Tecnología e Investigación de pacientes con diferentes estadios de la enfermedad

Los biobancos españoles ponen a disposición de la investigación 62.000 muestras de la Covid-19

— Madrid 29 May, 2020 - 1:17 pm

La Red Nacional de Biobancos (RNBB) ha registrado “cerca de 62.000 muestras procedentes de 21.000 pacientes para ponerlas a disposición de los proyectos de investigación que las necesiten para el avance en el conocimiento sobre la Covid-19”.

Esta iniciativa permite que los proyectos sobre el nuevo virus SARS-CoV-2 dispongan de “un catálogo nacional común de muestras procedentes de pacientes que hayan sufrido la enfermedad”, sostiene esta Red, que consiguió registrar todas estas muestras biológicas humanas “en tan solo cinco semanas, iniciando su incorporación el pasado 14 de abril. Las muestras son mayoritariamente suero, exudados nasofaríngeos, sangre, plasma y leucocitos, además de orina, heces, ácidos nucleicos o tejidos, entre otras”.

Además, “proceden de pacientes infectados con diferentes estadios de gravedad de la enfermedad, desde fallecidos, ingresados graves en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), ingresados en los hospitales, o incluso enfermos sintomáticos no ingresados, asintomáticos o con cuadro clínico compatible con la Covid-19 sin pruebas confirmatorias de laboratorio”, explican desde la RNBB.

“De un 15 por ciento de estos pacientes se dispone ya de muestras en diferentes momentos de la evolución clínica de la enfermedad, denominadas muestras de seguimiento, lo que permitirá abordar proyectos para conocer las posibles secuelas de esta nueva enfermedad”, añade esta institución.

Colaboración del SNS

La coordinadora de esta Red, Cristina Villena, señala que “todo ello ha sido posible gracias a la gran colaboración y participación de los servicios asistenciales y de laboratorio de los hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS) que se han sumado a esta iniciativa, garantizando el amparo ético-legal que brindan los biobancos y la disponibilidad universal de todas estas muestras para llevar a cabo proyectos de investigación financiados y aprobados por un Comité de Ética de la Investigación”.