Industria farmacéutica

Allergan recibe la autorización y el reembolso de BOTOX en España

— 3 Feb, 2014 - 5:04 pm

BOTOX ha recibido, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la autorización de comercialización y el reembolso para el tratamiento de la vejiga hiperactiva idiopática (VHI), en pacientes adultos con síntomas de incontinencia urinaria, urgencia y que han tenido una respuesta inadecuada o no toleran la medicación anticolinérgica, ha informado Allergan.

En nuestro país, aproximadamente, el 23,6% de las mujeres y el 15,4% de los hombres sufre vejiga hiperactiva, en total, más de 6,5 millones de personas padecen este trastorno2. Los casos de vejiga hiperactiva idiopática son de origen desconocido y se caracterizan por una necesidad urgente incontrolada para orinar (urgencia), micción frecuente (frecuencia) y pérdidas inesperadas de orina (incontinencia urinaria). En concreto, hasta un 36% experimenta incontinencia urinaria asociada con urgencia, señalan de Allergan.

A pesar de que padecer vejiga hiperactiva puede llevar al aislamiento social porque afecta a las actividades cotidianas y al trabajo e influye en la intimidad sexual, la salud mental y la calidad del sueño4, más del 80% de las personas afectadas y que se encuentran tratadas con anticolinérgicos abandona esta medicación al cabo de un año, debido principalmente a su falta de eficacia y los efectos secundarios, agrega la compañía.

Por el contrario, “el efecto de BOTOX® dura aproximadamente 6 meses con una única inyección, dependiendo del paciente, por lo que realmente puede llegar a cambiar la vida de muchas personas”, añade el Dr. Jose Manuel Cózar del Olmo, presidente de la Asociación Española de Urología (AEU) y jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada).

Según los estudios EMBARK, el 27,1% de los pacientes tratados con BOTOX no sufría pérdidas de orina en la semana 12 después de la primera inyección. Asimismo, el 46% de los pacientes redujo su incontinencia en un 75%, hasta el 60,5% de los afectados vio sus pérdidas de orina reducidas a la mitad y se redujeron los síntomas más frecuentes, como la urgencia, la frecuencia y la nocturia. Además, añade este urólogo, “la técnica de infiltración de BOTOX® es muy sencilla, no requiere intervención quirúrgica, basta con anestesia local y/o sedación si lo desea el paciente, y son 20 inyecciones intradetrusor, evitando el trígono, que se realizan en apenas 30 minutos”.