Farmacia Prestó su apoyo con una de sus tres becas de investigación

Un estudio gestado en el COFB revela que seguir la medicación en farmacia sube la calidad de vida

— Barcelona 29 Jun, 2016 - 6:29 pm

Un estudio gestado en Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), ya que ha sido apoyado por esta corporación al surgir de una de las tres becas de investigación que otorgó durante el curso 2014-2015, concluye que «aumentaría en más de cinco años la calidad de vida de los pacientes a quienes se hace seguimiento de la medicación desde la farmacia».

cofbSegún expone la mencionada institución colegial sanitaria de ámbito provincial, el citado dato de este trabajo de los investigadores Martha Milena Silva, Anna Font, Laura Rius, Clara Bermúdez y Gerardo Colorado Díaz fue extraído «a partir del cálculo de los Años de vida ajustados por calidad (AVACs)». Sus autores realizaron el seguimiento de 252 pacientes atendidos en la Unidad de Optimización de la Farmacoterapia (UOF) de una farmacia comunitaria de la localidad barcelonesa de Granollers durante cuatro años.

«Esta Unidad ocupa un espacio en la farmacia en el cual se ofrece atención farmacéutica al paciente para dar respuesta a problemas de salud relacionados con los medicamentos», indica esta investigación, que comparó los resultados obtenidos en el grupo de intervención, formado por 100 pacientes a quienes se hizo el seguimiento de la medicación en la farmacia, y los del grupo de control, que lo constituyeron 140 pacientes, que recibían otros servicios clínicos de la cartera de servicios asistenciales de la farmacia.

En este contexto, el trabajo señala que para establecer la relación entre esperanza y calidad de vida, y extraer los más de cinco años de diferencia entre los grupos de intervención y de control, «se aplicó el EuroQol, un instrumento estandarizado que se utiliza para medir resultados de salud y que se compone de dos partes». «La primera es una descripción del estado de salud en cinco dimensiones», afirma, al tiempo que explica que, en la segunda, «el individuo puntúa su estado de salud en una escalera visual analógica que va de 0 (peor estado) al 100 (mejor estado)».

Mejora en todas las dimensiones

«La mejora de los AVACs en el grupo intervención puede explicarse porque, gracias a la optimización de los tratamientos farmacológicos que tienen prescritos para tratar sus problemas de salud, se consigue una mejora de todas las dimensiones -especialmente en aquellas relacionadas con el dolor/malestar y ansiedad/depresión-«, señala el estudio, que añade que «la intervención del farmacéutico, que va más allá del tratamiento al tener en cuenta también factores sociales, económicos y emocionales de los pacientes atendidos, impide que las dimensiones empeoren».

Por último, la investigación muestra que este profesional sanitario «contribuye a que la calidad de vida del conjunto sea más favorable». «No tomar adecuadamente la medicación puede derivar en problemas de salud para el paciente, por lo que es necesario introducir una farmacoterapia optimizada que contribuya a una mayor efectividad y seguridad de los tratamientos», concluye.

 

 

 

Deja un comentario