Tecnología e Investigación Según una investigación del CNIC

El ADN mitocondrial en los exosomas es la alerta que inicia la respuesta antiviral

— Madrid 9 Jul, 2018 - 2:08 pm

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) han aportado información acerca de los mecanismos de defensa del sistema inmune en el aprendizaje temprano para responder a patógenos como virus o bacterias, unos datos que contribuyen a la comprensión de los procesos celulares que se inician en los primeros momentos y explican cómo se comunican los distintos componentes celulares del sistema inmune para dar una respuesta efectiva frente a patógenos.

Así, los investigadores del CNIC determinaron que el ADN mitocondrial contenido en nanovesículas provoca un estado de alerta en las células receptoras que permite la activación del programa genético antiviral. Estas nanovesículas, conocidas como exosomas, son producidas por los linfocitos T y captadas por las células dendríticas mediante contactos intercelulares.

La respuesta inmune frente a los patógenos requiere de la interacción específica entre los linfocitos T y las células presentadoras de antígeno, especialmente, las células dendríticas, proceso conocido como sinapsis inmune. Durante este proceso, explican los investigadores, se intercambia información intercelular tanto mediante conexiones de receptores y sus ligandos, que existen en la superficie celular, como por la transferencia de exosomas.

Componentes de origen mitocondrial

El estudio desvela cómo los componentes de origen mitocondrial se dirigen al sistema endosomal, donde se forman los exosomas posteriormente secretados, mostrando la estrecha relación entre los compartimentos endosomal y mitocondrial. Sobre este hallazgo, los científicos del CNIC resaltan que abre una nueva perspectiva sobre el papel de las vesículas extracelulares en la transferencia horizontal de componentes mitocondriales.

Para esta investigación, el grupo científico de Comunicación Intercelular del CNIC, dirigido por el doctor Francisco Sánchez-Madrid, utilizó modelos animales en los cuales el ADN mitocondrial era distinto y así comprobaron que se producía la transferencia del ADN mitocondrial durante la sinapsis.

Deja un comentario