Política y Sociedad Debido a que el perfil del paciente con hepatits C ha cambiado

La Alianza para la Eliminación de Hepatitis pide al Gobierno actualizar la estrategia nacional

— Madrid 3 May, 2018 - 6:41 pm

La Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE) ha solicitado al Gobierno que actualice y adapte la estrategia nacional de la hepatitis C a la nueva realidad, ya que desde la asociación señalan que el perfil de los pacientes cambió sustancialmente desde que la patología se trata con nuevos antivirales de acción directa.

Javier García-Samaniego

El coordinador de AEHVE, Javier García-Samaniego, explicó que desde abril de 2015 se trataron más de 100.000 personas con hepatitis C con nuevos fármacos, que lograron que en la mayoría de casos la enfermedad se presente de forma leve. Javier García-Samaniego señala que también es necesario actualizar los pasos que deben afrontarse para lograr el objetivo de la eliminación.

Según el coordinador de la alianza, el objetivo es posible siempre que a la extensión del tratamiento a todos los pacientes diagnosticados se sumen otras políticas “que empiezan a ser urgentes”. En este sentido, apuntó que la estrategia nacional contra la hepatitis C debe centrarse en cuatro prioridades, que son el desarrollo de políticas activas de cribado; la mejora de la continuidad asistencial para identificar y tratar a todos los pacientes con hepatitis C que no están en las consultas de Hepatología –Atención Primaria, prisiones y adicciones-; el fortalecimiento del diagnóstico en un solo paso y en todos los centros sanitarios; y la promoción de las estrategias de microeliminación.

Abordar estrategias en segmentos específicos

Finalmente, el coordinador de la AEHVE incidió en la importancia de abordar estrategias de microeliminación en segmentos específicos y poblaciones prioritarias como instituciones penitenciarias, donde la prevalencia es diez veces superior a la de la población general, debido principalmente a las prácticas de riesgo que se dan en esta población. Según García-Samaniego, los últimos datos reflejan que esta prevalencia se sitúa entre el 14,8 por ciento en las prisiones administradas por el Ministerio del Interior y del 12 por ciento en las prisiones catalanas.

Sin embargo, concluye que esta prevalencia fue disminuyendo durante los últimos años, de forma paralela a la disminución del VIH y del número de internos UDVP, tanto por las medidas preventivas implantadas en los centros penitenciarios, como por el cambio en las prácticas de riesgo de los internos actuales y, más recientemente, por el tratamiento de muchos de ellos, haciendo viable el objetivo de la eliminación en este segmento incluso antes que en la población general.

Deja un comentario