Política y Sociedad Junto con un estilo de vida más saludable

Abandonar el tabaco es la principal clave para evitar comorbilidades en personas con sida

— Madrid 25 Jul, 2019 - 4:14 pm

Esteban Martínez

El presidente del Grupo de Estudio del Sida de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (GeSIDA), el doctor Esteban Martínez, ha participado en la sesión plenaria de la última jornada de la 10ª Conferencia sobre VIH de la Internacinal AIDS Society en Ciudad de México, con el fin de presentar claves para abordar las posibles comorbilidades que presenten las personas con el virus de esta enfermedad, entre las que destacó la «necesidad» de promover el abandono del hábito tabáquico para evitar comorbilidades y un estilo de vida más saludable.

La prevalencia de la adicción al tabaco, según informa GeSIDA, es el doble en personas con VIH que en la población general, por lo que está involucrada en la presencia de diferentes comorbilidades, como problemas cardiovasculares o diversos tipos de cáncer. No obstante, «el tratamiento de estas comorbilidades también resulta esencial para asegurar una mayor calidad de vida de las personas con VIH a largo plazo», apunta.

El abordaje de las comorbilidades resulta más efectivo que cambiar al paciente su medicamento antirretroviral; sin embargo, algunas terapias indicadas para tratar este tipo de patologías pueden aumentar el riesgo de interacciones farmacológicas, por lo que es posible que deban ser necesarias ambas intervenciones, según explicó Esteban Martínez.

Las comorbolidades son más comunes a medida que las personas con VIH envejecen por lo que se recomienda detectarlas en todos aquellos pacientes con el virus mayores de 40 y 50 años. Tal como indica Martínez, «la edad es, de por sí, el factor de riesgo más importante de presencia de una comorbilidad». Estas patologías concomitantes, aparte de afectar directamente al sistema inmunológico, también pueden influir en la aparición de otras dolencias como la aterosclerosis, daño neuronal o inflamación generalizada.

Deja un comentario