Industria farmacéutica

Analizan las repercusiones sociosanitarias de la osteoporosis en pacientes geriátricos

Un grupo multidisciplinar de expertos ha puesto de manifiesto las causas y posibles medidas futuras para minimizar las repercusiones socio-sanitarias de la osteoporosis e intentar lograr mejorar la calidad de vida libre de los pacientes geriátricos. La jornada, organizada por Salud Madrid en colaboración con las compañías Amgen y GSK, sirvió para consensuar la necesidad de tratar a la población de riesgo contra la osteoporosis, teniendo en cuenta las peculiaridades patológicas del anciano frágil.

Durante el encuentro, Antonio Alemany, director general de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), indicó que es esencial no sólo llegar a un diagnóstico precoz de la enfermedad, sino también educar e involucrar al paciente en el manejo de la enfermedad, tanto por parte del médico de familia como por parte del servicio de enfermería. “La osteoporosis se puede considerar una enfermedad crónica para la que, afortunadamente, existen diversos tratamientos que pueden prevenir fracturas y evitar futuras hospitalizaciones”, concluyó Alemany.

 

La coordinadora de directores de continuidad asistencial, Marta Sánchez-Celaya del Pozo, hizo hincapié en que el tratamiento de los pacientes geriátricos diagnosticados debe ser integral y multidisciplinar para así humanizar el trato con el paciente y evitar duplicidades a nivel asistencial.

 

Pedro Gil, jefe de servicio de Geriatría del Clínico San Carlos, abordó la necesidad de incluir factores de riesgo genéticos y no genéticos, al igual que el riesgo de caídas, a la hora de calcular el riesgo de sufrir osteoporosis y evaluar la necesidad de implementación de tratamientos, ya que la actual herramienta de cálculo de riesgo no tiene en cuenta el riesgo de caídas. Este dato es incluso más relevante si se tiene en cuenta que el “80% de la población que sufre una caída tiene cinco o más factores de riesgo”, según indicó Cristina Alonso Bouzón, del servicio de Geriatría perteneciente al Hospital Universitario de Getafe, que también comentó la necesidad de abordar la problemática sociosanitaria asociada a la osteoporosis desde la perspectiva de la fragilidad del paciente geriátrico.

 

Carga económica y fracturas

 

Juan Ignacio González Montalvo, jefe de servicio de Geriatría del Hospital Universitario de La Paz, evaluó la carga económica asociada a la osteoporosis en España: “Cada año, se producen una media de 53.000 fracturas de cadera, lo que supone unos 825 millones de euros en concepto de costes de hospitalización”. El coste medio de asistencia hospitalaria por fractura de cadera, según explicó el Dr. González, se sitúa en alrededor de 15.573 euros, mientras que además generan 1.080 plazas de residencia sólo en la comunidad madrileña, puesto que frecuentemente los pacientes sufren problemas de movilidad, lo que ocasiona una disminución de su calidad de vida libre de discapacidad.