Política y Sociedad Entrevista con la médico adjunto de Neumología del Hospital 12 de Octubre

Ascensión Hernando: En terapias respiratorias domiciliarias es importante “optimizar la adhesión”

La médico adjunto del Servicio de Neumología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, la doctora Ascensión Hernando, ha atendido a Acta Sanitaria en una entrevista en la que ofrece detalles sobre las terapias respiratorias domiciliarias, tratamiento en el que es necesario “optimizar la adhesión”. Según expone la representante de este centro, “existen estudios que demuestran el beneficio del tratamiento con oxigenoterapia domiciliaria en términos de coste-utilidad”, por lo que “sería interesante” considerar el papel de las empresas proveedoras de estos servicios “no solo como meros suministradores de equipos, sino como proveedores de una atención integral”.

Ascensión Hernando

Acta Sanitaria (AS).- ¿En qué consiste el tratamiento de oxigenoterapia domiciliaria? ¿Hay diferentes tipos?

Ascensión Hernando (AH).- La oxigenoterapia domiciliaria es un tratamiento médico que consiste en la administración terapéutica de oxígeno en concentraciones superiores a las del aire ambiente para tratar o prevenir las manifestaciones derivadas de la falta de oxígeno (hipoxia) que provocan distintas enfermedades crónicas. Existen diferentes dispositivos o fuentes generadoras capaces de administrar oxígeno de forma eficaz y segura en el domicilio del paciente. Disponemos de concentradores de oxígeno (dispositivos que, conectados a la red eléctrica, generan el oxígeno extrayéndolo del aire ambiente y separándolo del nitrógeno), oxígeno líquido (almacenado en tanques o nodrizas a temperatura muy baja) y bombonas o cilindros de gas comprimido. Estos sistemas permiten administrar el oxígeno mediante dispositivos estáticos (en el domicilio del paciente) o portátiles (que permiten continuar la oxigenoterapia fuera del domicilio).

AS.- ¿Cuáles son las principales patologías que permite tratar esta terapia? ¿Cuál es la indicación y el procedimiento de actuación?

AH.- La oxigenoterapia continua domiciliaria (OCD) está indicada en pacientes con insuficiencia respiratoria crónica, que debe estar bien establecida mediante la realización de gasometría arterial basal (duplicada y en fase de estabilidad clínica) antes de la prescripción. Ha demostrado ser eficaz en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e insuficiencia respiratoria grave. A pesar de que la efectividad de la OCD, no está bien establecida en otras patologías distintas a la EPOC, se ha extendido su indicación a otras enfermedades respiratorias y no respiratorias con insuficiencia respiratoria grave.

También ha demostrado ser muy útil en el tratamiento de la cefalea en racimos (O2 al 100% durante 15 minutos) y en algunas enfermedades neonatales y pediátricas. En pacientes oncológicos se prescribe también oxigenoterapia con intención paliativa, para aliviar la sensación de falta de aire, pero no existe evidencia que demuestre este efecto beneficioso del oxígeno (que sí presentan los opiáceos). En todos los casos es importante insistir en el abandono del hábito tabáquico en pacientes fumadores, así como asegurar un buen cumplimiento de la pauta prescrita por el médico y la confirmación de que el flujo administrado es el adecuado.

AS.- ¿Hay diferencias entre la oxigenoterapia estática/convencional y la de deambulación? ¿Cree que se prescriben de forma adecuada o que sería necesario mejorar la formación?

AH.- La mejora tecnológica ha permitido disponer de sistemas que permiten la administración de oxígeno fuera del domicilio, que puede resultar beneficioso en algunos aspectos aunque no ha demostrado aumentar la supervivencia. A diferencia de la oxigenoterapia estática, los sistemas portátiles deberían ser manejables y fáciles de transportar, permitir una aceptable autonomía y suministrar flujos de oxígeno suficientes en cada paciente. Los equipos de los que disponemos en la actualidad (concentradores portátiles de flujo continuo o a demanda, mochilas de oxígeno líquido) no sirven de igual forma para todos los pacientes. Hay que evaluar cada caso de forma individualizada y asegurar que el dispositivo prescrito a tu paciente permite corregir la hipoxemia, puede ser transportado y proporciona la autonomía que en cada caso se necesita. Esto no se realiza en muchas ocasiones, puede ocasionar una falta de eficacia, un gasto innecesario de recursos y generar desconfianza y falta de adhesión al tratamiento por parte del paciente. En este sentido, sería necesaria, en mi opinión, una mayor formación a los médicos prescriptores (especialmente a los neumólogos, responsables de la prescripción de los dispositivos portátiles en la mayoría de los casos), ya desde el periodo de formación de la residencia. Si, además, tenemos en cuenta que la asistencia sanitaria sigue siendo muy hospitalocéntrica y centrada en el sistema, en muchas ocasiones no conocemos los equipos, no sabemos qué implica en la práctica para el paciente o cómo lo integra en su día a día ni en su ambiente familiar.

