Política y Sociedad Apelación desde el webinar de SEPAR, SEMES y SEMERGEN

Atención Primaria debería disponer del arsenal terapéutico existente contra el Covid-19

El webinar especial ‘Todos contra el Covid-19’, organizado por las sociedades españolas de Medicina de Atención Primaria (SEMERGEN), de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), ha concluido con la afirmación de que la Atención Primaria debería disponer del arsenal terapéutico actualmente existente, y futuro, contra el Covid-19.

Este encuentro virtual fue realizado en streaming desde la plataforma ‘Semergen en vivo‘, con el patrocinio, no condicionado, de la compañía farmacéutica Astrazeneca, y contó con la participación y asistencia de médicos de Familia y Urgencias, infectólogos y neumólogos, entre otros perfiles asistenciales masivamente movilizados contra la pandemia.

José Luis Llisterri

Desde la primera línea

El presidente de SEMERGEN, el doctor José Luis Llisterri, aseguró que los profesionales de atención primaria padecen el impacto de la epidemia de Covid-19 de forma directa e intensa, sin poder contar con los recursos necesarios.

Hacen falta EPIs

En ese sentido, aseveró José Luis Llisterri que SEMERGEN reclamó, a lo largo de toda esta crisis sanitaria, la disponibilidad de Equipos de Protección Individual (EPI) para el personal sanitario de Atención Primaria, además de reforzar el liderazgo y la capacidad organizativa demostrada por sus médicos, cuyo esfuerzo fue y sigue siendo fundamental para hacer retroceder los efectos de la pandemia en nuestro país.

Sobre este encuentro virtual, echó de menos Llisterri la presencia de otras sociedades científicas, como las sociedades españolas de Medicina Interna (SEMI) y de Cardiología (SEC), entre otras, con la esperanza de que se puedan sumar en otros formatos que técnicamente permitan una mayor participación de entidades.

Múltiples aspectos a abordar

Sobre el celebrado evento, adelantó el presidente de SEMERGEN que el webinar iba a incluir el análisis de la crisis sanitaria desde cuestiones como la óptica de la Atención Primaria, el manejo del paciente con sospecha de Covid-19 en los Servicios de Urgencias y la preparación de estos para el futuro, el repaso a posibles amenazas y nuevos brotes, la valoración de las medidas de prevención y contención del Covid-19 y la función de los especialistas de la salud respiratoria durante la pandemia. Todo ello sin olvidar dar el pésame a las familias y compañeros de los 40 profesionales sanitarios fallecidos, de los que 15 eran médicos.

Apelación al Gobierno

Llisterri declaró en sus conclusiones que aún faltan tests diagnósticos y suficientes equipos de protección en Atención Primaria, a pesar de los grandes esfuerzos que se hicieron para combatir la pandemia, por lo que tomó la palabra al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando afirmó recientemente que esta es la hora de la Atención Primaria y que este nivel asistencial está llamado a tener un gran protagonismo en las siguientes olas de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Carlos Jiménez-Ruiz

Actividad febril

El presidente de SEPAR, el doctor Carlos Jiménez-Ruiz, compartió con los participantes las actividades desarrolladas por esta sociedad médica durante la epidemia del Covid-19, unas acciones que señaló como diagnósticas y terapéuticas propias de la especialidad y centradas en la broncoscopia y sus técnicas asociadas, la oxigenoterapia a alto flujo y la ventilación mecánica no invasiva.

Resaltó, igualmente, Carlos Jiménez-Ruiz el importante papel desempeñado por las Unidades de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRIS) a la hora de salvar vidas al descongestionar las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Formación, divulgación e investigación

Como detalló el presidente de SEPAR, sus actividades son eminentemente formativas, divulgativas y de investigación, a través de una web que reserva un espacio específico para todo profesional sanitario con todas las recomendaciones necesarias para el manejo de pacientes sintomáticos de Covid-19 y otras facetas de la especialidad de respiratori, junto a seis webinars sobre el abordaje clínico y práctico de estos pacientes, con más de 50.000 asistentes en las cinco primeras ediciones, de los que el 40 por ciento vino de otros países, especialmente de América Latina.

Aludió Jiménez-Ruiz también a las 453 noticias gestionadas desde el Gabinete de Prensa de SEPAR y la creación del registro Recovid, con los datos de atención a pacientes con Covid-19, además de referirse a la iniciativa ‘Superhéroes SEPAR’, también online, con la que recibir y publicar los testimonios y experiencias en vídeo y otros soportes de los médicos durante la pandemia.

