Política y Sociedad En la reelección del doctor Óscar Castro Reino como presidente de los dentistas de España

“Administración y Justicia deben actuar ante los graves problemas que afectan a los odontólogos”

Pocos días después de ser reelegido como presidente del Consejo General de Colegios Odontólogos y Estomatólogos de España, el pasado 15 de junio, el doctor Óscar Castro Reino ha compartido con Acta Sanitaria sus objetivos de futuro para el colectivo profesional de los dentistas. Ante situaciones como el intrusismo, la publicidad dental sin control, el exceso de graduados y escándalos como el de iDental, el presidente ha pedido acierto a la Administración a la hora de ordenar la profesión y las formas empresariales que afectan a la Odontología, mientras que solicita al poder judicial más contundencia frente al delito.

Óscar Castro

Acta Sanitaria: ¿Cómo valora el reciente proceso electoral del comité ejecutivo del Consejo General de Dentistas?

Óscar Castro Reino: Con respeto y agradecimiento, como es lógico. Al haberse presentado una sola candidatura a la presidencia del Consejo de Dentistas, es fácil comprender que el trabajo realizado durante los últimos cuatro años ha sido ampliamente satisfactorio y que resulta necesario que la profesión siga avanzando en la misma dirección.

Prueba de ello es que la candidatura presentada obtuvo 61 votos del total de 68. Por lo que esta nueva etapa, supone una mayor carga de responsabilidad y una ilusión renovada.

A.S.: ¿Ha habido cambios significativos entre el comité ejecutivo anterior y el entrante?

OCR: No ha habido cambios importantes en el equipo directivo porque cuando algo funciona bien no es necesario cambiarlo. Únicamente procede comentar que nuestro compañero Francisco García Lorente ha asumido en esta ocasión la función de vicepresidente, dado que su antecesor expresó su deseo de no repetir en una nueva legislatura, por razones personales que naturalmente respetamos.

A.S.: ¿Cómo se plantea su programa de actuación para los próximos cuatro años?

OCR: Nuestro propósito es avanzar y concluir los proyectos ya iniciados previamente. Para lo que, sin embargo, partimos de la circunstancia inicial del cambio de Gobierno ocurrido recientemente en España. En lo que respecta a posibles cambios legislativos relativos a nuestra profesión, esto supone volver a explicar a los nuevos responsables políticos del país los cambios que nuestro colectivo profesional necesita.

“Nuestro propósito es avanzar y concluir los proyectos ya iniciados previamente”

Sin embargo, aunque pueda significar un retraso inicial, no se trata de empezar de cero. En los años anteriores hemos mantenido contactos y entrevistas con los diferentes partidos políticos. Con lo que estamos en fase de ponernos al día en este aspecto con el nuevo Ejecutivo.

A.S.: ¿Cuáles son los primeros puntos de contacto entre el Consejo y el nuevo Gobierno?

OCR: El primer asunto de gran importancia sanitaria que ha encontrado el nuevo Ejecutivo tras su formación ha sido el grave problema causado por la cadena de clínicas iDental. Se trata del mayor escándalo del sector sanitario dental que se ha producido en el mundo, cuyos efectos aún estamos conociendo. Esto ha sorprendido al nuevo equipo de Gobierno que, lógicamente carecía de los necesarios conocimientos previos para entender el alcance de una crisis de esta envergadura. Lo que les llevó rápidamente a ponerse en contacto con el Consejo para disponer de información técnica y actualizada.

“Atendimos inmediatamente la solicitud de información sobre el caso iDental, por parte del Gobierno de España”

Podemos decir que, a día de hoy, el Ejecutivo ya está informado por nuestra parte sobre el asunto iDental. Un problema que afecta a una horquilla de ciudadanos que puede ir de los 60.000 a los 90.000. Provocado por el cierre de 24 macro clínicas en once comunidades autónomas, y con efectos presuntamente punibles por fraude y delitos contra la salud pública. De manera que estamos a total disposición del Ejecutivo para todo aquello que requiera.

