El mirador apariencia técnica del listado de amenazas de la oms

Amenazas máximas a la salud mundial según la OMS. “Olvido” de la pobreza y de la desigualdad

El análisis de las diez amenazas para la salud mundial en el presente año dadas a conocer por la Organización Mundial de la Salud (OMS) genera un cierto desconcierto en el autor pues, como insiste, olvida algunas de las causas fundamentales del enfermar mientras que se presta especial atención a las vacunas como si fueran instrumentos milagrosos.

Dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la duda vacunal es una amenaza máxima para la salud mundial

La duda vacunal es una de las diez amenazas máximas para la salud mundial en 2019, según la OMS.

En sus propias palabras y orden, las diez amenazas son:

1/ Contaminación atmosférica y cambio climático
2/ Enfermedades crónicas no infecciosas
3/ Pandemia de gripe
4/ Zonas frágiles, en crisis
5/ Resistencias bacterianas
6/ Ébola y otros patógenos emergentes
7/ Débil atención primaria
8/ Duda vacunal
9/ Dengue
10/ VIH

https://www.who.int/emergencies/ten-threats-to-global-health-in-2019

La OMS se olvida de graves amenazas

Es sorprendente que la OMS se olvide del hambre cuando hay 800 millones de humanos que pasan hambre y más de 3 millones que mueren cada año por hambre

La cuestión no es tanto la contaminación atmosférica y el cambio climático, sino el antropoceno, la nueva época geológica producida por la actividad insensata de la especie humana, con su divisa del beneficio económico por delante de las personas, cuyo potencial impacto se puede llevar por delante incluso los sistemas sociales. Así, por ejemplo, es extraño que la OMS se centre en la contaminación aérea y olvide la de la tierra y las aguas, sobre todo por su impacto sobre la agricultura y el hambre
https://www.ippr.org/research/publications/age-of-environmental-breakdown

De hecho, es sorprendente que la OMS se olvide del hambre cuando hay 800 millones de humanos que pasan hambre y más de 3 millones que mueren cada año por hambre https://www.xlsemanal.com/actualidad/20171112/el-hambre-silenciada-mundo-muertos.html

El olvido es del hambre pero también de la desigualdad social. Para hacernos una idea, en 1999 se calculó que si toda España tuviera el índice de mortalidad que registra el 20% de las zonas más ricas, cada año se producirían 35.090 muertes menos. O dicho en otros términos: el exceso de muertes en las zonas geográficas más deprimidas representan más del 10% de todas las muertes que se producen cada año en España. Unas muertes que, de no existir las diferencias sociales, no se producirían. «Éstas son muertes tan evitables como las de los accidentes laborales o del tabaco».

Parecidos resultados se han obtenido en otros países, y en las últimos años hay estudios que confirman que la exclusión social y la desigualdad económica conllevan sufrimiento y muertes. Así, no es sano que 26 personas tengan la misma riqueza que la suma de la riqueza de casi la mitad de la Humanidad (3.700 millones)
https://jech.bmj.com/content/53/7/423
https://elpais.com/diario/1999/09/14/sociedad/937260016_850215.html
https://collegeofmedicine.org.uk/social-exclusion-kills-societys-healthcare-systems-can-and-must-help/
https://www.oxfam.org/en/even-it/5-shocking-facts-about-extreme-global-inequality-and-how-even-it-davos

Incluso las “simples» diarreas matan 1,4 millones, y mucho más muertes producen las infecciones de vías respiratorias bajas (neumonías, por ejemplo), en torno a los 3 millones. Es también llamativo el olvido de los accidentes de tráfico/tránsito por los que mueren 1,7 millones de personas.

Por comparación, las muertes por SIDA son 1,1 millón.
https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of-death

Las vacunas no son siempre la mejor solución. Los casos del dengue y de la tuberculosis

La OMS pone su acento en las vacunas, que incluye en varias de las amenazas mundiales, como si fueran soluciones milagrosas sin problemas

La OMS pone su acento en las vacunas, que incluye en varias de las amenazas mundiales, como si fueran soluciones milagrosas sin problemas, cuando son sólo un componente más en el conjunto del manejo de las enfermedades infecciosas
http://www.nogracias.eu/2016/10/12/vacunas-y-enfermedades-infecciosas-desde-el-punto-de-vista-de-la-salud-publica-por-juan-gervas/

