Política y Sociedad Enfrentados por la falta de actualización de la especialidad

Hostilidades a la vista entre la Farmacia Hospitalaria y Sanidad

Miembros de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) han expresado su temor a que haya un inevitable enfrentamiento entre el colectivo que representa la entidad y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), por culpa de una inexistente actualización académica de su especialidad.

Tal previsión fue compartida durante el encuentro ‘Post Midyear 2017′ de la Asociación de Farmacéuticos del Sistema de Salud de Estados Unidos (ASPH), en el que sobresalieron luces y sombras del país situado en el otro lado del Atlántico, como un mayor control de las resistencias antibacterianas o la actual epidemia de opioides.

Ana Vieta

Compromiso dinámico

Dio la bienvenida al centenar de farmacéuticos hospitalarios asistentes al encuentro la directora de Valor, Access y Policy de Amgen, Ana Vieta.

Como planteamientos inicial, Ana Vieta habló de tres rutas definidas por el itinerario que sigue el paciente con patologías severas y el paciente hospitalizado que percibe que la Farmacia Hospitalaria (FH) le aporta mucho, gracias a los avances tecnológicos, humanísticos y científicos de sus profesionales.

Como tercera ruta, Vieta se refirió a los medios y herramientas que facilitan el liderazgo en una especialidad de creciente responsabilidad y protagonismo. Algo que no impide, matizó, hablar del fenómeno del burn out, o quemados en el trabajo, en numerosos farmacéuticos de los hospitales españoles y estadounidenses, tal como denunció Michelle Obama en su intervención en el congreso de la ASPH, celebrado en la ciudad de Orlando (Florida, Estados Unidos).

Vieta destacó, igualmente, el compromiso de nueve años de Amgen con la SEFH, en un interés común por hacer siempre el mejor uso de los medicamentos más adecuados para cada paciente.

Miguel Ángel Calleja

Crear el futuro

El presidente de la SEFH, el doctor Miguel Ángel Calleja, propuso internacionalizar la Farmacia Hospitalaria para ser más fuertes y completos como profesionales. En un camino que, vaticinó, tendrá que estar siempre trufado de importantes alianzas con otras instituciones y colectivos.

Calleja agradeció también los cientos de horas dedicados por el equipo de nueve miembros de la SEFH al Post Mydyear 2017 ‘Creando el futuro’, para incorporar aquellos aspectos más positivos de la práctica en Estados Unidos, a una profesión que ha sabido cambiar de manera extraordinaria en los últimos 30 años.

Como ejes del plan estratégico de la SEFH, Calleja empezó por citar la organización de la sociedad, después de haber consultado a los socios mediante un amplio cuestionario.

Como principal carencia detectada en las preguntas, se vio el desconocimiento de la profesión por parte de buena parte de la sociedad, un déficit que se corrige con la actual estrategia de comunicación de la SEFH. Junto a la armonía financiera para la entidad, que se logró después de su centralización.

Ana Lozano

En busca de líderes

Como segundo eje, centrado en los socios, Calleja afirmó que la SEFH busca líderes para el futuro de la profesión, compuesta hoy por 3.586 miembros. A ellos se dedican, precisó, las becas de estancia en el extranjero (Belfast, Yale), el apoyo a tesis doctorales (112 hasta la actualidad) y tanto la formación continuada como la específica (BPS).

Como tercer pilar, también institucional, el presidente aseguró que la SEFH trabaja con el Ministerio de Sanidad y la AEMPS, que se busca desbloquear temas tan enquistados como la especialidad, desde la Comisión Nacional de la Especialidad, y que se procura dar la más moderna definición a la figura del técnico de Farmacia. En la misma línea, aclaró, la SEFH ya dispone de relaciones estratégicas con las sociedades de los urólogos, oftalmólogos, geriatras y radiólogos oncólogos, entre otras entidades.

Como cuarto eje, centrado en la sociedad y los pacientes, Calleja nombró la hoja de información del tratamiento y el libro ‘El valor de la Farmacia Hospitalaria’ en el que se defiende que la dispensación hospitalaria de medicamentos, sin precinto, objeto de bastante polémica, ahorra 500 millones de euros al sistema y reduce el índice de hospitalizaciones y reagudizaciones.

