de mayor bajada en el grupo de 15-19 años, que llega a ser del 25 por ciento.

Las cifras de la citada encuesta que analizó el impacto de la pandemia en el consumo de drogas y adicciones fueron presentadas por el delegado del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas, Joan Villalbí. En este contexto, Carolina Darias puso de relieve que “el consumo de alcohol, tabaco y cannabis ha descendido desde el inicio de la pandemia provocada por la Covid-19 en nuestro país”, debido, “principalmente, a las medidas de seguridad implantadas por el Gobierno” para la prevención de la enfermedad.

Joan Villalbí

Por ello, la titular de la cartera sanitaria del Ejecutivo expuso “la voluntad” del mismo “de llevar a buen fin la Ley sobre alcohol y menores en la presente legislatura”, remarcando que la citada norma “será un proyecto ‘equilibrado‘, pero, al mismo tiempo, ‘riguroso‘, que reflejará la voluntad del Gobierno de responder a las propuestas que se aprobaron por amplio consenso en las Cortes, sobre este tema”.

“Me gustaría recuperar un consenso transversal para esta causa, que es de todos, que es transversal, y espero que sea posible”, subrayó Darias, a la vez que destacó la intención de la Administración de “tener en cuenta a todos los actores implicados, manteniendo siempre el objetivo de que esta Ley tenga por finalidad la capacidad de mejorar la protección de los menores”.

Encuesta telefónica

Por otro lado, entre las principales conclusiones recogidas en dicho informe figura que el uso de hipnosedantes sin receta y el consumo de horas de Internet por diversión aumentó ligeramente y el juego online permaneció sin cambios. Durante la presentación de estos datos, Joan Villalbí explicó que “la encuesta, primera de carácter representativo sobre el impacto de la pandemia provocada por la Covid-19 en el consumo de drogas y adicciones en la población española, se realizó telefónicamente a una muestra aleatoria de más de 8.000 personas de entre 15 y 64 años, a la que se sumaron cerca de 900 personas de 65 y más años residentes en el territorio nacional”.

A su vez, y respecto al consumo de alcohol, el delegado del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas señaló que “los datos muestran que, durante la pandemia, ha disminuido el consumo en ambos sexos y en todos los grupos de edad”, con una prevalencia de consumo antes de la pandemia de un 62 por ciento y durante la misma de un 57,3 por ciento. Esto supone un descenso del 8 por ciento. La prevalencia de consumo a diario en los últimos 30 días, durante la pandemia, es del 9,4 por ciento.

Consumo de tabaco

También, el 16 por ciento de la población de 15 a 64 años encuestada realizó, durante la pandemia, un posible consumo de riesgo de alcohol, siendo mayor el consumo de riesgo de alcohol en hombres (17,3%) que en mujeres (14,8%). La encuesta OEDA-COVID-2020 pone, igualmente, de relieve que el consumo de tabaco disminuye durante esta crisis sanitaria, con una prevalencia de consumo antes de la pandemia de un 29,1 por ciento y durante la pandemia de un 27,7 por ciento, en todas las edades y en ambos sexos, excepto entre las mujeres de 25 a 34 años y mujeres de 45 a 54 años, “grupos en los que la prevalencia se mantiene más o menos estable”, puntualizó Villalbí.

Este informe resalta que, en los grupos de edad más jóvenes y en los adultos por encima de 60 años, el descenso es cercano al 10 por ciento. En 2020, la prevalencia de consumo de tabaco diario en los últimos 30 días fue del 23,4 por ciento. El delegado del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas hizo especial mención al consumo de cigarrillos electrónicos, que “ya era bajo y disminuye durante la pandemia”.

Esta afirmación se apoya en los datos de prevalencia de consumo antes de la pandemia, con un 3,5 por ciento, y durante la misma se sitúa en un 2,3 por ciento, en ambos sexos y en todos los grupos de edad, siendo esta disminución mayor entre las personas menores de 35 años. Como explicó Villalbí, respecto al consumo de hipnosedantes sin receta, “es relativamente bajo, se observa un aumento del consumo durante la pandemia por la Covid-19”, ya que pasó de un 1,9 por ciento a un 3,1 por ciento.

Respecto al cannabis, durante 2020, se observa una disminución del consumo en ambos sexos y en todos los grupos de edad, al bajar del 7,8 por ciento al 6,5 por ciento, lo que supone un descenso del 17 por ciento. En concreto, el 1,2 por ciento de las personas de 15 a 64 años presentan un posible consumo problemático de cannabis, al responder al cuestionario CAST, dato que se eleva al 19 por ciento entre las que refieren haber consumido cannabis durante la pandemia.

Uso de Internet

En cuanto al consumo de Internet, el citado delegado del Gobierno manifestó que “sí que se observa un aumento significativo del número de horas dedicado a esta actividad”, siendo, de media, 2,5 horas en un día cualquiera antes de la pandemia, ya sea entre semana o en fin de semana, y de alrededor de 3,5 horas durante la crisis sanitaria en 2020.

Por otro lado, esta encuesta pone de manifiesto que, entre la población de mayores de 64 años encuestada, se observa que el consumo de bebidas alcohólicas es menor que en la población de 15 a 64 años. Durante la pandemia, los datos muestran una disminución del consumo de bebidas alcohólicas en este grupo de población en ambos sexos, y en todos los rangos de edad, con una prevalencia de consumo antes de la pandemia de un 34,2 por ciento y durante la misma de un 31,8 por ciento.