Derecho Sanitario Según la Abogada General del TJUE

La ley europea de discriminación por discapacidad se opone a un convenio colectivo alemán

— Madrid 29 May, 2018 - 5:31 pm

La Abogada General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Eleanor Sharpston, ha concluido, bajo la petición del Tribunal Regional de lo Laboral de Hamm, en Alemania, que la norma de discriminación por razón de discapacidad establecida en la Directiva 200/78CE del Consejo se opone a una disposición recogida en un convenio colectivo alemán, porque perjudica económicamente a una persona discapacitada.

El Tribunal Regional de lo Laboral de Hamm solicitó al Tribunal Europeo que examine la aplicación de las normas de discriminación del Consejo por razón de discapacidad como consecuencia de un litigio que mantiene la Administración alemana con Surjit Singh Bedi, un trabajador que tenía derecho a percibir una prestación en virtud de un convenio colectivo que garantizaba unos medios de subsistencia a los trabajadores que habían perdido su empleo.

Sin embargo, el ciudadano alemán perdió este derecho porque se le permitió acceder a una pensión de jubilación anticipada por discapacidad. A consecuencia de ello, el trabajador afectado sufrió una pérdida económica significativa y denunció los hechos. Ahora, Eleanor Sharpston en sus conclusiones preliminares sostiene que la Directiva 200/78CE del Consejo, relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación, debe interpretarse en el sentido de que “se opone a la disposición del convenio colectivo”.

La disposición se extingue en el caso del trabajador con discapacidad

La Abogada General expone en sus conclusiones que dicha disposición se extingue respecto de los trabajadores con discapacidad al percibir una pensión de jubilación anticipada, mientras que los miembros del personal que no están afectados por una discapacidad pueden continuar recibiendo la ayuda de transición hasta que adquieren el derecho a la jubilación en la edad normal y con la cuantía íntegra.

Por último, señala que al trabajador con discapacidad no se le ofrece la opción de continuar recibiendo ninguna ayuda hasta alcanzar la edad normal de jubilación,”lo que le permitiría continuar activo en el mercado laborar de la misma manera que sus compañeros sin discapacidad”. La magistrada del TJUE considera que el trabajador se ve obligado a soportar una pérdida económica significativa en caso de que desee seguir trabajando hasta cobrar su pensión de jubilación de manera íntegra.

Deja un comentario