Miguel Ángel Calleja

Gestionar el conocimiento

Finalmente, Calleja citó la gestión del conocimiento, apoyado por la ciencia, la comunicación y la difusión. Cuya máxima expresión estará en el 63 Congreso Nacional que se celebrará en noviembre en Palma de Mallorca, bajo el lema “La Salud nos mueve”. Una cita en la que habrá interesantes sorpresas como el enigmático “Solmáforo”.

A lo anterior, Calleja añadió que no es descartable lograr del Ministerio de Sanidad algunas áreas de capacitación especializada, o diploma, como la de farmacéutico hospitalario para Oncología.

Douglas J. Scheckelhoff

Farmacéuticos hospitalarios de Estados Unidos

El vicepresidente de la ASPH, el farmacéutico Douglas J. Scheckelhoff, resumió el plan estratégico de la entidad. Una entidad con tres cuartos de siglo de exigencia, radicada en Maryland con una plantilla de 230 empleados y 55.000 farmacéuticos asociados.

Como actividades principales de la misma, Scheckelhoff  destacó sus servicios a sus miembros, a  través de formación, consultoría, comunicación y desarrollo profesional.

Como eje del plan estratégico, el ponente habló de ofrecer a todas las personas medicamentos siempre seguros, eficaces y de calidad, dentro de una misión que trabaja para lograr resultados en salud para los pacientes en todos los espacios sanitarios, y no solo hospitalarios. Desde este principio elemental la gradación de intereses de la asociación va de los pacientes a los asociados y, finalmente, a la sociedad en su conjunto.

Miguel Ángel Calleja, Douglas J. Scheckelhoff y Ana Lozano

Objetivos claros

Scheckelhoff habló de seis objetivos básicos en el plan estratégico, como son optimizar la terapia para mejorar la salud y el bienestar de los pacientes; considerar la Farmacia Hospitalaria como parte del continuo asistencial; fortalecer el colectivo profesional; estimular la conformación de una profesión volcada en los cuidados de los pacientes, desde el grado universitario; terminar de definir la profesión según los presupuestos enunciados antes; y, en sexto lugar, trabajar para que regulaciones y leyes vayan también en la línea de mejorar la salud y el bienestar de los pacientes.

El ponente separó estos objetivos en dos estrategias, de las cuales la segunda se ciñó a estrategias con otras entidades y colectivos profesionales. Con reserva de una tercera estrategia que definió las relaciones con las autoridades sanitarias.

Ramón Morillo

Mayor actividad ambulatoria

Como puente de los dos primeros objetivos, el farmacéutico norteamericano citó la PAI, Practice Advanced Inciative, con 25 recomendaciones para lograr la continuidad asistencial. En aras de reforzar la atención ambulatoria, Scheckelhoff señaló los avances de los farmacéuticos hospitalarios de Estados Unidos quienes, mientras apenas ejercían en el medio ambulatorio en un 30 por ciento en 2006, ahora ya se sitúan en el 50 por ciento, con una distribución de trabajo del 48 por ciento en clínicas para el manejo de la anticoagulación, del 44 por ciento para el cáncer y del 32 por ciento para la farmacoterapia.

Dentro del objetivo tres, el ponente citó los 2.300 programas de formación de la ASPH, con un 35 por ciento de incremento logrado en los últimos cinco años, unos programas que también contemplan la residencia formativa en otros países. A los que sumó datos sobre los técnicos de farmacia que colaboran con los farmacéuticos, de los que ya hay un 13 por ciento acreditado por la ASHP en los hospitales de su país.

Más herramientas

Concluyó Scheckelhoff con una lista de herramientas para el farmacéutico en su labor, insstrumentos entre los que citó la disponibilidad compartida de registros de salud, la automatización de la distribución, la extensión de la acreditación de los técnicos de farmacia y la colaboración multidisciplinar de equipos comprometidos con el cuidado de los pacientes. El diálogo entre Calleja y el farmacéutico norteamericano fue guiado por la vicepresidenta de la SEFH, la doctora Ana Lozano Blázquez.

