Industria farmacéutica a raíz de que canadá informara sobre los posibles riesgos

La AEMPS determina el cese de comercialización de las mascarillas quirúrgicas con grafeno

— madrid 16 Abr, 2021 - 9:43 am

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha informado de su decisión, como “medida de precaución”, de cesar la utilización y comercialización de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno en su composición, a raíz de la reciente publicación de las autoridades sanitarias de Canadá, en la que se informa sobre los posibles riesgos por la presencia de grafeno o biomasa de grafeno en mascarillas.

Actualmente, este organismo regulatorio de ámbito nacional está investigando el “riesgo potencial de inhalación de partículas de grafeno por la utilización de estas mascarillas quirúrgicas y el riesgo que, en ese caso, puede suponer”.

La AEMPS confirma que “se ha identificado que, en España, se están comercializando mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno de biomasa del fabricante Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China”, empresa a la cual se “ha solicitado el cese voluntario de la comercialización” de estos productos.

Esta Agencia indica a las empresas distribuidoras que, en caso de disponer de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno, no las distribuyan y las retiren de la venta. Además, si disponen de estas mascarillas de un fabricante distinto a Shandong Shenquan New Materials, deben indicar a las autoridades la información de la empresa que les suministró el producto.

Retiradas en Madrid

Esta misma semana, la tercera de abril, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exigió al Ministerio de Sanidad que comprobara el uso de mascarillas con grafeno. Además, el Ayuntamiento de Madrid recomendó la retirada y la no utilización de estas mascarillas, que fueron distribuidas entre todo el personal municipal, después de que la Junta de Castilla y León y dos hospitales de la Comunidad de Madrid (Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes y Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares) decidieran su retirada como medida de precaución.