Política y Sociedad De los solicitantes, sólo el 4,2 por ciento está en paro

Aumentan las solicitudes de los médicos para trabajar fuera de España

— Madrid 4 Sep, 2019 - 6:19 pm

En los siete primeros meses de 2019, la Organización Médica Colegial (OMC) ha expedido un total de 2.540 certificados de idoneidad a médicos para salir al extranjero, una cifra que supone un aumento del 20 % respecto al año anterior (2.115) en las mismas fechas, desde el 1 de enero hasta el 31 de julio.

De acuerdo con la información facilitada por la OMC, estos certificados han sido solicitados por 1.671 médicos, lo que supone un aumento del 17,6%, respecto a los 1.420 solicitantes del año anterior. El 65,7% de los certificados de idoneidad solicitados son para salir a trabajar fuera de España, el 10,3% para cooperación, el 10,2% para trámites y el 4,9% para estudios.

En los cinco últimos años se han solicitado más de 17.000 certificados de idoneidad por parte de médicos españoles, unos datos que ponen de manifiesto la fuga de talento fuera de nuestras fronteras, de médicos españoles y, en especial, de los más jóvenes que buscan en otros países nuevas oportunidades profesionales. Con carácter general, los datos anuales de los certificados de idoneidad reflejaban, en los últimos años, una tendencia creciente: en 2012, 2.405; en 2013, 3.279; en 2014, 3.300; en 2015, 2.917; en 2016, 3.500; en 2017, 3.282; en 2018, 3.525. Los datos recogidos hasta el 31 de julio de 2019 ponen de manifiesto una tendencia ascendente.

Cataluña, la comunidad con mayor número de solicitudes

En lo que va de año Cataluña se ha situado como la comunidad autónoma líder en certificados expedidos con 567, superando a Madrid, en segunda posición con 510. Les sigue Andalucía, con 354, y la Comunidad Valenciana, que acumula 201 certificados.

Reino Unido y Francia, destinos preferidos

En cuanto a los destinos preferidos para trabajar en el extranjero, los dos primeros puestos no experimentan cambios, siendo Reino Unido, con 392 y Francia, con 366, los más solicitados. En tercer lugar, está Irlanda, con 188 certificados en lo que va de año. Por otra parte, Italia y Alemania figuran en la cuarta y quinta plaza, con 188 y 105, respectivamente.

Medicina de Familia, Anestesiología y Pediatría las especialidades que más piden el certificado

Por especialidades, los datos recabados los siete primeros meses de 2019 no distan demasiado de las estadísticas recogidas este año por el Departamento de Internacional de la Organización Médica Colegial, que reflejan que los médicos de familia (197), Anestesiología (75), y Pediatría (60) son las especialidades que más demandan el certificado.

Las cifras ponen de manifiesto que la mayoría de solicitantes de estos certificados de idoneidad se encuentran entre el grupo de edad de menos de 35 años (456), seguidos de los de 35 a 50 años (406) y después los de más de 50 años (316).

Respecto al ámbito laboral se mantiene también la tendencia de los últimos meses que muestra que la clara mayoría de los profesionales que demandan estos certificados pertenecen al ámbito hospitalario (43,2%), mientras que el 19, 4% pertenece a Atención Primaria y el 4,2 está en paro.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    «NADA HAY VERDAD NI MENTIRA…»
    Asegura el poema de Ramón de Campoamor: «Y es que en el mundo traidor / nada hay verdad ni mentira: / todo es según el color / del cristal con que se mira». Pues bien desde el colectivo médico se trata de intoxicar a la sociedad con la falta de galenos en nuestra sanidad, cuando las estadísticas internacionales aseguran todo lo contrario.
    Resulta curioso como nuestro país invierte ingentes recursos en formar a profesionales sanitarios que, dado su exceso, lógicamente, no van a poder incorporarse a nuestro sistema sanitario. Vivimos en nuestros días situaciones patéticas que, sin duda alguna, pasadas unas décadas serán analizadas con el rigor y sensatez que merecen. Me refiero a la formación por parte de nuestras universidades públicas de profesionales sanitarios, «sin ton, ni son». El problema viene cuando esos graduados pretenden incorporarse al campo laboral, y en dicho ámbito no existen plazas disponibles.
    Es entonces cuando surgen las «genialidades»: creando listas de espera, caso de los médicos; abarcando campos profesionales que no les competen, como pretenden los farmacéuticos; o sencillamente, tratando de penetrar en el ámbito de las prestaciones básicas asistenciales, caso de odontólogos y psicólogos. Por cierto, nunca entenderé que «pintan» estos últimos en el ámbito sanitario.
    En consecuencia, como asegura la noticia anterior, aumentan las peticiones de médicos que tratan de trabajar fuera de España. Y es deseable que todos los médicos encuentren trabajo. Ahora bien, ¿es lógico que nuestra sociedad invierta grandes cantidades de dinero en formar a unos profesionales que van a ejercer en otros países? ¿No debería recuperar España lo invertido en su educación?

Deja un comentario