Somos conscientes también en el Consejo General de que este asunto ha sido causado por una realidad administrativa como la actual y que, como es lógico, toca a la propia Administración dictar las medidas necesarias para que no se vuelvan a producir casos similares. Asimismo, será necesario dar una salida a los pacientes que han recibido tratamientos defectuosos o que los han visto interrumpidos al ocurrirse el escándalo y el cierre de las clínicas.

A.S.: ¿Qué debe hacer la Administración, por tanto, para evitar casos como el de iDental?

OCR: Como hemos explicado, corresponde a la Administración adoptar las medidas legislativas que eviten en un futuro que se puedan dar situaciones como la actual. Por un lado tendrá que haber un estricto control de la publicidad sanitaria y, por otro, habrá que dar fin a las sociedades de intermediación que funcionan en detrimento de los pacientes y las sociedades profesionales.

Cuando el bien a cuidar es la salud, nunca debe primar la idea de negocio. Es muy importante no dar cabida a especuladores o fondos buitre en el ámbito sanitario y dental. Porque, como se sabe bien, los que acaban sufriendo las consecuencias, siempre son los grupos sociales más desfavorecidos.

Óscar Castro Reino

A.S.: ¿Cuáles son las principales demandas del colectivo profesional de los odontólogos en esta nueva etapa?

OCR: Se mantiene como demanda de la profesión la ampliación de la cartera de servicios de la sanidad pública hacia la salud bucodental. Además de la necesaria convergencia con el resto de Europa en la restricción de publicidad y la contención en el número de facultades de Odontología. Porque persiste el problema de base de que España es el país europeo con mayor número de dentistas por población, junto al menor uso de esta prestación por parte de la población.

Además, existe un tercer factor, que es la mayor tasa también de colocación de implantes. Por lo que es claro que resulta deficitaria la cultura odontológica del país, sin que haya planes específicos para incrementarla.

Desde el Consejo insistimos en que la prevención es el mejor tratamiento y el más económico. Pero suele faltar en los decisores políticos una visión estratégica que trascienda los periodos electorales y que haga posibles esos planes de previsión necesarios para mejorar la salud de los ciudadanos a largo plazo. De lo que se deduce que ser estadista es pensar en el bienestar de las generaciones venideras.

“Desde el Consejo insistimos en que la prevención es el mejor tratamiento y el más económico”

Como ejemplo de previsión, sabemos ya que atender debidamente la salud bucodental infantil en el País Vasco ha reducido en 20 años la incidencia de caries en más del 40 por ciento. Lo que lleva a pensar que una persona tendrá su boca en un estado u otro, según la comunidad autónoma en la que viva.

Es, por tanto, tarea de la política, velar porque los colectivos más vulnerables de la sociedad, como los niños y las personas mayores, o con discapacidad, tengan una salud bucodental adecuada. A la vez que se aplican planes preventivos en niños y embarazadas para que la población futura no tenga una salud bucodental y general disminuida. Ya que existe otro aspecto económico que muchas veces no se tiene en cuenta, y que es el gran absentismo escolar y laboral que provocan las enfermedades de la boca. Con un impacto claro en la economía del país.

“Es tarea de la política que los niños y las personas mayores y con discapacidad tengan una salud bucodental adecuada”

A.S.: ¿Qué factores afectan especialmente a la profesión de dentista en la actualidad?

OCR: No es función del Consejo General emitir juicios sobre los modelos empresariales que hacen posible tener una clínica dental. No obstante, sí advertimos desde esta institución que las sociedades de intermediación no están sujetas a nuestro código deontológico profesional.

Esta falta de freno explica la existencia de situaciones tan graves con las que representa iDental. Esto nos convence de que no sólo es necesario controlar la actividad empresarial, sino también prohibir comportamientos alejados de toda ética como los observados.

“Las sociedades de intermediación no están sometidas a nuestro código deontológico profesional”

No hay que olvidar que hay precedentes tan negativos como el escándalo de Funnydent, y el cierre de su cadena de clínicas, o el caso de Vitaldent, que puso el foco en el fraude y la evasión de capitales como formas de actuación empresarial.

A.S.: ¿Ante qué instancias actúa el Consejo de Dentistas en defensa de los profesionales de la Odontología?