Por ejemplo, la OMS olvida señalar que en el dengue la vacuna ha sido un fracaso, con impacto tremendo en Filipinas donde ha caído la confianza en todas las vacunas con la consiguiente epidemia de sarampión, con 70 muertos Es una dura lección, pues se sabía de sus problemas y, al final, la propia OMS ha tenido que cambiar sus indicaciones primitivas y recomendar pruebas previas antes de vacunar contra el dengue https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(18)30865-1/fulltext
http://www.who.int/immunization/diseases/dengue/revised_SAGE_recommendations_dengue_vaccines_apr2018/en/?utm_source=Global+Health+NOW+Main+List&utm_campaign=5d5a43e98e-EMAIL_CAMPAIGN_2018_04_19&utm_medium=email&utm_term=0_8d0d062dbd-5d5a43e98e-2799185
https://www.theguardian.com/world/2019/feb/12/measles-outbreak-in-philippines-kills-70-with-vaccine-fear-mongering-blamed
https://www.actasanitaria.com/el-dengue-y-su-vacuna-una-historia-danina-increible/

En otro ejemplo, contra la tuberculosis lo mejor es evitar la pobreza extrema. Existen estrategias anti-pobreza con pruebas que demuestran su efectividad, pero enfrentarse a la tuberculosis no es sólo contra un germen, es también contra una ideología. “Promover el uso de programas sociales frente a la tuberculosis exige grandes cambios en nuestras creencias como individuos y como sociedad. Hay que aceptar que las inequidades y desigualdades en salud no son cuestiones locales. Que no vivir en pobreza extrema es un derecho, no un privilegio. Que enfrentarse a los determinantes sociales de nuestra salud puede ser tan importante como hacerlo respecto a la biología. Que nosotros, médicos y científicos, no podemos seguir siendo apolíticos”
https://www.theguardian.com/global-development/2018/mar/24/eradicating-poverty-dramatically-reduce-tb-cases-study-finds
https://www.lshtm.ac.uk/newsevents/expert-opinion/fight-end-tb-not-just-against-pathogen?utm_source=twitter-press&utm_medium=social&utm_campaign=The%20fight%20to%20end%20TB%20Not%20just%20against%20the%20pathogen

Por cierto, las vacunas contra la tuberculosis son manifiestamente muy deficientes (la antigua BCG sólo es útil en lugares con gran prevalencia y las nuevas han presentado problemas de eficacia y ocultación de datos)
http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736%2813%2960177-4/fulltext http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(13)60137-3/fulltext https://academic.oup.com/femspd/article/74/4/ftw016/2197781
https://www.bmj.com/content/360/bmj.k66 https://www.bmj.com/content/360/bmj.j5845 https://www.bmj.com/content/360/bmj.j4935 https://www.bmj.com/content/360/bmj.j4935
https://www.actasanitaria.com/tuberculosis-mejor-que-vacunar-es-eliminar-la-pobreza/

Desigualdad social y vacunas

El olvido de la OMS respecto a desigualdad es inexplicable. Incluso en vacunas, lo clave no es la duda vacunal sino la desigualdad social y la falta de equidad, como se demuestra en el caso concreto de los brotes de sarampión. Los brotes de sarampión no se dan al azar, ni su daño es igual en todas las clases sociales. Por ejemplo, en España el mayor brote de sarampión que ha habido se dio en Sevilla, en 2011, entre población marginada, con 1.759 casos (uno mortal). Este caso sevillano es un buen ejemplo del origen de los brotes españoles, asociados más a la exclusión social que a la duda vacunal https://elpais.com/elpais/2015/02/04/ciencia/1423064626_198875.html
http://www.nogracias.eu/2019/01/30/acusar-del-aumento-de-los-casos-de-sarampion-a-los-antivacunas-impide-buscar-soluciones-efectivas-por-juan-gervas/

Sobre el valor social y la equidad en vacunas conviene tener en cuenta que muchas vacunas ofrecen más que beneficios biológicos y si no llegan a las poblaciones marginadas y pobres se plantean graves problemas éticos (y de coste-efectividad)
https://www.healthaffairs.org/doi/10.1377/hlthaff.2015.1088
https://www.healthaffairs.org/doi/10.1377/hlthaff.2015.1438

Al contrario, no es cuestión de equidad el llevar alguna vacuna, como la de la meningitis B en España, a las poblaciones pobres. De hecho, las poblaciones ricas están sometidas al exceso de una vacuna que apenas disminuye un caso (no una muerte, no disminuye muertes) entre 400.000 vacunados, con un coste de 165 millones de euros, efectos adversos aparte. Contra la salud infantil, las indicaciones obligatorias por Ley de la Ficha Técnica, y las recomendaciones de las autoridades sanitarias, la Pediatría española ha logrado vacunar al 70% de los menores de un año. Por supuesto, tal vacunación masiva no ha tenido impacto en la presentación de nuevos casos pero no es extraño que España sea un paraíso de ingresos por la vacuna Bexsero para GSK
https://evidenciasenpediatria.es/articulo/7040/es-efectiva-bexsero-los-primeros-datos-disponibles
https://www.eleconomista.es/sanidad/noticias/9089570/04/18/La-vacuna-de-la-meningitis-arrasa-en-Espana-y-le-da-300-millones-a-GSK.html
https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/112812001/FT_112812001.html
https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/VacunacionMeningococo_ProfSanitarios.pdf
https://www.actasanitaria.com/vacuna-meningitis-b-pediatria-gana-salud-publica-y-perdemos-todos/

Síntesis

La Organización Mundial de la Salud ha seleccionado diez amenazas mundiales para la salud en 2019 que dejan fuera las “causas de las causas”, especialmente la desigualdad social y la pobreza. Es un listado aparentemente “técnico” cargado de una ideología que pretende hacer pasar a la OMS por una entidad “apolítica”.

