Política y Sociedad Encuentro de los portavoces de Sanidad de PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos

Sin una Atención Primaria fuerte no hay un abordaje serio de la cronicidad

Los portavoces sanitarios de las principales formaciones políticas con representación parlamentaria han celebrado un encuentro en el que las divergencias de partidos no han impedido reconocer la importancia de reforzar la Atención Primaria en el abordaje asistencial de la cronicidad en España.

La cita política y sanitaria se desarrolló en el auditorio madrileño de Torre Ilunion, con la participación especial de los portavoces de Sanidad de PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, para debatir sobre la capacidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) para atender mejor a los pacientes crónicos. Durante las intervenciones, se puso de manifiesto la necesidad de hacer más accesible la fisioterapia en los tratamientos de las enfermedades crónicas. Un gesto muy bien recibido por el decano del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, José Antonio Martín Urrialde, también presente en el acto.

José Manuel González Huesa

José Manuel González Huesa

Responsabilidad de las comunidades autónomas

Antes de abrir los turnos de palabra a los políticos, el director de comunicación de Servimedia, José Manuel González Huesa, recordó que son 19 millones las personas que padecen algún tipo de patología crónica en España, enfermedades generalmente asociadas al cumplimiento de años, con ejemplos como la diabetes o la hipertensión arterial, según citó.

De manera que la primera pregunta para los políticos invitados a debatir fue una con la que el moderador pidió una valoración de la estrategia nacional para el abordaje de la cronicidad en el país, a raíz de su publicación en 2012, por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI).

Isabel Cabezas

Isabel Cabezas

Cuestión de presupuesto

Como primer político en hablar, la portavoz adjunta a Sanidad del PP, Isabel Cabezas, reconoció que queda todavía mucha tarea por hacer para mejorar la asistencia a las personas con enfermedades crónicas, fundamentalmente porque la población envejece y porque surgen enfermedades antes desconocidas, como algunas raras.

Frente a eso destacó el consenso que permitió hace poco respaldar la estrategia nacional de cronicidad por parte de todas las comunidades autónomas, las sociedades científicas y el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), además del MSSSI.

Cabezas estimó que los esfuerzos deben ir dirigidos a hacer más eficaz el SNS, un sistema sanitario nacional de referencia en el mundo. Sin embargo, aludió también a la cuestión presupuestaria, en un año atípico en el que los Presupuestos Generales del Estado sólo tendrán vigencia durante la segunda mitad de 2017, por su retraso al ser aprobados. En esa parcela situó los siete euros de cada diez que, del presupuesto general, se destinan a fines sociales como la Sanidad o la Educación, entre otros.

Del Paseo del Prado a Fuenteovejuna

En relación con ciertos argumentos que, durante el debate, aludieron a la futilidad del Ministerio de Sanidad, la diputada popular afirmó que el Ministerio no mira para otro lado en las cuestiones que más afectan a los ciudadanos. A lo que añadió que muchas iniciativas auspiciadas por la Comisión de Sanidad del Parlamento se ven frenadas cuando llegan a cada autonomía.

Finalmente, la diputada, que es auxiliar de Enfermería de profesión, criticó que en su tierra natal (Fuenteovejuna, Córdoba), la figura emblemática del médico haya ido perdiendo presencia, debido a la caída de los recursos dedicados a atención primaria.

Jesús María Fernández

Jesús María Fernández

Fisioterapia y rehabilitación

Durante su turno, el diputado del PSOE Jesús María Fernández argumentó la necesidad de incluir la Fisioterapia en la cartera básica de servicios del SNS, con eliminación del copago actual, así como propuso llevar dicha Fisioterapia y la rehabilitación a los centros de salud, mucho más accesibles para los ciudadanos que los hospitales. Según su opinión, este sería uno de los beneficios de volver al modelo de cartera previa a la fragmentación que supuso el Real Decreto 16/2012, desde el cual las prestaciones complementarias quedaron sujetas a copago.

Médico de Navarra y hoy portavoz de Sanidad socialista, Fernández también vio la forma de reforzar la Atención Primaria con cesión de mayores competencias a las enfermeras comunitarias, entre las que citó la cuestión prescriptora. Junto al empleo de mayores recursos, que deberían ir paralelos a una mayor incorporación de psicólogos al SNS, tal como defiende en PSOE en el Parlamento. En ese sentido, el político socialista se mostró partidario de afrontar la cronicidad como una atención sanitaria ajustada a las necesidades sociales que implica el envejecimiento poblacional. De ahí que su partido pida más recursos para este área, en forma de prestaciones bien definidas, y no tanto como meras ayudas económicas. Todo ello, desde una perspectiva global e innovadora, capaz de gestionar mejor los recursos públicos.

Valorar lo que tenemos

Fernández se mostró partidario de “valorar lo que tenemos”. Razón por la que afirmó con contundencia que hoy el SNS es mucho más equitativo e igualitario que el INSALUD de hace 30 años. De ello puso como ejemplo algunos buenos indicadores de hospitalización evitable en asma o diabetes, aunque admitió que hay bastante margen de mejora para reducir los reingresos.

Apeló Fernández a la figura de Rafael Bengoa, con el que colaboró en diferentes instancias, y fue autor del primer documento presentado ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) para sentar las bases internacionales de lo que debe ser el abordaje global de las patologías crónicas. Una cultura asistencial puesta en práctica por él mismo en el País Vasco en 2010 y refrendada por la Declaración de Sevilla, un año más tarde, por once sociedades científicas y la totalidad de las comunidades y ciudades autónomas. Como inauguración de una línea organizativa y asistencial que ha permitido a País Vasco, Andalucía y, más recientemente Asturias, ser modelo de cronicidad para la Comisión Europea.

Francisco Igea

Francisco Igea

Ausencia de indicadores

El diputado de Ciudadanos Francisco Igea recordó que la estrategia nacional para la cronicidad tiene 20 objetivos y 100 recomendaciones, pero también que faltan indicadores para saber dónde hay que mejorar la asistencia sanitaria. Una necesidad recogida en el barómetro sobre cronicidad, en el que el 60 por ciento de los encuestados considera urgente reformar el SNS.

Igea, que afirmó que Ciudadanos no lleva en su programa electoral que el Estado retome las competencias sanitarias de las autonomías, exigió al MSSSI que cumpla sus funciones de informar sobre sanidad y velar por la calidad de la asistencia. Criticó, por ejemplo, que no se midan ni las tasas de frecuentación de urgencias, ni las de especialidades, salvo ciertos indicadores indirectos sobre diabetes y HTA. También lamentó que la Atención Primaria esté en horas bajas, con médicos de área que parecen “chicos para todo” y sin una coordinación efectiva de la atención a crónicos.

En general, Igea señaló como muy preocupante que haya el doble de mastectomías en Canarias que en Navarra y que en el archipiélado haya más probabilidad de amputación de extremidad inferior que en Castilla y León. Dijo, así mismo, que el SNS está lleno de excelentes profesionales pero, desgraciadamente, muy desmotivados.

Amparo Botejara

Amparo Botejara

Extremadura integradora

Por su parte, la diputada de Unidos Podemos Amparo Botejara puso como ejemplo de orientación a la cronicidad su propia comunidad autónoma, Extremadura, donde médico, fisioterapeuta, enfermera y trabajador social forman un mismo equipo en Atención Primaria para tratar al paciente con patología crónica.

Como médico con 35 años en Atención Primaria, también afirmó que en Extremadura este escalón asistencial es interdependiente de la atención sociosanitaria y especializada. Sin embargo, denunció que la especialidad haya perdido un 16 por ciento de recursos, frente al cinco por ciento de incremento que se ha dado a la atención hospitalaria.

José Antonio Martín Urrialde

José Antonio Martín Urrialde

Además de criticar de plano la Sanidad de Estados Unidos, o fenómenos españoles como el Hospital de Burgos, Botejara insistió en que la cronicidad debe abordarse desde un enfoque social, con atención a las situaciones de pobreza o riesgo de exclusión. Finalmente, no coincidió en el giro efectuado por Rafael Bengoa en los últimos tiempos, a favor de mayores cuotas de colaboración público-privada en la Sanidad. A lo que añadió, por otro lado, el grave riesgo que supone que el 30 por ciento de los tratamientos crónicos no sean debidamente cumplimentados.