OCR: El Consejo de Dentistas no representa a los colegiados de manera individual, sino que es la suma de los colegios territoriales. Es una corporación en la que se unen todos los colegios profesionales de dentistas de España, con un consejo interautonómico en el que están representadas todas las 17 comunidades autónomas. Al tiempo que en su Asamblea General incluye a los 52 colegios profesionales del país, con inclusión de Ceuta y Melilla.

De esta forma, el Consejo General es interlocutor de la Administración General del Estado para las cuestiones de alcance nacional. Por ejemplo, en el preocupante tema del intrusismo profesional que padecen los dentistas, hemos mantenido entrevistas y cursado escritos a la Fiscalía General del Estado sobre el efecto escasamente disuasorio de las penas que se imponen a los culpables, debido a su escasa cuantía. Con la consecuencia de que al intruso le resulta barato serlo, aun siendo judicialmente condenado por ello. Porque se aplican penas tan irrisorias que no impiden que el intruso vuelva a incurrir en esta práctica ilegal.

“Las cuantías de las multas son tan escasas que no disuaden al intruso profesional de incurrir en esa práctica ilegal”

Aunque el 90 por ciento de los casos de intrusismo son cometidos por protésicos dentales, solicitamos de forma reiterada a los órganos legislativos del país que regulen adecuadamente la actividad con carácter general. A lo que añadimos la necesidad de que las penas que se impongan a estas prácticas ilícitas sean lo suficientemente ejemplarizantes. Lo que sólo puede venir de una regulación tan rigurosa como contundente. Y con alcance punitivo no sólo contra los que cometen el delito en primera persona, sino también contra aquellos que les animan y amparan, incluso desde espacios de representación profesional.

A.S.: ¿Por qué la plétora profesional se mantiene como una importante preocupación del Consejo?

OCR: También en este terreno volvemos a pedir una regulación firme y que conlleve la fijación de números clausus. En la actualidad ya somos más de 36.000 dentistas en España. Una cifra que excede la demanda profesional del país y que explica la salida al exterior de un importante número de graduados. Mientras que parte de los que no tienen esa opción, son víctimas muchas veces de cadenas Low Cost y de situaciones profesionales en las que la rentabilidad en un contexto de competencia excesiva pasa por ofrecer salarios muy bajos y recursos insuficientes para la actividad profesional.

“El exceso de dentistas en España explica el fenómeno de las clínicas Low Cost y los bajos salarios”

Dentro de esta situación negativa, también se sitúa la figura del falso autónomo a la que se somete a no pocos dentistas. Jóvenes graduados en Odontología que no sólo se ven obligados a pagar cuotas a la Seguridad Social por trabajar, sino que también pierden sus derechos a vacaciones o, incluso, a caer enfermos. Con lo que se dan unas condiciones laborales impropias del siglo XXI en el que vivimos, muchas veces provocadas por cadenas marquistas.

“La figura del falso autónomo somete a muchos dentistas a condiciones laborales impropias del siglo XXI”

En este punto, nos hacemos eco de las noticias publicadas sobre la actuación de la Inspección de Trabajo en relación con una sociedad de seguros de enfermedad y dental en la que se han detectado, al menos, medio centenar de estos falsos autónomos. De manera que volvemos a encontrar imprescindible también una actuación pública ejemplarizante, en este caso por parte del citado servicio inspector. Dado que, de lo contrario, muchos jóvenes dentistas formados excelentemente en España, seguirán sin ver posible otro horizonte profesional que irse a trabajar a otro país.

Añadiría también que, es esencial desmentir el equívoco de que una gran abundancia, o exceso, de profesionales de la Odontología redunda en una mejor salud bucodental de los ciudadanos. Muy al contrario, una oferta descontrolada hace que, no sólo se aquilaten los salarios de los profesionales, sino que también se ajusten los costes de los materiales utilizados usados en la práctica clínica, con lo que se reduce la calidad de la prestación.

“Es falso que un exceso de dentistas redunde en una mejor salud bucodental de la población”

A.S.: ¿Existen aún más preocupaciones para nuestros graduados en Odontología?

