Política y Sociedad Con participación de todos los agentes del sector

Asedef presenta en el Senado un libro llamado a impulsar un Pacto de Estado por la Sanidad

Tras cerca de un año y nueve sesiones realizadas con protagonistas del sector de la salud ha cobrado forma el documento “Nuestra contribución al Pacto de Estado por la Sanidad“, un texto impulsado por la Asociación Española de Derecho Farmacéutico (Asedef), con apoyo del Grupo Cofares, las compañías farmacéuticas Pfizer y Gilead, el foro de especialistas Círculo de la Sanidad y la corporación empresarial de la ONCE, Grupo Ilunion. El trabajo fue presentado este lunes, 10 de septiembre, en el Senado de España.

Mariano Avilés

El sector en pleno

Comparecieron o participaron en el acto distintos protagonistas de la escena sanitaria, pasada o presente, como Concha Serrano Colmenero, Sergio Rodríguez Márquez, Jon Iñaki Bertolaza,  Félix Lobo, Ignacio Schoemdorff, Diego José Martínez Martín, Tania Furtado, Mario Mingo, María Río, María Martín Díez de Baldeón, Ángel Puente Ortes o Mariano Guerrero, por ejemplo.

Igualmente, tuvieron su lugar en la ceremonia de presentación José Manuel Baltar Trabazo, Rubén Moreno, Ignacio Para, Fernando Prados Roa, José Castrodeza Sanz, Julio Zarco, Manolo Molina, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, Jaume Pey o Joaquín Rodrigo, entre otros.

El ciclo de las nueve sesiones recogidas en el libro abarcó desde primeros de octubre de 2017 a finales de junio de 2018. Jornadas en las que participaron representantes del propio Senado, de la Consejería de Salud del País Vasco, de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid, de las industrias del medicamento, de la profesión farmacéutica, del movimiento asociativo de pacientes, de los medios de comunicación, de la Consejería de Sanidad de Canarias y el Ministerio de Sanidad.

Principales personalidades del acto

Mejorar la sanidad de todos

El presidente de Asedef, el jurista Mariano Avilés, aseveró que su entidad es firme partidaria de que las leyes deben ajustarse siempre a las sociedades a las que sirven, especialmente en estados avanzados de desarrollo.

Para que los españoles gocen de las mejores condiciones de vida como suprema ley, el impulsor del documento presentado describió el mismo como un paso firme hacia un Pacto de Estado por la Sanidad, en altura superior a cualquier refriega política. De la autoridad, aseguró que debe gastar los recursos con el buen criterio que le atribuye el Código Civil al buen padre de familia.

Mario Mingo

Tras listar todos los agradecimientos que hicieron posible el documento, no se olvidó de mencionar también Avilés a la corporación Ilunion, por haber editado el trabajo. Así como agradeció al Senado haber albergado el acto y a Mario Mingo por haber ayudado a mostrar las facetas más ilustradas y humanas de los participantes.

Fiel testigo del ciclo de encuentros, el relator de Asedef, Diego Martínez, esbozó los puntos más destacables del libro presentado. Pudo hacerlo, según afirmación propia, a partir de las grabaciones de las distintas sesiones y de una elaboración de los contenidos tan respetuosa como inspirada.

Acta de testimonios

Consciente de las dificultades del empeño dirigido al pacto sanitario, Martínez defendió el paso corto para el camino largo y la función de revulsivo con la que se ideó el libro. Con nueve sesiones que fueron trasladadas al texto, según la filosofía de Adelaida García Morales, escritora que defendió la memoria y la imaginación, de las que el documento presentado se reparte en un 95 y cinco por ciento, respectivamente.

Sergio Rodríguez y Concha Serrano

Fundamentos del pacto

Martínez elogió también la función de moderador desempeñada por el doctor Mario Mingo, quien desde su experiencia como presidente que fue de la Comisión de Sanidad del Congreso, supo en todas las ocasiones permitir el lucimiento de los participantes en los debates.

Como resumen del libro, Martínez mencionó las 100 propuestas para el pacto recogidas en el documento, que se articulan en siete bloques temáticos. Esencias que dividió entre los retos del sistema, su necesidad perentoria, las bases, las dificultades, la financiación, los agentes y las políticas farmacéuticas referidas al citado pacto. Con atribución de una medida a cada uno de los participantes que la propuso. De manera que se recoge con fidelidad en el texto la responsabilidad de cada argumento.

Antonio Alarcó Hernández

Fortalezas en el DAFO

El portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Senado, el doctor Antonio Alarcó Hernández, se refirió al trabajo presentado como al fruto del consenso de la sociedad civil y el sector de la salud. Según sus palabras, se trata de un buen análisis DAFO, en el que se constatan las fortalezas y debilidades de un excelente sistema sanitario, señero en el mundo. Un tesoro nacional que está, según sus palabras, en el DNA del estado del bienestar de España.

Así se confirma, detalló Alarcó, el liderazgo español en donación de órganos y trasplantes durante 26 años consecutivos. Sin obviar, matizó el político canario, el desafío demográfico acuciado por el envejecimiento poblacional y la cronificación de las patologías, a las que sumó los peligros del Dr Google y el preocupante resurgir de las pseudociencias.