AS.- ¿Qué factores influyen en el éxito de este tipo de terapia? ¿Hay estudios sobre su eficacia y, por otra parte, evidencias del coste-efectividad y de la influencia del cumplimiento del paciente al respecto? ¿Son los profesionales y pacientes conscientes de la importancia de la adherencia al tratamiento?

AH.- Para que el tratamiento resulte exitoso es imprescindible, en primer lugar, realizar una indicación adecuada, elegir el sistema idóneo y asegurar la corrección de la hipoxemia. A partir de ahí es muy importante formar y hacer copartícipe al paciente de los cuidados de su enfermedad e insistir en la importancia del cumplimiento adecuado. Existen estudios que demuestran el beneficio del tratamiento con oxigenoterapia domiciliaria en términos de coste-utilidad. Los estudios que han demostrado la eficacia del tratamiento lo han hecho en pacientes que cumplen las horas prescritas.

“Para que el tratamiento resulte exitoso es imprescindible, en primer lugar, realizar una indicación adecuada”

En muchos casos, por dificultad de accesibilidad a la información o por sobrecarga asistencial, los médicos responsables del seguimiento del paciente con OCD no revisan el grado de cumplimiento (y, por tanto, no intervienen de forma adecuada en caso de incumplimiento). Existe, además, una falta de percepción por parte del paciente del coste real que la terapia supone al sistema sanitario. En todo caso, es imprescindible una mayor concienciación respecto a la importancia del cumplimiento y sería necesario realizar intervenciones dirigidas a optimizar la adhesión.

AS.- Para el paciente dependiente de oxígeno, y de otras terapias respiratorias, ¿cómo de importante es el fisioterapeuta respiratorio? ¿Está suficientemente desarrollado su papel?

AH.- La utilidad de la rehabilitación y Fisioterapia Respiratoria está muy bien establecida en muchas patologías respiratorias, especialmente en algunos enfermos como los pacientes con EPOC o con patología neuromuscular, que en su evolución acaban precisando OCD u otras terapias respiratorias domiciliarias. Lamentablemente, en mi opinión, el papel del fisioterapeuta respiratorio está limitado (especialmente en domicilio) por falta de recursos y sería muy interesante poder implementar programas que permitan atender las necesidades de estos pacientes, a ser posible en su domicilio.

AS.- ¿Qué avances pueden llegar en el futuro y cuáles le gustaría que lleguen a corto o medio plazo? En este sentido, ¿cuáles son las principales líneas de investigación en oxigenoterapia?

AH.- Sería interesante que los avances tecnológicos a medio plazo permitieran incorporar sistemas y dispositivos de oxigenoterapia (tanto estáticos como para deambulación) más adaptables a las características de los pacientes y que hagan mejorar su calidad de vida. Sistemas estáticos silenciosos, energéticamente más eficientes, sistemas portátiles más ligeros, que permitan más autonomía y más flujo de oxígeno. Necesitamos estudios que perfilen mejor la utilidad de la oxigenoterapia intermitente (durante el ejercicio, para la corrección de la hipoxemia nocturna, en otras patologías distintas a la EPOC…), así como el papel del alto flujo de oxígeno humidificado como tratamiento domiciliario en pacientes con enfermedades respiratorias crónicas.

AS.- ¿Están los profesionales sanitarios suficientemente representados en el desarrollo de los concursos de terapias respiratorios domiciliarios?

AH.- Para establecer los criterios de calidad mínimos necesarios en el equipamiento técnico y suministro del servicio por parte de las empresas proveedoras, los profesionales sanitarios suelen estar suficientemente representados, pero obviamente esta valoración se sigue de unos condicionamientos económicos que les son ajenos a los profesionales sanitarios.

AS.- ¿Qué podrían aportar las empresas proveedoras de Terapias Respiratorias Domiciliarias para mejorar la calidad y atención al paciente?

AH.- Las empresas proveedoras de Terapias Respiratorias disponen de una dotación personal (no solo técnica) muy importante, con técnicos y profesionales que se desplazan a los domicilios de los pacientes diariamente. Este acceso a la ‘realidad del paciente‘ podría ser utilizado de forma privilegiada para el beneficio de los pacientes y del sistema sanitario en su conjunto. Sería interesante considerar su papel no solo como meros suministradores de equipos, sino como proveedores de una atención integral, que permita colaborar con los profesionales responsables del seguimiento de los pacientes, realizar intervenciones que mejoren la educación terapéutica, el cumplimiento, adecuar las terapias y dispositivos a las características y situaciones particulares de cada caso. En definitiva, permitir una asistencia de mayor calidad que ponga el foco en el paciente y su entorno y ajustar (no necesariamente disminuir) el gasto sanitario a las necesidades de cada uno.

Deja un comentario