OCR: Desgraciadamente, sí. No sólo es muy lesivo para el país ver cómo jóvenes graduados trabajan en condiciones muy precarias o tienen que irse a buscar su futuro en otro país. También lo es saber que se trata de personas muy brillantes que han tenido que superar notas de corte muy altas para acceder a sus estudios superiores.

A ello se añade que, en España, no disponemos de especialidades odontológicas, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania o Portugal, entre otros muchos países de nuestro entorno. Esto provoca que nuestros dentistas solo pueden trabajar en esos países como odontólogos generales y no como implantólogos, endodoncistas u ortodoncistas, con clara merma de sus aspiraciones salariales.

“La falta de especialidades odontológicas en España expone a los dentistas que emigran a niveles salariales inferiores”

Sin salir del terreno de la formación, y en referencia a los másteres y títulos propios, también animamos a que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y el propio ministerio competente en la materia pongan orden en las certificaciones, ya que no todo lo que se ofrece en la actualidad tiene el nivel exigible.

A.S.: ¿Se ha avanzado en la percepción social del dentista como agente de salud?

OCR: Es bastante manifiesto que la imagen del dentista como profesional con una situación económica elevada ha dado paso a otra más actual en la que se le percibe como una persona altamente formada y al servicio de la salud de la población. La gente nos ve trabajando hombro con hombro por la situación sanitaria de las personas y es consciente, de manera progresiva, de que la salud es un bien propio de todo el organismo, que muchas veces empieza por la boca.

“Los ciudadanos son cada vez más conscientes de que la salud del cuerpo humano también empieza por el cuidado de la boca”

En esa línea tiene muy buena acogida la alianza suscrita entre los odontólogos y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), materializada en acciones conjuntas que advierten de las muchas conexiones que hay entre la mala salud bucodental y las enfermedades cardiovasculares, algunas de ellas mortales. Algo que también ocurre, por ejemplo, en las descompensaciones diabéticas. Y sin olvidar aquellas infecciones que empiezan en la boca y pueden afectar a órganos tan importantes como el cerebro.

A.S.: ¿Estima que la puesta del Gobierno actual por la sanidad universal aumentará la salud bucodental de los ciudadanos?

OCR: Pensamos que el objetivo no es dar de todo a todos, con prestaciones mediocres, sino lograr altos estándares de prestaciones para el conjunto de la población. La sanidad, como ocurre con las autopistas y el resto de servicios e infraestructuras, son bienes financiados entre todos a través de los impuestos. De manera que, en el momento que la ciudadanía pide determinadas prestaciones, a través de una cartera de servicios asistenciales más amplia, o si los presupuestos generales del Estado determinan partidas finalistas a áreas de salud concretas para colectivos sociales desfavorecidos, lo cierto es que hay que atender esas demandas.

“Es lógico atender demandas sociales de ampliación de prestaciones bucodentales, especialmente para colectivos vulnerables”

El Consejo General es una institución profesional que procura la salud de los ciudadanos, empezando por la de los colectivos más vulnerables y, desde esa perspectiva estamos siempre abiertos a colaborar con el gobierno vigente en cada momento. Por ello, el actual Ejecutivo nos tiene a su total disposición para contribuir a instaurar planes que redunden en una mejor salud bucodental de la población.

Kathryn Kell y Óscar Castro Reino

A.S.: ¿Qué presencia tendrá la Odontología española en el próximo Congreso Dental Mundial?

OCR: España es uno de los países más importantes de la Federación Dental Internacional (FDI). En 2017 nos cupo el honor de ser sede de su congreso mundial. Y a la vuelta del verano tocará a Buenos Aires ese mismo privilegio.

Esto es un gran motivo de alegría para nosotros porque Argentina es un país hermano con el que compartimos lengua, cultura y lazos muy estrechos. De forma que estaremos junto a nuestros colegas y compañeros del otro lado del Atlántico con toda nuestra energía e ilusión.

A.S.: ¿Es importante el número de dentistas originarios de América Latina que ejercen en España? ¿Y a la inversa?

