Política y Sociedad Renovatio Biomédica presenta un curso online sobre esta técnica

La biopsia líquida es “presente y futuro” para la personalización del tratamiento del cáncer

Renovatio Biomédica, consultora especializada en proyectos de Biomedicina, ha presentado el curso online ‘Biopsia líquida: aplicaciones clínicas en Oncología, tecnologías y aspectos metodológicos‘ de la mano de los tres directores de este proyecto formativo, que recoge “de forma práctica, didáctica y clínica las aplicaciones” de esta técnica emergente que es “presente y futuro” para la personalización del tratamiento del cáncer.

Rafael López, Joan Albanell y Federico Rojo

El jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar y catedrático de esta misma especialidad en la Universidad Pompeu Fabra, ambas instituciones ubicadas en Barcelona, el doctor Joan Albanell, se encargó de abrir la presentación del curso y destacó el momento de “auge” en el que se encuentra la biopsia líquida.

Esta técnica se realiza a través de un análisis de sangre que permite orientar el tratamiento personalizado que necesita un paciente con cáncer, ya que se estudia el ADN del tumor que circula por la sangre de la persona afectada.

“La biopsia líquida es presente y futuro para la personalización del tratamiento del cáncer a lo largo de la evolución de la enfermedad en los ámbitos de pronóstico, de la Medicina de Precisión y de la inmunoterapia”, añadió Joan Albanell. Así, cuando la biopsia tradicional (de tejido) es de difícil acceso o el paciente tiene contraindicaciones, como problemas de coagulación, este procedimiento supone una importante alternativa.

Inmunoterapia

Rafael López

Por su parte, el jefe del Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, el doctor Rafael López, aclaró que “las células tumorales son todas diferentes y van cambiando y evolucionando constantemente”, por lo que la biopsia líquida “permite ver la situación del tumor a través de la sangre” y, de esta manera, “decidir qué fármacos aplicar en caso de que fuera necesario”.

Este procedimiento “viene a ser un complemento práctico a la biopsia tradicional”, señaló Rafael López. Así, “nos va a permitir, con el avance en fármacos en inmunoterapia, pasar de un 30 por ciento de éxito a un 80 por ciento” en el caso de cáncer metastásico, añadió el doctor.

El jefe de servicio del hospital gallego concluyó que “no se tiene forma de decidir qué pacientes se pueden beneficiar de tratamientos de inmunoterapia. Para saberlo, habrá que utilizar técnicas de secuenciación de nueva generación que ya se están incorporando en biopsia líquida”. Asimismo, es posible monitorizar el estado inmunológico del paciente, por lo que López considera imprescindible que “el médico u oncólogo esté formado en biopsia líquida”.

Una herramienta diagnóstica muy importante

Federico Rojo

Para el jefe de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, el doctor Federico Rojo, “la biopsia líquida se está convirtiendo, en algunos escenarios clínicos, en una herramienta diagnóstica muy importante, que permite establecer decisiones de tratamiento a partir del estudio en sangre de alteraciones moleculares o genéticas”.

Por esta razón, esta técnica aparece dentro de la Medicina de precisión “para tomar decisiones en tiempo real y modificar la estrategia con el paciente”, en función de cómo se desarrolle su enfermedad. “El diagnóstico se sigue basando en la biopsia tradicional, pero la biopsia líquida es una herramienta de menor coste y menos invasiva que permite conocer la evolución del tumor”, afirmó Federico Rojo.

Objetivos del proyecto formativo

Entre los objetivos que el curso desarrollado por Renovatio Biomédica, con el aval de de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y la Sociedad Española de Anatomía Patológica, se encuentran la adquisición de conocimiento sobre biopsia líquida, aclarar qué tipo de materiales se pueden utilizar, entender cómo se debe informar al paciente, crear un panorama de las técnicas disponibles y conocer las tendencias de futuro.

Por último, los tres doctores especialistas y responsables de la dirección del curso quisieron subrayar la necesidad de considerar la biopsia líquida como “una técnica complementaria” a la biopsia tradicional, aunque con muchas ventajas, y que el reto actual “es obtener un producto de coste asequible que se convierta en un método de screening masivo” en la mayor parte de los hospitales del mundo.