Política y Sociedad

UGT DENUNCIA EL SOBRECOSTE DE LOS NUEVOS HOSPITALES DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Según este análisis, de acuerdo con los datos conocidos hasta hoy, este sobrecoste no se ha traducido en una mayor calidad asistencial ni en un aumento de la cartera de servicios, sino más bien lo contrario. A juicio del sindicato, la Consejería impulsa en la gestión del Servicio Madrileño de Salud un modelo de mercado, libre circulación y negocio con la enfermedad, “algo mortal a medio plazo” para la sanidad madrileña. UGT-Madrid señala, como ejemplo, que el precio al año de una cama en el Gregorio Marañón es de 253.293 euros, frente a los 505.405 euros que cuesta en el Infanta Leonor. Según añade el sindicato, las nuevas formas de gestión privada impulsadas por el Gobierno Regional en los nuevos hospitales le está saliendo muy caro a los madrileños, más del doble de lo que cuesta la gestión pública de los hospitales tradicionales.

Preferencia por lo público

Según UGT, los hospitales públicos ofrecen una mayor cartera de servicios médicos, capacidad para ofrecer respuestas asistenciales de una mayor especialización y complejidad sanitaria y, al mismo tiempo, unos servicios de investigación médica de primer nivel. El sindicato asegura también que cada vez son más personas las que prefieren los centros públicos y rechazan la oferta de la Consejería de Sanidad para ser operados en un centro sanitario privado. broken links test

Así lo ponen de manifiesto tanto los datos oficiales sobre evolución de la lista de espera quirúrgica en la Comunidad de Madrid, como el último barómetro sanitario del Ministerio de Sanidad publicado. En el primer caso, los pacientes que rechazan la propuesta de Sanidad para operarse en un centro privado concertado han pasado de 3.984 (a fecha 31/12/2004) a 18.611 pacientes (a 31/12/2009), lo que supone 4,6 veces más. En el segundo caso, se pone de manifiesto que el 66,8 por ciento de los ciudadanos prefiere centros público frente a un 17 por 100 que opta por centros privados.

Ni más baratos ni de mejor calidad asistencial

El coste de la cama al año en los hospitales tradicionales de alta complejidad oscila, dependiendo de su cartera de servicios, entre los 253.293 euros del Gregorio Marañón, los 290.480 del Ramón y Cajal, los 298.781 del Doce de Octubre, los 299.775 de la Paz y los 337.565 euros del Clínico. Frente a esto, este mismo análisis refleja que en los nuevos hospitales, con una menor especialización y una reducida cartera de servicios, la franja oscila entre los 335.331 euros del hospital del Henares-Coslada, los 468.191 de la Fundación Jiménez Díaz y los 505.405 euros del Infanta Leonor.

Mención especial cabe sobre el coste anual de la cama en los dos hospitales recién adjudicados (Torrejón y Móstoles), siendo de 323.794 euros para el primero y 400.269 euros para el segundo, sin que los datos conocidos de estas dos adjudicaciones, en resolución provisional, expliquen por qué esta notable diferencia de precio. El primero ha sido adjudicado a un grupo de empresas encabezadas por Ribera Salud y el segundo a un grupo de empresas encabezadas por Capio, que ya gestiona la Fundación Jiménez Díaz y Valdemoro. “UGT-Madrid considera que el Gobierno Regional no puede limitarse a pagar y callar, tiene que explicar a la ciudadanía, con todo detalle, las razones de las diferencias en el coste en cada uno de los hospitales”, concluyen desde el sindicato.

Deja un comentario