OCR: En la década de los años 80 del siglo pasado, muchos dentistas vinieron desde Iberoamérica a ejercer la Odontología en España, al existir una escasez de este perfil profesional aquí y estar inmersos los países de origen en crisis socioeconómicas profundas. De hecho muchos de ellos se nacionalizaron en España al encontrar condiciones de ejercicio profesional favorables.

“Estaremos junto a nuestros colegas argentinos con toda nuestra energía e ilusión, en el próximo Congreso Dental Mundial”

En la actualidad esos flujos de profesionales se han visto más equilibrados por los requisitos de homologación administrativa de títulos, que se han ido haciendo más exigentes con el tiempo.

En el caso de los dentistas españoles que salen al exterior, pueden tener como destino más inmediato Francia, pero la realidad es que se irradian a todos los países de Europa, con fuerte presencia, por ejemplo, en Reino Unido y Alemania.

A.S.: ¿Propicia la actual situación económica una mayor afluencia de pacientes a la consulta del dentista?

OCR: La actividad odontológica, privada en su gran mayoría, es muy sensible a las crisis económicas que atraviesa el país en momentos de su Historia. Si bien es cierto que se observa en las consultas una mayor disponibilidad de renta en las familias e individuos, existe otro aspecto menos positivo.

Al ser claramente permisiva la publicidad de servicios dentales, se ha instalado en la sociedad cierta tendencia a la búsqueda de ofertas y precios a la baja que, muchas veces, no son sinónimo de una buena atención sanitaria.

“La falta de control en la publicidad dental  prima la búsqueda de ofertas en precio sobre la excelencia en los tratamientos”

Esta mercantilización o cosificación de las prestaciones hace que se priorice, por ejemplo, el precio o la oferta de un implante, antes que la experiencia clínica, habilidad y formación del médico que va a realizar la intervención y el tratamiento más adecuado a seguir. Hay que recordar al paciente que ser intervenido y tratado conlleva una responsabilidad por parte del profesional que le atiende y que eso no se debe confundir nunca con comprarse cualquier bien de consumo.

Por eso, sí es cierto que la salida o atenuación de la crisis se traduce en un mayor número de consultas, pero también lo es que buena parte de ellas son en busca del precio más bajo, como decimos, obviando otras razones más importantes.

A.S.: ¿Por qué la actividad odontológica es profesión de innovación?

OCR: La Odontología es probablemente uno de los campos de la salud en los que más se innova. El dentista está siempre inmerso en mejoras sobre materiales, técnicas y tecnologías.

En ese sentido, la I+D+i es algo que el Consejo General quiere potenciar en gran medida, para sumar esta capacidad al gran prestigio del que gozan los dentistas españoles en el mundo.

Se trata de ganar protagonismo también en innovación, sin esperar a que las últimos avances industriales siempre vengan de fuera.

A.S.: Para concluir, ¿qué les diría a los lectores de Acta Sanitaria para que mejoren su salud bucodental y general?

OCR: Me gustaría recordarles, desde el afecto, que la salud bucodental no es cara. Lo que resulta caro es recuperarla cuando se ha perdido, en mayor o menor grado. Un control exhaustivo por parte del dentista, generalmente en consulta anual, garantiza una buena boca por muchos años y por un desembolso asequible para cualquier bolsillo.

“La salud bucodental no es cara. Lo que resulta caro es recuperarla cuando se ha perdido”

1 Comentario

  1. Susana Nuñez says:

    Excelente entrevista y respuestas insuperables del Dr. Óscar Castro Reino, pero quisiera acotar algo con respecto a los homólogantes condicionados a presentar pruebas las cuales tienen un coste para inscribirse de cierta cantidad, como se explica que una cantidad de ochenta (80) alumnos que presentan una prueba solo aprueben dos (2) de los ochenta y esto sucede en todas las comunidades autónomas de España, consideró y sugiero de una manera muy respetuosa que debe ser revisado porq según los preceptos educativos debe haber un fallo en la elaboración de las pruebas con las consecuencias violatorias de los derechos de los extranjeros que quieren regularizar su situación laboral y profesional en España en este caso los odontologos.

Deja un comentario