Política y Sociedad Jornada de la Universidad de Navarra y la Fundación Vianorte-Laguna

Sólo la mitad de Facultades de Medicina imparte formación en cuidados paliativos

— Madrid 12 Abr, 2016 - 5:44 pm

El Centro de Formación de la Fundación Vianorte-Laguna de Madrid ha acogido la celebración de la VI edición del ‘Curso de formación de Profesores en Cuidados Paliativos’, encuentro organizado por el Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra y la Fundación Vianorte-Laguna, en el cual se expuso que sólo 21 universidades de las 40 existentes imparte formación en este sentido.

curso_navarraSegún expusieron los profesionales sanitarios que acudieron a esta jornada, “cada año, más de 250.000 personas necesitan en España cuidados paliativos, en torno al 65 por ciento de los pacientes que fallecen”. “El 30 por ciento de quienes lo hacen por enfermedades no oncológicas y el 70 por ciento por dolencias oncológicas requieren cuidados paliativos específicos”, añadieron.

“Sólo en ocho se imparte de forma obligatoria”, continuaron en relación con las universidades y los cuidados paliativos, y al tiempo que indicaron que “cada año, más de 3.000 médicos se licencian sin recibir formación en cuidados paliativos”. Ante ello, sostuvieron que es necesario “potenciar la docencia de los cuidados paliativos en el ámbito universitario y poder contar con profesores expertos”.

Esta iniciativa formativa, la cual contó con la colaboración de la Fundación Grünenthal España, y que obtuvo en 2013 el ‘Premio a la Humanización de la Salud’ del Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), “se ha impartido con éxito con alumnos de más de 20 nacionalidades y en 10 países diferentes”, explicaron los organizadores, que añadieron que una de las profesionales que lo impartió fue la formadora senior de la británica Universidad de Liverpool y del holandés Instituto de Enseñanza Clínica de Cuidados Paliativos de Rotterdam, la doctora Ruthmarijke Smeding.

Otros de los sanitarios que intervinieron en este evento del Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra y la Fundación Vianorte-Laguna fueron el consultor del Departamento de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra, profesor de la Facultad de Medicina y miembro de la Sociedad Europea de Cuidados Paliativos (EAPC), el doctor Carlos Centeno; el médico de Hospitalizacion Domiciliaria y Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad hispalense, el doctor Jaime Boceta; y el colaborador del Departamento de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra y profesor asociado de la Facultad de Medicina, el doctor Antonio Noguera.

Profundización en aspectos existenciales del paciente

“Los participantes en este curso cuentan con excelentes trayectorias profesionales, buscan profundizar en los aspectos existenciales que afectan a los enfermos”, manifestó Ruthmarijke Smeding, que añadió que “más que competencias técnicas, este curso perseguía mejorar su cualificación para la comunicación y la educación”. “Una parte del programa también se ha dedicado a estudiar las implicaciones de los procesos formativos en las organizaciones de los participantes”, concluyó, por su parte, Carlos Centeno.

 

 

 

2 Comentarios

  1. Tanto las Facultades de Medicina como las Escuelas Universitarias de Enfermería, deberían profundizar en el aprendizaje, la sensibilización y cultura de la Seguridad del paciente.
    Actualmente, en los centros sanitarios, pocos profesionales son conscientes de la necesidad de la higiene de manos correcta entre otras medidas de seguridad.
    El día 5 de mayo, día Mundial de la Higiene de manos.

  2. ADR says:

    Marisa, la noticia hace referencia a los cuidados paliativos, no a la seguridad ni higiene.

    El paliativismo es más una actitud que debería figurar en la formación de cada especialidad, sobretodo en la Atención Primaria. El problema de la ausencia de formación en paliativos es el hospitalocentrismo de la formación tanto en el pregrado como en el MIR.

Deja un comentario