Manuel Vélez

Benzodiacepinas, problema al alza

A continuación, el especialista del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, Ramón Morillo, moderó una mesa sobre Ambulatory Care y las mejores iniciativas y prácticas en pacientes no ingresados. Con el foco puesto en la atención farmacéutica a pacientes externos, ambulantes, crónicos, en urgencias y en transición asistencial.

El farmacéutico hospitalario del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Manuel Vélez, aportó la definición norteamericana de la “desprescripción” de prescripciones inadecuadas, con el ejemplo de las benzodiacepinas y las estatinas en pacientes muy mayores o de bifosfonatos en riesgo de fractura de cadera por caída.

Según informó, se ha dado un incremento del 67 por ciento en el consumo de benzodiacepinas en Estados Unidos, entre 1996 y 2013, con grandes riesgos como provocar accidentes de tráfico.

Objetivo, reducir reingresos

También advirtió Vélez de que, en España, se produce un crecimiento del consumo de benzodiacepinas (BZRAs) del 13 por ciento, aspecto que habría que corregir. Por ejemplo, con tappering, con reducción gradual o con la sustitución por otro fármaco para el dolor.

Vélez expuso también casos de las universidades de Cincinnati y Mississippi para la reducción de reingresos hospitalarios, mediante estrategias como entrevistas, seguimiento y conciliación de medicamentos. Con la conclusión de que la visita presencial del farmacéutico hospitalario supera en éxito a las llamadas telefónicas.

José Manuel Martínez Sesmero

Prescripción farmacéutica y telemedicina

Seguidamente, el jefe de Farmacia Hospitalaria del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Manuel Martínez Sesmero, comentó los programas más interesantes conocidos durante el congreso de la ASPH. Dentro de ellos, señaló la prescripción que pueden hacer los farmacéuticos en la región de Alberta (Canadá), siempre y cuando conozcan a los pacientes un año antes, como mínimo.

Dentro de las propuestas presentadas en Telemedicina, Martínez Sesmero relató algunas experiencias de esta especialidad, entre las que sobresalió la de la Universidad de Utah. O como el programa de TelePrEP de Iowa para el paciente con VIH, rodeado muchas veces de problemas de estigma y exposiciones al riesgo.

Por otro lado, el ponente habló de aplicaciones móviles y wearables, con atención a la calidad de la información y sus posibilidades de seguimiento farmacoterapéutico. A lo que también se puede añadir, razonó, más multidisciplinaridad a los equipos asistenciales.

Olga Delgado Sánchez

La señora Obama, de Obama

La segunda mesa se centró en los desafíos terapéuticos que plantean los pacientes hospitalizados frente a los avances en la especialización clínica farmacéutica.

La primera en hablar fue la farmacéutica hospitalaria del Hospital Universitario Son Espases de Palma de Mallorca, la doctora Olga Delgado Sánchez. Para ello, resumió la charla ofrecida en Orlando por Michelle Obama.

Durante la misma, la mujer del ex presidente de Estados Unidos recomendó a las mujeres profesionales ponerse así mismas  en su propia agenda, sin postergarse respecto a los hijos y los hombres. A estos últimos, les pidió que se repartan con sus compañeras las tareas domésticas.

Huír de los opioides

Como ponente de esta mesa del encuentro de la SEFH-ASPH, el farmacéutico del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, el doctor José Antonio Marcos Rodríguez advirtió que en Estados Unidos mueren cada día 91 personas por sobredosis de opioides. Por eso, y para que no ocurra lo mismo en España a corto plazo, ofreció alternativas farmacológicas y de otra especie para el dolor crónico no oncológico, la artritis y otras patologías que cursan con dolor importante. En un plan de ataque que debería completarse, aseguró, con la educación del paciente, con el que se deben pactar actividades que mejoren su estado general.

