Política y Sociedad presenta unas segundas cautelarísimas

Amyts da un nuevo paso contra los servicios mínimos para la inminente huelga MIR de Madrid

— Madrid 10 Jul, 2020 - 1:42 pm

El sindicato médico madrileño Amyts ha presentado unas segundas cautelarísimas ‘inaudita parte’ ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por los servicios mínimos impuestos para la huelga de Médicos Internos Residentes (MIR) de la Comunidad de Madrid, prevista para este lunes, 13 de julio, convocada ante el silencio de la Administración regional a la hora de negociar un Convenio Colectivo para los MIR.

“Tras presentar unas primeras cautelarísimas ‘inaudita parte’,  hemos decidido dar un nuevo paso contra los servicios mínimos impuestos por la Consejería de Sanidad de manera unilateral. En esta ocasión, la Asesoría Jurídica ha decidido unas segundas cautelarísimas ‘inaudita parte’ contra la Orden 769/2020, de 8 de julio, firmada por la Consejería para imponer estos servicios mínimos abusivos, una orden que consideramos ilegal”, explica esta organización sindical.

Isabel Díaz Ayuso

La Plataforma ‘AP se mueve’, un movimiento formado por médicos de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) preocupados por la deriva de sus condiciones de trabajo, muestra su apoyo “a la petición de los MIR de negociar un Convenio Colectivo digno que garantice sus condiciones laborales , así como la convocatoria de huelga a partir del 13 de julio en caso de que no se llegue a acuerdo en dicha negociación, como parece que quiere la Consejería”.

La cartera sanitaria del Gobierno de esta comunidad autónoma exige a los MIR “unos servicios mínimos del 100 por cien, cuando no son plantilla estructural de los centros hospitalarios, y los servicios deben funcionar sin ellos. ¿Será porque la plantilla estructural es del todo insuficiente y precisan de los MIR para que los hospitales funcionen?”, cuestiona este colectivo.

Menosprecio y maltrato

AP se mueve’ considera esta medida “un gesto más del menosprecio y maltrato continuo dado a los médicos, así como una muestra gráfica de la falta de profesionales en todos los ámbitos de la Sanidad Pública, que se ha agravado durante la pandemia de la Covid-19”.

Por su parte, la presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente, Carmen Flores, mandó un escrito a su homóloga en el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con motivo de esta huelga, “algo que Madrid no se puede permitir ni los ciudadanos merecen, y menos en una situación en que la Sanidad debe reforzar los servicios sanitarios”. “Las reivindicaciones de los MIR, no solo son justas, si no que ni siquiera tenían que pedirlas, porque ya tenían que estar cumplidas”, indica.

“Debe poner, de inmediato, lo necesario para no necesitar otro fiasco como IFEMA, teniendo las dotaciones públicas necesarias, ya que, de haber un rebrote, nos encontraremos con más muertes por falta del cumplimiento de sus funciones, una de ellas, acceder a la justas reivindicaciones de los trabajadores; la segunda, reforzar la Sanidad Pública; y la tercera, rezar menos y cumplir más. De llevarse a cabo la huelga, cada muerte, cada situación de desatención, usted será su única responsable. De hecho, ya van tres fallecidos (que sepamos) por nos ser atendidos en los ambulatorios”, manifiesta Carmen Flores a Isabel Díaz Ayuso.

Acciones convocadas

El Comité de Huelga MIR anima “a todos los residentes a apoyar esta huelga y a participar en las acciones que se convoquen en el marco de la misma para denunciar el maltrato sistemático al que están sometidos y a que la Administración sanitaria se digne a escuchar sus propuestas en aras de dignificar la profesión médica y, consecuentemente, garantizar la asistencia sanitaria”.

Para el mismo 13 de julio, en el que da comienzo esta huelga, hay organizados dos actos de visibilización: protesta en cada hospital de la Comunidad de Madrid, a partir de las 8 horas; y una manifestación, de 10 a 12 horas, desde la sede de la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, en la calle Sagasta.