Tecnología e Investigación De nivel agudo

El CEU aplica una nueva terapia regenerativa para reducir el tiempo de cicatrización en heridas

— Valencia 6 Mar, 2017 - 12:58 pm

La investigadora de la Cátedra Fundación García Cugat-CEU de Investigación Biomédica, la doctora Deborah Chicharro, ha desarrollado un estudio experimental en el que emplea una nueva terapia regenerativa para la piel de las heridas agudas, lo que mejora tanto el tiempo de cicatrización cutánea de las heridas, como el aspecto estético de la cicatriz.

terapia-regenerativa-heridas-deborah-chicharro-ceu-2“Con el aumento de la esperanza de vida de la población, se ha incrementado la prevalencia de heridas cutáneas agudas y crónicas que presentan problemas de cicatrización”, informan desde la Cátedra del CEU de Investigación Biomédica. Cirugías, laceraciones accidentales, infecciones, quemaduras, úlceras por presión, venosas o diabéticas son algunas de las principales causas de este aumento de heridas agudas, cuyo tratamiento supone, según añaden, un elevado coste.

La investigación se desarrolló “con éxito”, explican los impulsores del estudio, en heridas cutáneas experimentales, empleando como modelo animal experimental la piel de conejo. En el estudio, se aplicaron cuatro tratamientos diferentes en cada animal sobre cuatro heridas quirúrgicas escisionales: plasma rico en factores de crecimiento, células madre de tejido adiposo, la combinación de ambas terapias y suero salino como placebo.

Además, se evaluó tanto la evolución macroscópica de los cuatro tipos de heridas, en cuanto a su aspecto estético y cicatrización, como su evolución microscópica, analizando los procesos de epitelización, inflamación, neovascularización y deposición de colágeno, durante los 10 días posteriores al proceso quirúrgico.

La asociación de las dos terapias, la mejor solución

Respecto a la cicatrización cutánea macroscópica de las heridas tratadas con estas terapias regenerativas, se observó una aceleración estadísticamente significativa en aquellas heridas que fueron infiltradas con células madre mesenquimales, de forma aislada o asociada con plasma rico en factores de crecimiento. Estas heridas tuvieron mayores porcentajes de cicatrización cutánea que las tratadas únicamente con este tipo de plasma o con placebo. “Los mejores valores se obtuvieron en las heridas a las que se aplicó la combinación de ambos tratamientos de regeneración”, destaca Deborah Chicharro.

En cuanto a la evaluación del aspecto estético de las heridas, “aquellas que reciben tratamiento solo con células madre mesenquimales son las que consiguen una coloración y grosor de cicatriz más similar al de una cicatriz fisiológica a corto plazo. Pero, también en este aspecto estético, los resultados son mejores cuando las dos terapias con células y plasma se asocian”, añade Chicharro.

Según destaca la investigadora de la Universidad CEU Cardenal Herrera “CEU-UCH“, “los resultados logrados en el estudio nos permiten concluir que la mejor terapia regenerativa para conseguir acelerar los tiempos de cicatrización cutánea y lograr un mejor aspecto estético de las heridas agudas es la asociación de las dos terapias con células y plasma que hemos testado”.