José Antonio Marcos Rodríguez, Olga Delgado y Irena Zarra

Destacó Marcos Rodríguez que el consumo de opioides en Estados Unidos se cifra en 55,7 millardos de dólares y que la Naloxona se percibe por los pacientes como una forma de cultivar su adicción con una falsa red de seguridad.

Aludió también a la tradición de intercambiabilidad de fármacos biosimilares de la Federación Estadounidense de Medicamentos (FDA), siempre sobre indicaciones aprobadas. Entendida la intercambiabilidad como el cambio de un fármaco de referencia por su biosimilar, sin intervención del prescriptor.

Comentó además Marcos Rodríguez que en el congreso del país norteamericano se presentó una experiencia para retirar la quimioterapia en los últimos 14 días de vida del paciente. Por último, el ponente recomendó hacer un check-list de los miles de apps que existen en la actualidad con temática médica y farmacéutica.

Javier García Pellicer

La óptica gallega

Como tercera integrante  de la mesa, la farmacéutica hospitalaria del Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela, la doctora Irene Zarra Ferro, avisó que el 30 por ciento de los antibióticos utilizados en pacientes externos es inadecuado, mientras que en los hospitales españoles ese porcentaje sube al 50 por ciento.

Como contraste alabó el atlas sobre el control del mal uso de antibióticos en el país, estado por estado, con Nevada como estrella, al superar el 80 por ciento.

Ello gracias en parte al respaldo de la Administración de Barack Obama, que dotó con 163 millones de dólares la lucha contra este grave problema de Salud Pública, dentro de un plan para 2020, con porcentajes específicos por tipos de patógenos, según aclaró. Reparó la ponente, en el trasplante de microbiota fecal que se realiza en Estados Unidos, aspecto que dio cancha abierta a los chistes durante el congreso celebrado en Orlando.

Andrés Navarro

Mejor gestión y organización

La tercera mesa versó sobre la gestión y la organización eficaz en los Servicios de Farmacia Medidas. Moderó y participó en la misma el farmacéutico hospitalario del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, el doctor Javier García Pellicer.

Durante sus comentarios, transmitió la preocupación de los farmacéuticos hospitalarios de Estados Unidos por la falta de conciliación entre la vida familiar y profesional de estos profesionales. En ese sentido, se dijo en el congreso de la ASPH que debe ser tan importante la dimensión personal como la actividad laboral de estos farmacéuticos, muchas veces aquejados de burn out.

Dimensión social del medicamento

También participó en la mesa el especialista en Farmacia Hospitalaria del Hospital General Universitario de Elche, el doctor Andrés Navarro Ruíz, quien transmitió a los asistentes la preocupación de los farmacéuticos de los hospitales norteamericanos por la financiación de la asistencia, aunque el pagador sea siempre privado. Añadió también una cuarta variable que se incluye cada vez más en la valoración de los medicamento que se hace en Estados Unidos.

Ya no se trata solo de garantizar desde la Farmacia Hospitalaria la seguridad, la eficacia y los resultados en salud de los nuevos medicamentos, sino también el valor social que aportan a la comunidad en la que van a ser usados. Una tendencia que ya se sigue, según explicó el ponente, con la creación de comisiones de interés social, previas a las farmacoterapéuticas.

José Luis Poveda

Tambores de guerra

Protagonizó la mesa de clausura el jefe de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, el doctor José Luis Poveda, con el tema de’La Docencia como herramienta para crear el Futuro’.

Previamente, y desde su condición de presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de Farmacia Hospitalaria, transmitió a Acta Sanitaria su preocupación por el previsible enfrentamiento del colectivo profesional con el Ministerio de Sanidad, en las próximas semanas.

Según argumentó, los documentos presentados hasta ahora por la comisión, y las reuniones celebradas sobre la cuestión, sólo han sido infructuosas.

La SEFH que se reunió la víspera, el pasado 12 de febrero, con el Ministerio de Sanidad, confirmó que, a pesar de que hay puntos de consenso con la autoridad sanitaria, no puede haberlo sobre su manera de plantear el futuro de la especialidad, con nulos progresos desde que fuera anulado por el Tribunal Supremo el real decreto de troncalidad, hace ya unos años.

Deja un comentario