Política y Sociedad Según un informe elaborado por Vision Direct

Solo el 7% de los españoles con problemas visuales usa lentillas

— Madrid 5 Feb, 2019 - 10:30 am

Un estudio sobre el uso de lentillas en España realizado por la compañía de distribución de productos para la salud ocular, Vision Direct, ha reflejado, entre otros datos de interés, que apenas el 7 por ciento de los españoles con problemas visuales usa lentillas.

Entre los factores que influyen en la persona a la hora de decantarse por el uso de las lentillas se encuentra el género, la edad e incluso el lugar de residencia. Además, dicha investigación revela la escasa penetración de uso en una población cuyo 57 por ciento necesita corrección visual.

En el análisis detallado por comunidades autónomas, Vision Direct señala que existen «diferencias importantes». Así, apunta que son las Islas Canarias, con un 12 por ciento, la región con mayor inclinación a su uso. Por el contrario, solo el 6 por ciento de la población de la Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña las usa. A estas regiones les siguen Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Andalucía, con un 7 por ciento; Galicia, con un 8 por ciento; y La Rioja, País Vasco y Comunidad Foral de Navarra, con un 9 por ciento.

Asimismo, este informe sobre lentes de contacto muestra que el sexo y la edad marcan y definen al usuario. Teniendo en cuenta el sexo del usuario, un 64 por ciento son mujeres, frente al 36 por ciento de hombres. Para la población femenina usar lentillas está asociado a la estética, mientras que para ellos es más relevante la comodidad como motivación principal.

Más mujeres que hombres

Respecto a porque son más las mujeres que los hombres, «hay numerosas teorías acerca de esta situación, pero en general se cree que es debido a que las mujeres viven más tiempo que los hombres y es más probable que desarrollen afecciones oculares relacionadas con la edad», explica el director de Operaciones de Vision Direct, el doctor Brendan O’Brien.

En cuanto a la edad, esta investigación de Vision Direct destaca que son los mayores de 45 años los que comienzan a usar las lentillas menos «pese a la gran variedad y tipos de lentes de contacto para cada problema visual». Así, el 48 por ciento de los usuarios tiene entre 18 y 34 años; un 29 por ciento, entre 35 y 44 años; y solo un 23 por ciento tiene más de 45 años.

Atendiendo a las principales razones que alegan los usuarios para decantarse por las lentillas, este documento refleja que son la comodidad, la recomendación del óptico y el hecho de que permiten una mejor visión al adaptarse perfectamente al ojo. No obstante, vuelven a aparecer en este sentido las diferencias por motivos de género, ya que apenas el 2,12 por ciento de los hombres afirma usarlas por pura estética, frente al 9 por ciento de las mujeres.

Las estadísticas de Euromcontact, el representante de industria europeo de lentes de contacto y cuidado de lentes, admite que la comprensión de los consumidores sobre el número de afecciones oculares que pueden tratarse con lentes de contacto está mejorando, con su consecuente aumento en el uso de éstas.

Su uso en el deporte

En este terreno aparece un nuevo aspecto en el momento de elegir las lentillas entre los usuarios, como es el deporte, principal razón para el 8,9 por ciento de los hombres, frente al 0,7 por ciento de las mujeres. Los motivos de esta diferencia pueden estar en que el 22 por ciento de los hombres elige utilizar lentillas diarias, frente a un 13 por ciento de mujeres que las elige mensuales.

“Deportes como la natación o el esquí, que requieren gafas especiales, pueden causar problemas para las personas que usan gafas, ya que puede ser complicado encontrar el equilibrio perfecto entre una visión correcta y una adecuada protección, haciendo que las lentes de contacto sean la mejor opción», concreta el director de operaciones de Vision Direct.

Pese a ello,  esta compañía resalta que «el tipo de lentilla más exitosa en ventas en España es la desechable mensual, con un 57 por ciento de usuarios». Además, añade que «este porcentaje se reduce al 16 por ciento cuando se habla de lentillas diarias, dato que contrasta con las tendencias en Reino Unido y Estados Unidos, donde la tendencia es, desde hace años, hacia la diaria desechable, mucho más cómoda e higiénica».

“En España, el 67 por ciento de los usuarios compran lentillas mensuales, mientras que en Reino Unido, el 70 por ciento elige lentillas diarias”, apunta el director de Marketing de Vision Direct, Ashley Mealor. De hecho, puntualiza que «Reino Unido e Irlanda son los únicos territorios de los que operamos donde las lentillas diarias son populares; en Francia, Países Bajos, Italia y España las lentillas mensuales son las reinas del mercado”.

Principal defecto visual

Según los datos recabados en este informe, la miopía es el principal defecto visual que causa el uso de lentes de contacto y gafas graduadas. De hecho, constata que una de cada dos personas utiliza gafas por este motivo, mientras que entre los usuarios de lentes de contacto, esta razón aumenta al 81 por ciento.

En el cruce de estos datos con los usuarios de gafas, las causas de uso son la presbicia, con un 38 por ciento, seguida del astigmatismo, con un 34 por ciento. Además, se observa que entre los usuarios de gafas existe un porcentaje que lo hace exclusivamente por motivos estéticos, el 0,2 por ciento.

Revisiones oculares

Por otro lado, este estudio muestra datos sobre la regularidad en los revisiones oculares de los españoles y concluye que tres de cada cuatro de los usuarios de lentes de contacto se hacen chequeos, al menos, una vez al año. Frente a estos datos contrasta el 5 por ciento de las personas que dice no preocuparse y deja transcurrir un periodo de más de dos años sin una revisión.

“A lo largo de la vida, la visión cambia”, afirma Brendan O’Brien, por lo que insiste en que «para asegurarse de que se hace un uso adecuado de las lentes de contacto y de que la receta está actualizada, es esencial que los ojos se revisen anualmente, y con mayor frecuencia si tiene dolores de cabeza o problemas con la vista, como imágenes borrosas u objetos flotando en la línea de visión”.

En cuanto al lugar de compra, este informe indica que los españoles son tradicionales y solo unos pocos compran online debido a la comodidad, rapidez y mejor precio. Según los datos de los encuestados por Vision Direct, solo el 2,8 por ciento de los usuarios elige adquirir las lentillas por Internet, frente al 97,3 por ciento que las compra en su óptica de barrio.

En concreto, O’Brien destaca que “Vision Direct solo vende lentes auténticas de marcas populares, que obtenemos directamente de los fabricantes, al igual que cualquier óptico local”. Así, aclara que “la diferencia es que debido a que enviamos tantos pedidos (solo en junio de 2018 recibimos 160.000), podemos negociar descuentos por volumen que transferimos a nuestros clientes». A su vez, subraya que «tampoco se tienen gastos indirectos extra, como tiendas físicas en concurridas calles de ciudad, lo que, de nuevo, nos ayuda a reducir el coste de nuestras lentes”.

Deja un comentario