Política y Sociedad Reunión del CNPT y la OMC con los partidos políticos

La transposición de la directiva europea contra el tabaco fue una “oportunidad perdida” para España

Foto1

Tras una reunión de la Organización Médica Colegial (OMC) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) con miembros del PP, PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos, estos representantes políticos y del ámbito sanitario han afirmado que la transposición de la directiva europea 2014/40/UE de Productos de Tabaco fue una “oportunidad perdida” para España, al no incluir medidas como el empaquetado neutro o la prohibición de fumar en coches y espacios para eventos deportivos.

IMG_0790A la reunión acudieron el presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero; su homólogo en el European Network for Smoking and Tobacco Prevention (ENSP), el doctor Francisco Rodríguez Lozano; y la máxima exponente del CNPT, la doctora Regina Dalmau. Como representantes políticos, estuvieron la portavoz de Consumo del PP, María Eugenia Romero; el del Grupo Parlamentario Socialista (GPS) en materia de Sanidad en el Congreso de los Diputados, Jesús María Fernández; su homólogo en Ciudadanos, Francisco Igea; y la portavoz adjunta del grupo parlamentario Unidos Podemos-En Comú-Marea, Rita Bosaho.

Para Serafín Romero, la lucha contra el tabaquismo es “un tema de Salud Pública esencial”, de ahí la necesidad de reunirse con los representantes de los partidos políticos para “dar más pasos adelante” tras la aprobación de la transposición de la directiva europea. “Hemos constatado la voluntad de poner de su parte”, afirmó sobre la actitud de los políticos.

Revisar la situación

El encuentro se celebró “en un momento especialmente sensible”, como es enero, según Regina Dalmau, en referencia a que es el mes en el que la gente trata de “modificar su vida hacia hábitos más saludables”. “El tabaquismo es nuestro principal problema de Salud Pública”, aseguró, tras lo que recordó las 52.000 muertes que provoca el tabaco al año, “muchas más que los accidentes de tráfico”.

Acabar con estas cifras “requiere de un esfuerzo constante” y “también revisar la situación”, según Dalmau. “La Ley del Tabaco ha supuesto un avance”, prosiguió, “pero sigue siendo un problema”, aseguró. Por ello, es necesario “reabrir este debate, que siempre está latente pero a veces hay que reforzar”, sostuvo.

IMG_0787En este sentido, la presidenta del CNPT recordó que España siempre había estado a la cabeza en prevención del tabaquismo, pero ahora “ha habido un parón”. “No se ha innovado”, criticó, al tiempo que manifestó que cree que la transposición “hubiera sido una oportunidad” para ello, aunque todavía existe “la oportunidad para seguir avanzando”.

“Podría haber sido una oportunidad de que España se acercase a otros países de Europa”, apuntó Francisco Rodríguez Lozano, aunque esta transposición se hizo “muy tarde”, lo que dificultó el debate y la inclusión de nuevas medidas ante la amenaza de multa por parte de la Unión Europea. A pesar de ello, se llevó una “impresión positiva” de la reunión con los políticos y recordó la necesidad de “alcanzar un consenso” para que pase “lo que pasó en 2010 -la efectividad de la Ley Antitabaco-“.

Decálogo de medidas

De ahí que el CNPT, junto a la OMC, haya propuesto a los partidos políticos un decálogo de medidas que deberían haber sido incluidas en dicha transposición y que ahora pueden volver a plantearse. Entre ellas, “velar por el cumplimiento de la Ley del Tabaco” y contemplar que lugares donde todavía sí está permitido fumar, como los coches con niños y embarazadas, y los estadios de fútbol, pasen a ser espacios libres de humo.

Como medida estrella, Dalmau sugirió el empaquetado neutro del tabaco, es decir, paquetes blancos donde solo figuren las advertencias sanitarias, lo que restaría atractivo a su consumo y, especialmente entre los jóvenes, está demostrado que reduce la compra. Países como Australia, Reino Unido, Irlanda y Francia ya han implantado esta norma.

El decálogo del Comité frente al tabaquismo también incluye recomendaciones como equiparar la regulación de los cigarrillos electrónicos a la del tabaco normal, ya que “puede propiciar el paso de un tipo de tabaco a otro y pueden conducir a la adicción a la nicotina de igual manera; incrementar las campañas contra el tabaquismo y que sean “eficaces”, algo que es “una carencia en España”; y “mejorar la atención a personas fumadoras”, sin que se trate de “estigmatizar al fumador”, a través de la creación de una estructura nacional, que no dependa de las comunidades, que “probablemente tenga que pasar por el Consejo Interterritorial” del Sistema Nacional de Salud (SNS).

IMG_0789También se sugiere en el texto “establecer una fiscalidad de los productos del tabaco semejante para todas las labores del tabaco para evitar que el consumo se desvíe a productos que puedan resultar más baratos, como el tabaco de liar”. “En este sentido, cabe tener en cuenta que el precio del tabaco es la medida de mayor impacto a la hora de evitar el inicio de los adolescentes y, por ello, el precio debe incrementarse progresivamente para acercarnos a la media europea”, refleja.

Además, se solicita que se evite “la interferencia de la industria tabacalera en las políticas de control del tabaquismo”. “Existe un conflicto de intereses evidente entre los de la industria del tabaco y los de los de la Salud Pública. Los contactos con la industria del tabaco deben ser transparentes y, en ningún caso, deben conceder a la industria un papel protagonista en las políticas de control del tabaquismo”, plantea el documento de la CNPT y la OMC.

Recuperar el consenso

Para Francisco Igea, “no han pasado ni siquiera dos meses” desde la transposición de la directiva y ya se está volviendo a plantear el mismo debate que no se incluyó en ella. Fue, por tanto, y como ya se había asegurado, una “ocasión perdida” para avanzar en la solución de este problema de Salud Pública.

Para el portavoz de Ciudadanos, España está en “el pelotón de los torpes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)” en cuanto a control del tabaquismo y, por ello, reclamó la “urgente necesidad” de alcanzar un consenso. “No apoyaremos nada que no tenga carácter legislativo ni en nada que suponga un blanqueamiento de los políticos”, aseguró, tras lo que manifestó que su grupo votó a favor de la transposición “para evitar la multa” de Europa, pero también a favor de que tuviera carácter de Ley urgente, frente a lo que votaron en contra PP y PSOE. Por ello, afirmó sentir “bastante frustración”, ya que “24 ó 48 horas antes” sí que había consenso para ello.

“Son otros los que dicen que hemos cambiado de opinión”, explicó en este sentido Jesús María Fernández, que cree que “es el Gobierno el que debe tomar la iniciativa” en esta cuestión, para después añadir que “lecciones sobre prevención del tabaquismo, ninguna”. “El Gobierno del PP no ha dado ese paso adelante que todos esperábamos”, critico el socialista, que también calificó de “oportunidad perdida” esta transposición.

1 Comentario

Deja un comentario