Juan González Armengol

Un virus muy agresivo

El presidente de SEMES, el doctor Juan González Armengol, declaró que los Servicios de Urgencias y Emergencias del sistema sanitario español lograron hacer frente a una grave catástrofe sanitaria producida por un agente biológico.

Según expresó Juan González Armengol, se libró una guerra contra el tiempo tanto por parte del Estado como por parte de la sociedad en general, con un estrés que llegó a ser intolerable y para el que no había preparación previa.

En ese sentido, se dolió González Armengol por la pérdida de personas sensibles y honradas que tuvieron que trabajar en condiciones lamentables porque el país no estaba preparado para todo lo que pasó, por la ausencia de una logística necesaria en materia de trajes adecuados, mascarillas y test, siendo la principal causa del elevado número de contagios y de compañeros afectados, a pesar de que se esperaba esta epidemia desde la experiencia con la gripe A.

Abandonar la zona de confort

En opinión de este facultativo, asumir lo acontecido implicaba para los profesionales asistenciales de las urgencias no entrar en shock y entender que había que tomar decisiones rápidas y decisivas para salvar el mayor número posible de vidas, sin que ninguno de ellos se quedara en su zona de confort, aunque también supuso, según expresó, la oportunidad de reconciliación con la propia esencia de la Medicina y la solidaridad profesional en el país.

Todo ello durante unas semanas en las que todos lo pasaron mal en las UCI, al recibir a un 75 por ciento de pacientes con afectación de neumonía bilateral, enormes reacciones inflamatorias en los casos más adversos y un océano de nuevos conocimientos para la anatomía patológica.

González Armengol dijo, igualmente, que es importante compartir estas experiencias y explicar cómo debe ser la organización de estos servicios en la fase post-emergencia que, previsiblemente, durará varios meses.

Para el presidente de SEMES, los profesionales y las gentes en general tienen que alzar la voz para que esto no vuelva a ocurrir, con la mente puesta, principalmente, en las generaciones futuras, porque, aunque calculó que el SARS-CoV-2 será como el de la gripe en el plazo de dos años, aseguró que toca ahora al Ministerio de Sanidad ejercer un liderazgo efectivo que asiente adecuadamente y potencie los recursos humanos movilizados durante la pademia.

Rafael Cantón

Siete millones de afectados

El jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Rafael Cantón, destacó que la secuenciación del nuevo coronavirus fue bastante temprana, con notable participación española en sus manifestaciones clínicas, en un contexto actual en el que hay 285 ensayos clínicos abiertos en Europa y otros 167 en Estados Unidos.

Seguidamente, citó Rafael Cantón el informe del británico Imperial College de Londres, según el cual habría siete millones de personas afectadas por el nuevo coronavirus, equivalente al 15 por ciento de la población que vive en España.

Sobre el diagnóstico primario del SARS-CoV-2 y la enfermedad que produce, Cantón confirmó que se basa en pruebas PCR, confirmado por test de anticuerpos, una vez que se descartó la utilidad de la detección por antígenos, con reducciones de tiempo que pasaron de las cuatro horas iniciales a los 45 minutos actuales, a partir de una potencia analítica de 1.500 determinaciones al día, como ocurre en el Hospital Universitario Ramón y Cajal, y junto a otras formas de diagnóstico por CRISPR y la detección serológica recomendable para los profesionales sanitarios.

Este profesional sanitario celebra que la gripe no se haya solapado con el Covid-19 en los diagnósticos, aunque no descartó que esto pueda ocurrir en nuevas oleadas del virus, un aspecto que dificultaría identificar bien los casos específicos del nuevo patógeno en las próximas campañas.

Joaquín López-Contreras

Adaptar los hospitales

El jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, el doctor Joaquín López-Contreras, explicó que este centro asistencial estableció circuitos separados y protocolos específicos para afrontar la pandemia, con la puerta de entrada en el Servicio de Urgencias como espacio monográfico de pacientes con Covid-19, incluso si llegaban con una fractura, a partir del Box 17, con presión negativa sin demoras, cuyos criterios fueron válidos para todo el centro.

Áreas de “desempate”

Como curiosidad, Joaquín López-Contreras citó las áreas de “desempate” para pasar los pacientes a hospital convencional o a la zona de Covid-19, después de haber triplicado las camas para críticos que llegaron a ser ocupadas al 94 por ciento, después de haber reconvertido camas pediátricas en adultos y de ocupar la zona de Rayos también para pacientes enfermos de SARS-CoV-2, mientras que, en la actualidad, las camas pasaron a una ocupación del 37 por ciento.

Destacó López-Contreras la colaboración del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau con otros centros asistenciales, públicos y privados vinculados, y la reducción de las intervenciones al mínimo, además de reconvertir otros espacios, como los hospitales de día, y recurrir a la derivación externa de pacientes, entre otros sitios al Pabellón de Deportes Guinardó.

Asume este facultativo que la detección precoz y la vigilancia de los riesgos hizo posible una tasa baja de contagios, del 8,8 por ciento en la plantilla hospitalaria, que estuvo siempre protegida, aunque próxima a sus límites de stock de mascarillas, guantes y gafas protectoras, al resultar también esencial las pautas de distanciamiento social intrahospitalario, con refuerzo de la limpieza gracias a una segunda contrata y con el uso cauteloso de la medicación.

Juan Carlos Montalvá

Temor a una desescalada en falso

El especialista de Atención Primaria de la alicantina Área de Salud de Játiva, el doctor Juan Carlos Montalvá, confirmó que los profesionales de este primer nivel asistencial reciben cada caso con sospecha de Covid-19 con la historia clínica delante para detectar complicaciones cardiovasculares, además de los casos de embarazo.

Según Juan Carlos Montalvá, el 70 por ciento de las personas en consulta presenta tos, fiebre a los cuatro días, disnea y sensación de cansancio, aparte de posibles síntomas digestivos, dentro de dos grandes categorías de síntomas, divididos entre leves e importantes, con posibilidad de desplazamiento de los médicos a domicilio.

Según explicó Montalvá, aunque, al principio, los profesionales tuvieron que protegerse con medios propios, la Administración sanitaria valenciana se movió deprisa para su dotación. No obstante, considera que los efectos de la pandemia habrían sido aún peores sin la abnegación de muchos, a pesar de lo cual aseguró que la espada sigue en alto y que todavía no se sabe si la salida masiva de niños de casa con el desconfinamiento podrá traer una nueva ola de contagios.

Destacó, finalmente, este medico de primera línea el valor humano de los pacientes y, por otro lado, no quiso entrar en valoraciones políticas sobre la muy cuestionable gestión de la crisis en altura, aunque se le entendió muy bien.

José Tomás Gómez

Un nuevo “lupus”

El doctor José Tomás Gómez, que es médico de Familia y coordinador del Grupo de Trabajo de Respiratorio de SEMERGEN, aludió a otros síntomas, como los neurológicos, otorrinolaringológicos y hematológicos, que le hicieron pensar en un nuevo “lupus” en algunos de los pacientes.

Además de descartar que toda molestia abdominal en niños pueda vincular el síndrome de Kawasaki al nuevo coronavirus, desechó José Tomás Gómez totalmente la conveniencia de fumar para arrinconar al SARS-CoV-2.

Pocos casos de EPOC y asma en China

Sobre los estudios que vienen de China, Gómez estima que no son de utilidad total porque hablan de cifras de asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) muy inferiores a las españolas, lo que no explicaría que el 20 por ciento de los fallecidos por Covid-19 tuvieran antecedentes previos de enfermedad respiratoria crónica en nuestro país, aunque algunos de los pacientes con estas patologías previas podrían tener algún rasgo de protección inmunológica. En cualquier caso, ratificó que una mayor multimorbilidad lleva a una mayor letalidad.

Describió, igualmente, este ponente el Covid-19 como una enfermedad alveolar, con más crepitaciones que sibilancias, y que, en términos generales, infecta más a las mujeres pero que resulta más grave para los varones. En otro aspecto, descartó el uso de nebulizadores terapéuticos usados para algunas enfermedades respiratorias porque pueden expandir el virus por el aire y contagiar a más personas.

Juan González del Castillo

Manifestaciones clínicas atípicas

El responsable de Enfermedades Infecciosas en SEMES, el doctor Juan González del Castillo, ve como limitación principal haber tenido que asumir un gran volumen de pacientes con una enfermedad desconocida hasta ahora.

Esta situación exigió apuntalar los Servicios de Urgencias hasta poder rodarlos a base de experiencia y día a día, cuando los casos se disparaban a los siete días del contagio con manifestaciones respitatorias similares a las infecciones víricas que precisan ingreso cuando los parámetros se vuelven preocupantes o cuando exista sobrecarga viral.

Desde el diagnóstico diferencial, Juan González del Castillo pasó a las manifestaciones atípicas del virus, como pericarditis y encefalitis, entre otra, problemas añadidos que plantean dificultades desde el triaje al ingreso, de lo que se extraerá, aseguró, una abundante información útil para el futuro. Para concluir, no observa demasiados casos de coinfección entre Covid-19 y neumococos u otras bacterias.

Pascual Piñera

Sin escuchar las advertencias

El jefe del Servicio de urgencias del Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia, el doctor Pascual Piñera, tuvo una emocionada mención para su compañero, el doctor Salvador Espinosa.

Dicho lo anterior, recordó Pascual Piñera que, en febrero pasado, la autoridad sanitaria de Estados Unidos ya había advertido de que nuestras vidas iban a cambiar de forma drástica por culpa del nuevo coronavirus, precisamente en fechas en las que el Gobierno de España hablaba de reformar mínimamente el Sistema Nacional de Salud (SNS) para lo que parecía que iba a ser una gripe liviana salvo algún caso grave esporádico.

Centenares de miles de infectados

Sobre los 210.000 pacientes ingresados en el país, Pascual Piñera estima que las 10.550 personas que acabaron siendo ingresadas en hospitales pasaron ineludiblemente por los Servicios de Urgencia, con tres puntos de triaje, Servicios que pronto aprendieron a diferenciar entre patología respiratoria provocada por el nuevo patógeno y el resto de afecciones, donde la prueba diagnóstica de toque fue la placa de toráx, antes de tomar alguna decisión.

Estima Piñera que Europa pecó de arrogancia y despreocupación por un problema que solo mataba en China, con el caso extremo de España, a pesar de la proximidad de Italia, que llevó a permitir manifestaciones y otros fenómenos de masas, aunque con la lectura positiva de una democratización de los perfiles sanitarios que hizo que todos hagan de todo para sacar adelante a los pacientes afectados, con una segunda ola que va a ser, señaló, la atención a los pacientes de Covid-19 que pasaron a convertirse a crónicos.

Sin medios y con carga psicológica

Mientras, sobre la clamorosa falta de medios en España, este ponente razona que las declaraciones oficiales se fueron adaptando progresivamente a la disponibilidad de medios. Además, se alegra porque ningún miembro de su equipo se contagió del nuevo coronavirus, aunque todos ellos y el resto de sanitarios, como él mismo, llevarán mucho tiempo encima el peso psicológico que implica esta etapa vivida.

David de la Rosa

Reconversión en Neumología

El coordinador del Área de Enfermedades Infecciosas de SEPAR, el doctor David de la Rosa, explicó el manejo de los pacientes Covid-19 en los Servicios de Neumología.

La primera reflexión de David de la Rosa fue para admitir que España no es un país caracterizado por tener muchas camas UCI, razón que motivó que hubiera que reforzar los recursos de monitorización y sujeción del personal a sus puestos, con suspensión de todos los permisos y vacaciones, para lograr convertir las plantas de Neumología en UCRI.

De la actividad realizada en el Servicio de Neumología en el que trabaja, perteneciente al Hospital Sant Pau de Barcelona, precisó De la Rosa que se hicieron 191 broncoscopias, con un 32 por ciento de atelectasia y dificultad de ventilación y un 62 por ciento de cultivos microbiológicos.

Con reflexión serena, también declaró este ponente que la práctica real tuvo que despegarse no pocas veces de las recomendaciones de sociedades médicas y organismos internacionales.

Olga Mediano

Ciudados Intermedios

Finalmente, la neumóloga del Hospital Universitario de Guadalajara, la doctora Olga Mediano, explicó que se recurrió a ventilación mecánica no invasiva y oxigenoterapia de alto fluido al tratar a pacientes muchas veces con edades inferiores a las habituales en las unidades de cuidados intermedios, con referencia también a las dificultades de movimiento de los pacientes recibidos desde las UCI, por haber mejorado.

Aludió Olga Mediano, además, a las broncoscopias realizadas y los problemas derivados de los tapones de moco, mientras que, en materia de protección personal, se refirió a los conocidos guantes de nitrilo, la bata desechable, las mascarillas y las gafas estancas, antes que los helmets, que no llegaron a faltar en el centro asistencial en el que trabaja.

Recogió Mediano un poco el ánimo de todos al pedir a las Administraciones sanitarias que no desmantelen todas las infraestructuras levantadas y organizadas para la pandemia, con la vista puesta en el próximo mes de octubre, en el que el Covid-19, o tal vez un hipotética Covid-20, podría volver complicado con la campaña de gripe. Sin olvidar, como dijo uno de los otros ponentes, que aún podría ocurrir una gran mutación del virus aún no acaecida con un siniestro volver a empezar.