Punto de vista apuntes de un boticario

Al recibo de la presente

Consciente de que nadie, y más dadas las circunstancias actuales, ha echado en falta mis “Apuntes” les comunico que al recibo de la presente me encuentro bien.

Mi ausencia voluntaria es debida al que el contenido de mis escritos, en la mayoría de los casos, es de índole personal donde vierto opiniones tangenciales con la sanidad pero preferentemente sociales. Sólo enseño la patita del corporativismo cuando me siento maltratado o mal reconocido como compañero de mis compañeros. No es este el caso.

De cómo se están portando los farmacéuticos de botica no voy a enfatizar. Creo que bien vale la “muestra gratuita” que están dando a todos los españoles. Otra cosa es que cada cual tenga su opinión más o menos magnificada.

Una mirada al coronavirus

Estos breves “Apuntes” no han salido de la nevera, sino paridos sobre la marcha y al hilo de una de las innumerables y agotadoras “noticias” que se vierten cada minuto sobre el coronavirus.

Ahí va la última que he leído:

En la comparecencia (4-4-20) de los representantes del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus, la doctora María José Sierra, jefa de área de Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (que sustituye a Fernando Simón por estar afectado por el Covid-19), dijo entre otras cosas: El objetivo fundamental en la siguiente fase de descalado es diagnosticar precozmente a las personas con síntomas y aislarlas. También se va en la dirección de ver si la gente ya ha pasado la enfermedad, comprobar qué nivel de inmunidad hay en la población.

Leído lo cual sugiero que los 22.000 boticarios repartidos por España puedan aumentar, aún más, sus servicios. Al igual que con los “test de embarazos” las Farmacias, provistas de los de detección rápida del COVID-19, ¡debidamente compulsados!, puedan dispensarlos o bien, a solicitud, realizarlos ellos mismos entre su población próxima.

Ejemplo. Una barriada de una gran ciudad con 30.000 habitantes tiene 20 Farmacias. Como están haciendo los más de 40 farmacéuticos de estas boticas, (afectados y fallecidos aparte), que no es otra cosa que su labor de siempre, desde que empezó el confinamiento seguir dispensando y en esta situación excepcional, a través de la receta electrónica o, ya autorizados llevándolos  a domicilio, los citados farmacéuticos pueden ayudar, aún más.

Un a modo de ejemplo

Supongan. Suena por centésima vez el teléfono fijo o móvil:

“¿Eres Aurori mi boticaria?”.

“Sí Carmela. Te he reconocido por la voz. ¿En qué puedo ayudarte?”

“Que ya llevamos mi marido y yo, como sabes, muchos días sin poder salir…”

-“Lo sé. Díme”.

-Que Antonio lleva desde anteayer con una tos muy seca. Esta noche le he puesto el termómetro y marcaba cerca de 38. Sigue con fiebre y le he dicho que no se levante. ¿Qué hago?.

“Si puedes salir te doy un “test”, luego te lo explico, para que le hagas la prueba del coronavirus. Si, por el contrario no lo crees conveniente, yo, Cristina o Silvia, cuanto que podamos, vamos a tu casa y os lo hacemos.

Conclusión que dicen los artículos “científicos”:

Si Antonio da “positivo”, se comunica a la autoridad competente que determinará la importancia y en consecuencia que siga aislado y, vigilado al tiempo que su mujer también, en casa o ingresado en hospital. En caso negativo todos tranquilos y a seguir confinados.

Con una sencilla multiplicación que yo, lo juro, no sé hacer, se podría estar realizando un amplio cribado de la población y valorar si el estado de alarma puede ser mejor controlado y en todo caso ir remitiendo poco a poco.

Otra cosa es, y acepto mi utópica sugerencia,  que haya suficientes “test” (hablo de los rápidos, el PCR es harina de otro costal) o bien, y este tema no quiero tocarlo, que los adquiridos sean “malos” (no fiables al cien por cien) o defectuosos.

Esto último lo dejo para personas más preparadas que yo y, por supuesto, para los políticos profesionales incluidos también los que, además, son sanitarios.

Termino, como les decía al principio, deseándoles que al recibo de “la presente” estén, al igual que yo, razonablemente bien.

Cordiales saludos.

 

Pedro Caballero-Infante

Farmacéutico. Especialista en Análisis Clínicos [email protected] Twitter: @caballeroinf

2 Comentarios

  1. Aquilino Fernández Soy también Farmacéutico says:

    Me acaban de ofrecer un compañero un test para el Covid19. Fabricado en un pueblo de Málaga para ser exactos en Ronda. ¿que te parece?, Gracias

  2. Pedro Caballero-Infante says:

    Asegúrate. Quizás te hayan ofrecido un Test de Proust.