De manera que, para el senador popular, el pacto por la sanidad es ahora más necesario que nunca, por lo que se mostró esperanzado en poder conseguirlo. Una tarea, ardua, que será sin embargo más factible a partir del libro presentado, según sentenció.

José Martínez Olmos

Potenciar el diálogo

El portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Senado, el doctor José Martínez Olmos, coincidió con Alarcó al afirmar que la evolución de la sanidad española ha sido y es una historia de éxito. Por esa razón, se congratuló de que el PSOE haya colaborado en el libro presentado por Asedef.

A pesar del escepticismo inicial de su grupo político, un año atrás, Martínez Olmos creyó justo recordar que fue necesario apoyar la moción presentada en el Senado, sin que esto sirva de excusa para no pensar que se podría haber hecho mucho más desde el Gobierno anterior.

Como premisa general, el senador socialista estimó que era necesario que las fuerzas políticas y los agentes del sector hablen más para llegar juntos a un diagnóstico común, en el que estuvieran muy presentes los pacientes y los profesionales sanitarios. Ante este reto, Olmos señaló como positivo la aprobación del trámite del proyecto de Ley de Sanidad Universal, acaecida la semana anterior en el Congreso de los Diputados. Con la salvedad de que no fue apoyado por el Partido Popular, tal como lamentó el senador.

A favor del pacto por la Sanidad, Martínez Olmos evocó el acuerdo alcanzado por el país en 1986 y, posteriormente, en el año 2003. De manera que no consideró imposible volver a lograr un acuerdo nacional de esas características.

Félix Lobo

Dejar atrás la demagogia

El profesor de la Universidad Carlos III el doctor Félix Lobo llamó la atención sobre la exigencia de que las decisiones políticas que afecten a la sanidad estén soportadas por datos contrastados.

Con cierto candor confesado, Lobo apuntó al consenso político y social de la población española como ejemplo de que la sociedad quiere servicios públicos sujetos a impuestos, para garantizar la equidad en las prestaciones. Abogó en ese sentido por un plan estratégico con el que regir la reestructuración del sistema bajo fundamentos de eficiencia y lejos de la demagogia que suele enturbiar el debate sanitario.

Entre sus reflexiones compartidas con los presentes, Lobo encontró que el Real Decreto Ley 16/2012 posiblemente fue promulgado en contra de ese sentir general que la sociedad suele expresar en cuanto a la universalidad de la asistencia y la justicia en el acceso a los recursos públicos destinados a preservar la salud.

Quiso también celebrar el profesor universitario la Constitución en sus primeros 40 años como marco general de convivencia en el que los ciudadanos también tienen su base de bienestar y futuro.

Jesús Aguilar

Pensar en las generaciones futuras

El presidente del Consejo General de Farmacéuticos (CGCOF), Jesús Aguilar, reiteró que sí existe un consenso social para poder llegar a un deseado pacto estatal por la Sanidad. Un fin más próximo gracias al carácter iluminador del documento y sus 100 propuestas en siete bloques temáticos. Dentro de una publicación excelente que da salida a una carrera que hará posible que nuestros hijos y nietos sigan disfrutando de una extraordinaria atención sanitaria.

Citó Aguilar, con mención al ex ministro de Sanidad Julián García Vargas, que la sanidad requiere un pacto propio, junto a otros desafíos sociales, como la Educación, la pobreza infantil o la política relativa a los éxodos migratorios.

Precisó Aguilar también la necesidad de adaptarnos a la nueva sanidad digital que incorpora las innovaciones. Una tarea que, acreditó, es afrontada en su parte por la Farmacia Comunitaria, a la que llamó ambulatoria, con un 45 por ciento de reducción en su facturación, como herencia de la última crisis económica. De forma que recientemente transmitió a la ministra de Sanidad, Carmen Montón, la necesidad de poner en valor el seguimiento farmacoterapéutico y la continuidad asistencial, además de otros activos sociales de las oficinas de farmacia. Servicios de gran utilidad social que deberían ser adecuadamente remunerados.

Carmen de Aragón

Apostó Aguilar por un modelo colaborativo en el que todos contribuyan con sus conocimientos para cuidar y mejorar la salud. Tal como hacen cada día los 50.600 farmacéuticos que trabajan en cerca de 22.000 oficinas de farmacia, buena parte de ellas en poblaciones remotas a las que no llegaría la salud si faltaran, según razonó el presidente de los farmacéuticos.

Profesionales de primera

La presidenta de la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Senado, Carmen de Aragón Amunárriz, ratificó que el éxito de la sanidad española es de todos los que la han hecho posible; pero, sobre todo, gracias a los “maravillosos” profesionales sanitarios y a las propias virtudes de los pacientes.

Señaló por ello la senadora la política como garante de todo servicio público, en la búsqueda de una mayor calidad de vida para todos.

 

Pío García Escudero

Altura de miras

El presidente del Senado, Pío García Escudero, citó la igualdad de acceso a los servicios, y el buen juicio en el empleo de los recursos disponibles, como objetivos principales de la actividad política. En un esfuerzo colectivo que embarca a todos los sectores de la salud.

Con ello quiso agradecer a Asedef la realización de un documento que hará más factible la consecución del pacto señalado. Para lo que sin duda, sentenció, hará falta una gran altura de miras por parte de todos.

 

Eusebio Azorín

Antonio Molina, Julio Zarco, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda y Joaquín Rodrigo

Banco de senadores

Deja un comentario