Apunte del día

Atención Primaria: ¿un problema sin solución o sin ganas de resolverlo?

La Atención Primaria en España está sometida a tal régimen de inanición que, de no corregirse, está abocada a su desaparición. Al menos dejará de ser lo que sus promotores querían que fuese. La encuesta sobre la situación del médico de Atención Primaria que ha presentado este jueves la Organización Médica Colegial (OMC) viene a arrojar nuevas sombras sobre un panorama ya de por sí bastante sombrío.

De acuerdo con los datos aportados por casi 4.500 médicos de Atención Primaria, no está claro cómo se vaya a producir el relevo de los que, por edad, deberán dejar sus puestos próximamente. Y no se sabe porque, de momento, no se cubren muchas bajas obligatorias, como las derivadas de una enfermedad o de un período vacacional, lo que lleva a que no falten profesionales de primaria que realizan habitualmente hasta 31 horas de trabajo continuo. A esto puede añadirse que más de la mitad de la plantilla tiene un cupo superior a 1.500 cartillas, o que el contrato del 30 por ciento de los dedicados a AP es temporal.

No deja de sorprender la pasividad de la Administración Pública ante esta situación, como si su intención fuera acabar con el sistema desde dentro. A no ser que lo haga por ignorancia o por ineptitud. Pero está claro que se está poniendo en riesgo la salud de muchas personas, especialmente de las que carecen de otros medios para ir tirando.

No me parece justo que se culpe a la crisis de todos los males que se nos han venido encima, pues los recortes en Atención Primaria contrastan con la crecientes inversiones en Asistencia Hospitalaria.  Parece claro que el político opta por lo más vistoso. Desde mi punto de vista, nos hallamos ante un proceso intencionado del gobierno que, en palabras del poeta, desprecia cuanto ignora, pues no creo que se trate de un problema sin solución.

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria