Política y Sociedad

Según Montero, Andalucía alberga el 74% de las unidades de rehabilitación cardiaca del SNS

De las 23 unidades existentes en el conjunto del territorio nacional, 17 se localizan en Andalucía, lo que, en palabras de la máxima responsable de la sanidad andaluza, es signo del “compromiso asumido por la Consejería de Salud con la mejora en términos de recursos y de actuaciones relacionadas con las cardiopatías”. Esta acción se completa con la puesta en marcha de diversas estrategias y planes que “han implicado a todo el sistema sanitario público en la lucha contra las cardiopatías”.

 

Al Plan Integral de Atención a las Cardiopatías en Andalucía, que nació en 2005, le siguieron otras estrategias dirigidas a prevenir patologías cardiacas (lucha contra el tabaquismo, obesidad, diabetes…) y a las que se sumaron iniciativas como el programa “Aprende a Cuidar tu Corazón”, que cumple su quinta edición y cuya finalidad enseñar maniobras de reanimación cardiopulmonar a familiares, agentes sociales, cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, y a la población en general; o la Escuela de Pacientes.

 

El Virgen Macarena

 

La consejera se refirió también al proyecto de Ley de Salud Pública de Andalucía, en fase avanzada de tramitación, como el texto normativo “más importante y de más trascendencia ciudadana”, donde las políticas de prevención y promoción de la salud, en todas sus vertientes, cobrarán especial significado. De paso destacó la labor desarrollada por el Hospital Virgen Macarena en su atención a las cardiopatías.

 

Al decir de Montero, el centro sevillano se sitúa, por su dilatada experiencia, como referente en lo que a rehabilitación cardiaca se refiere. De igual modo, valoró su constitución, junto al Virgen del Rocío, en Unidad de Gestión Clínica Intercentros para el Área del Corazón de Sevilla, formada por más de 500 profesionales que han realizado 40.000 consultas; 25.000 ecocardiografías; 5.000 ergometrías; 2.130 angioplastias; 400 ablaciones y 700 intervenciones de cirugía cardiovascular mayor.

Deja un comentario