Política y Sociedad convocará a los medios este 27 de noviembre

Los implantes, en el punto de mira del Ministerio de Sanidad

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha insistido en que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) “es una institución sanitaria pública que cuenta con el respeto, prestigio y solvencia técnica en el ejercicio de su actividad”, a pesar de los resultados de una investigación periodística internacional que denuncia fallos en el sistema de control de los implantes médicos, un caso sobre el que, previsiblemente, dará explicaciones el Ministerio de Sanidad este martes, 27 de noviembre.

Así lo confirmaron fuentes del citado organismo a Acta Sanitaria. En principio este lunes, 26 del mismo mes, se celebró una reunión con las sociedades científicas, aunque la cartera sanitaria del Gobierno no informó sobre si, finalmente, se llevó a cabo ni en relación con sus conclusiones en caso de que sí se hubiera mantenido este encuentro.

Fue la cadena de televisión La Sexta, junto a 57 medios de comunicación de todo el mundo integrados en el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, quien dio la voz de alarma sobre esta cuestión. En su investigación, alertaron sobre más de cinco millones de incidentes relacionados con implantes médicos en una década, que provocaron 1,7 millones de casos de daños y más de 80.000 muertes.

Reacción de Fenin

A falta de la reacción por parte de la Administración sanitaria del Ejecutivo, sí que la hubo por parte de Fenin, que recordó que, “cada día, millones de personas se benefician de productos sanitarios para la prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y curación de enfermedades y mejora de su calidad de vida”.

“El sector de tecnología sanitaria trabaja con las autoridades y los profesionales sanitarios para mejorar la salud y la calidad de vida de los pacientes. Los productos sanitarios cuentan con el marcado CE otorgado por la AEMPS, como Organismo Notificado español, o por otros Organismos Notificados designados en otros Estados miembro de la Unión Europea, basado en un reconocimiento mutuo establecido por la legislación aprobada por las Instituciones comunitarias, el Parlamento y Consejo Europeo”, describe la Federación.

Según recuerda Fenin, la AEMPS es una institución sanitaria pública “que cuenta con el respeto, prestigio y solvencia técnica en el ejercicio de su actividad”. “Cualquier incidencia con un producto sanitario debe ser comunicada a la Unidad de Vigilancia de la AEMPS, como autoridad competente en España, para que se adopten las medidas oportunas estipuladas en la legislación. Los profesionales sanitarios y las empresas del sector actúan de forma activa ante cualquier incidente”, agrega.

Por último, Fenin reitera su compromiso de seguir trabajando junto con las Administraciones y los profesionales sanitarios en cualquier iniciativa que contribuya a mejorar el sistema de evaluación y seguimiento de los productos sanitarios en beneficio de la seguridad de los pacientes.

Reducir la alarma

También la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) trató de aclarar “ciertos puntos con el objetivo de reducir la sensación de alarma que puede despertarse en la opinión pública y poner en valor la excelencia” del sistema sanitario. “Ni los profesionales médicos ni los centros sanitarios pueden adquirir o implantar dispositivos de dudosa calidad, no autorizados, carentes de certificación europea o fuera del control sanitario”, decretó.

“En España, la vigilancia de la conformidad de los productos sanitarios depende de la AEMPS, cuyo prestigio e independencia están sobradamente demostradas”, destacó este organismo, que cree que “la opinión pública debe mantener plena confianza en los profesionales e instituciones sanitarias, sin perjuicio de que se busque activamente la solución de los problemas que hayan podido ser detectados”.

Deja un comentario