Política y Sociedad

Sanidad universal, igualdad, servicios sociales e institución familiar, prioridades de Ana Mato como Ministra

La ministra entrante, Ana Mato, con su predecesora Leire Pajín 
La ministra entrante, Ana Mato, con su predecesora Leire Pajín

El acto de toma posesión de la nueva titular de Sanidad suscitó una gran expectación, tanto entre los representantes de su partido como entre los propios funcionarios, razón por la que se habilitó el principal salón con que cuenta el Ministerio, el dedicado a Ernest Lluch. Con gran puntualidad, Ana Mato llegó a la explanada de entrada al edificio ministerial, en donde la esperaba su predecesora, Leire Pajín, a quien acompañaba el secretario general de Sanidad, Alfonso Jiménez, y el presidente de la Agencia de Alimentación, Roberto Sabrido.

 

Antes, se había ido llenando la amplia sala circular en donde se celebró el acto, al que también asistió, entre otros, la nueva titular de Fomento, Ana Pastor. Allí se encontraban, además, la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi; los consejeros de Sanidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, y de Castilla-La Mancha, Ignacio Echániz; los presidentes de los consejos generales de Médicos, Juan José Rodríguez Sendín; de Enfermería, Máximo González Jurado; de Farmacéuticos, Carmen Peña; y de Odontólogos, Alfonso Villa Vigil; representantes de sociedades médicas, de asociaciones empresariales y de sindicatos profesionales.

Máximo González Jurado, presidente del Consejo de Enfermería, con la nueva ministra 
Máximo González Jurado, presidente del Consejo de Enfermería, con la nueva ministra

Despedida de Leire Pajín

 

La ministra saliente, Leire Pajín, felicitó a su sucesora en el cargo y destacó la Sanidad como “uno de los pilares del Estado del Bienestar”. Para la ya ex-ministra Pajín, “este es el Ministerio que se ocupa de la gente”. Es un Ministerio -continuó- “que trabaja desde la prevención, que promociona la calidad de vida, que garantiza los derechos de la ciudadanía y que, además, genera nuevas oportunidades. En definitiva, es el Ministerio de las personas”. Pajín confesó también que, “lejos de lo que algunos llegan a decir, soy de las que piensa que la existencia y el liderazgo de este Ministerio es fundamental para garantizar la equidad, la igualdad y la cohesión de todos los ciudadanos, vivan en la comunidad autónoma en la que vivan”.

 

Elementos en común

 

Si bien la ex-ministra recordó que pertenece a una opción política diferente a la de Ana Mato, subrayó elementos en común entre ambas: “No sólo la formación académica, sino también el hecho de haber estado en las tareas de organización de un partido antes de venir a esta casa. Valoro mucho a quienes han desempeñado esas funciones porque conocen bien el proyecto político y a quienes hoy representan a las comunidades autónomas, con las que tendrán que decidir conjuntamente”, aseveró e hizo hincapié en que “la experiencia y la capacidad de Ana Mato le servirán, sin duda, para que eso sea así”. Las últimas y emotivas palabras de Leire Pajín fueron para los trabajadores del Ministerio. “Quiero agradeceros a todos y a todas vuestro compromiso con el servicio público y con nuestro país”, señaló y se despidió como “una cómplice en la defensa del Estado del Bienestar y una amiga”, deseándole a la nueva ministra mucho ánimo y éxitos en su camino.

Ana Mato saluda a Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC 
Ana Mato saluda a Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC

Pensando en todos los españoles

 

Tras la intervención de Leire Pajín tomó la palabra la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, quien, tras desear lo mejor a su predecesora en el cargo y agradecer la confianza en ella depositada por parte del presidente Rajoy, confirmó: “Manteniendo mis convicciones y mis ideas, sé que me debo al interés general de la sociedad española y, por tanto, ejerceré mis funciones pensando en todos los españoles”.

 

Antes de esbozar las prioridades de la nueva etapa ministerial, la nueva ministra destacó que “hay compromisos que se derivan de la Constitución y uno de ellos es garantizar una sanidad universal para todos los españoles”. Para los ciudadanos, la salud es lo primero, “y para este gobierno, por supuesto, también”, matizó. “La sociedad que merece la pena es aquella que es competitiva pero que también es solidaria y por ello me dedicaré con gran intensidad a mejorar los servicios sociales”, aseguró Mato, quien citó la “igualdad real, especialmente en el empleo” como segunda prioridad.

Leire Pajín y Ana Mato 
Leire Pajín y Ana Mato

La familia

 

La ministra se diferenció de sus antecesores recientes en la cartera de Sanidad al considerar prioritario el refuerzo de la institución familiar. “Los españoles nos sentimos orgullosos de la institución familiar. Especialmente, en momentos de dificultad, se convierte en refugio para muchos ciudadanos. Haremos del apoyo a la familia una de nuestras principales prioridades políticas”, aseguró. La ministra Ana Mato finalizó su discurso de toma de posesión con un deseo. “Quiero que este Ministerio se caracterice por su reformismo y por su capacidad de diálogo”. Para ello, aseguró que contará con las CCAA, las asociaciones de pacientes, las organizaciones de consumidores y usuarios y los profesionales sanitarios”, a los que calificó de “imprescindibles”.

 

Deja un comentario