Política y Sociedad Según el Hospital Fundación Jiménez Díaz y AstraZeneca

Los pacientes de asma ocupacional representan a entre el 15% y el 20% de los adultos con la enfermedad

La alergóloga Mar Fernández, quien trabaja en el equipo de este área en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid y en la Unidad Multidisciplinar de Asma (UMA), ha destacado, durante una jornada informativa organizada en colaboración con la compañía farmacéutica AstraZeneca, que entre el 15 y el 20 por ciento del asma en adultos tiene que ver con el trabajo, es el tipo de esta patología conocida como «asma ocupacional».

Mar Fernández

Junto a esta especialista asistieron al citado ciclo el jefe del Servicio de Neumología y coordinador de la UMA de dicho centro sanitario perteneciente al Grupo Quirónsalud, el doctor Nicolás González, la neumóloga María Jesús Rodríguez y la inmunóloga Victoria del Pozo.

A modo de resumen inicial, Nicolás González explicó, a grandes rasgos, que «el asma es una enfermedad pulmonar que se produce por la obstrucción de los bronquios y que es reversible gracias a los tratamientos que se administran en la actualidad». No obstante, añadió que «se trata de una patología prevalente y muy heterogénea, que está infravalorada y no diagnosticada en la mayoría de los casos».

Además, el jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz subrayó que «el asma es una enfermedad mal percibida por los pacientes, lo que puede dar lugar a un incremento del cuadro de agudizaciones de la misma». Según los datos facilitados por este especialista, en el mundo existen 300 millones de personas con esta enfermedad y en España se alcanza la cifra de 3,5 millones de pacientes afectados.

Enfermedad no controlada

En su forma grave, González resaltó que se debe a que «los pacientes responden mal a los tratamientos y llega a perjudicar en la calidad de vida de los mismos, tanto en el ámbito personal como en el laboral». En esta línea, María Jesús Rodríguez detalló que «el asma grave es una enfermedad conocida, pero infravalorada en cuanto a la baja percepción de la gravedad que puede llegar a tener».

María Jesús Rodríguez

Además, dicha neumóloga insistió en que «no se puede decir que el asma sea una enfermedad controlada, ya que produjo 1.118 muertes en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), una cifra superior a la del 2016». Sobre la mortalidad registrada en España en 2018, el jefe de Neumología de dicho hospital apuntó que «el asma ha producido 1.178 fallecidos».

Por este motivo, González remarcó la importancia que tiene distinguir en el diagnóstico «los fenotipos de asma para poder ajustar mejor el tratamiento en el paciente, ya que esta enfermedad, si no se detecta, puede llegar a incrementar el riesgo de complicaciones y muerte».

Para que los pacientes de asma grave puedan ser evaluados de una manera más integral por diversos especialistas de los Servicios de Neumología, Inmunología y Alergología, la Fundación Jiménez Díaz cuenta con la UMA, «una de las unidades de referencia en España acreditada como excelente por las sociedades españolas de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)», indicó este especialista.

Alto nivel de contaminación

En relación con el asma ocupacional, Mar Fernández expuso, durante esta jornada organizada junto a AstraZeneca, que «existen dos grupos: con peso molecular alto y con peso molecular bajo, que es el que cada vez está emergiendo con más fuerza y es el que se da dentro de la industria», y de manera más específica «en los profesionales de peluquería y estética».

Victoria del Pozo

Dados los altos niveles de contaminación en ciudades como Madrid, esta alergóloga comentó que «afecta mucho a los pacientes de asma haciendo que empeoren, algo que resulta perjudicial también para el resto de personas que padecen otro tipo de enfermedades pulmonares y puede ser un factor que predispone a este grupo de patologías».

En consecuencia, el asma es una patología «tratable y curable con vacunas», resumió Fernández, a lo que añadió que, «con los nuevos fármacos, se abre una puerta a la esperanza para llegar a decir que es curable». De cara al futuro, manifestó que «se pretende modificar el mecanismo que la produce».

Por su parte, Victoria del Pozo concluyó que “el modelo de Medicina multidisciplinar aporta grandes ventajas para el paciente, ya que facilita la integración de conocimientos y el abordaje de dicha patología con una perspectiva integral, sobre todo, ahora que estamos en una nueva etapa en la forma de enfrentarnos al asma que se acerca cada vez más a la Medicina de Precisión».

Deja un comentario