La OMS ve las vacunas como «la» solución a todos los problemas de las enfermedades infecciosas, ignorando los determinantes sociales y la vacunología social. Además, agrupa a todas las vacunas como si tuvieran la misma efectividad e importancia, con lo que dificulta su uso apropiado.

Nota
Las palabras de la OMS sobre la duda vacunal:

Vaccine hesitancy.
The reluctance or refusal to vaccinate despite the availability of vaccines – threatens to reverse progress made in tackling vaccine-preventable diseases. Vaccination is one of the most cost-effective ways of avoiding disease – it currently prevents 2-3 million deaths a year, and a further 1.5 million could be avoided if global coverage of vaccinations improved. Measles, for example, has seen a 30% increase in cases globally. The reasons for this rise are complex, and not all of these cases are due to vaccine hesitancy. However, some countries that were close to eliminating the disease have seen a resurgence. The reasons why people choose not to vaccinate are complex; a vaccines advisory group to WHO identified complacency, inconvenience in accessing vaccines, and lack of confidence are key reasons underlying hesitancy. Health workers, especially those in communities, remain the most trusted advisor and influencer of vaccination decisions, and they must be supported to provide trusted, credible information on vaccines. In 2019, WHO will ramp up work to eliminate cervical cancer worldwide by increasing coverage of the HPV vaccine, among other interventions. 2019 may also be the year when transmission of wild poliovirus is stopped in Afghanistan and Pakistan. Last year, less than 30 cases were reported in both countries. WHO and partners are committed to supporting these countries to vaccinate every last child to eradicate this crippling disease for good.
https://www.who.int/emergencies/ten-threats-to-global-health-in-2019

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

3 Comentarios

  1. Señorjaviel says:

    Increible:

    A esto: «The reasons why people choose not to vaccinate are complex; (…), inconvenience in accessing vaccines»

    El autor responde esto: «Incluso en vacunas, lo clave no es la duda vacunal sino la desigualdad social y la falta de equidad, como se demuestra en el caso concreto de los brotes de sarampión.»

    Se necesita traductor urgentemente!

    El caso es centrar siempre el discurso en los aspectos mas negativos de la vacunacion «olvidandose» de los enormes beneficios.

    La duda vacunal no existe, nadie la alimenta, no tiene ningun impacto y la OMS que sabrá.

    La «investigacion por intenet» en su maximo apogeo.

    • jesus sanchez says:

      Sí existe la duda vacunal. Como toda medida sanitaria, debe ser adecuadamente estudiad, vistos pros y contras. Si todo es favorable, como en numerosas de las vacunas tradicionales (sarampion, rubeola, parotiditis, tetanos, difteria, polio, hepatitis B, sin olvidar la ya extinta viruela), no hay problema.

  2. jesus sanchez says:

    El problema viene cuando la industria se fija en enfermedades menos prevalentes, pero de consecuencias letales en un reducido grupo, y saca vacunas a veces poco estudiadas, y las promueve «comprando» a políticos y médicos (recuerdo la inmensa comilona que hubo en Sevilla tras la presentación de la vacuna HiB, estaba recién licenciado, colamos varios compañeros a nuestras novias no médicas, sin ningún problema entre cientos, comimos hasta hartarnos, y nos fuimos ya ahítos, a las 23:30 h, cuando ¡estaban trayendo la paella!, como diría chiquito no puedorrr)
    Y si no, se asusta mediante oportunas campañas a la población, caso de la bexsero. ¿Cuándo se habla de los muertos por deficiente vacunación de tétanos, que existen?. ¿Cuándo se potenciarán con suficiente presupuesto los trabajadores sociales para atender a la población marginal, foco de enfermedades absolutamente prevenibles con adecuada vacunación, y muchas otras medidas?
    Como médico, estoy cansado de que la población acuda tanto a nosotors, y no haya en la sanidad pública suficientes enfermeros (para tanto crónico solo en su casa), dietistas (para enseñar una correcta alimentación, no es tan fácil). trabajadores sociales (todo no se arregla con medicinas, hay mucho sufrimiento por pobreza, falta de ayudas,…)
    Como decia mi padre, después de la guerra, un cura atendiendo a un moribundo «encomiendo tu alma…. -eso, eso, padre, en comiendo me pongo buenecito»

Deja un comentario