Política y Sociedad Entrará en vigor el día de Nochebuena

Sanidad hace oficial el Real Decreto de Prescripción Enfermera dos meses después de su aprobación

Exactamente dos meses después de su aprobación por parte del Consejo de Ministros, el Ministerio de Sanidad ha hecho oficial el Real Decreto de Prescripción Enfermera con su publicación este miércoles, 23 de diciembre, en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por lo que la norma entrará en vigor en día de Nochebuena.

logo-boe-estadoSi el 23 de octubre, con motivo de la celebración del último Consejo de Ministros antes de la disolución de las Cortes, el Gobierno autorizó la norma “por la que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros”, es ahora, tras las Elecciones Generales y con el Ejecutivo en funciones, cuando adquiere oficialidad.

Respecto al citado Real Decreto, el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ya expresó su rechazo absoluto, en el cual encontró el apoyo de un total de 12 comunidades autónomas, cuyas Administraciones le aseguraron que lo recurrirán ante el Tribunal Supremo nada más entrar en vigor.

En esta línea, una vez conocida la publicación oficial del Real Decreto, la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada ésta por la citada corporación y por el Sindicato de Enfermería (SATSE), ha manifestado que se trata de una norma de “anti prescripción enfermera” y consuma la “traición al sistema sanitario y a la profesión enfermera” por parte del PP, que “repite jugada antidemocrática” al hacerlo oficial “en plena resaca postelectoral y a pocas horas de Nochebuena y Navidad”.

La Mesa Enfermera promete acciones jurídicas para tratar de evitar su aplicación

A colación de ello, esta organización asegura que va a utilizar “todas las acciones que permita la legalidad vigente y la Constitución Española para tratar de evitar la aplicación del ignominioso artículo 3 de Real Decreto, incluyendo un calendario de acciones y movilización, así como actuaciones jurídicas, mediáticas e informativas que se llevarán a cabo en el ámbito nacional e incluso, internacional”.

“No estamos dispuestos a poner en juego la seguridad jurídica ni de los profesionales, ni de los pacientes, es por ello que la Mesa de la Profesión Enfermera va a reunir de forma inminente a sus respectivas comisiones ejecutivas para poner en marcha todas las actuaciones aprobadas de forma inmediata”, explica.

A juicio de esta organización de representación de los enfermeros españoles, el Gobierno incidió en la misma forma de actuación que llevó a cabo con el cambio de la norma a última hora, ya que se desempeñó “con nocturnidad y demostrando una cobardía política sin precedentes en la historia de la Sanidad y la democracia”. En este contexto, explica que las modificaciones sufridas por el artículo 3 del texto “suponen un retroceso de décadas al desarrollo profesional enfermero”.

Su publicación tras las Elecciones buscó no perder votos

“Su aplicación generará un colapso sin precedentes en el sistema sanitario”, continúa la Mesa de la Profesión Enfermera, que añade que encontrándose el Ejecutivo “en funciones y en situación de máxima debilidad política”, optó por una estrategia “absolutamente impropia de un país democrático y desarrollado”. En su opinión, lo que hizo fue “aprovechar a modo de distracción que esta semana es de perfil informativo bajo, debido a la resaca postelectoral y las fechas navideñas, para tratar de silenciar la voz de la Enfermería española”. Además, buscó que esta decisión fuera tras los comicios para que la misma “no le generase una sangría de votos sin precedentes”, asegura.

La organización que incluye al Consejo General de Enfermería y a SATSE subraya que el PP “se ha quedado sólo en la defensa de la modificación anti-enfermera del artículo 3 del Decreto”. Al mismo “ya han mostrado su rechazo radical todos los principales partidos en bloque -PSOE, Ciudadanos, Podemos, PNV, Izquierda Unida y UPyD-, así como un total de 12 comunidades autónomas”, insiste al tiempo que considera que, a la vista de los resultados electorales, “está claro que las sucesivas campañas de información de la Mesa Enfermera han conseguido calar en la profesión”.

“El PP es muy consciente de que cometió un gravísimo error aprobando esta modificación en la norma que sólo satisface los intereses particulares de los grupos ultraconservadores médicos y, por ello, ha esperado al último minuto para publicarla”, prosigue la Mesa de la Profesión Enfermera, que sostiene que debido a ello las enfermeras “no deberán usar, ni indicar ningún medicamento sujeto a prescripción médica, si antes no tienen la prescripción del médico”. Frente a ésto, recuerda que “hasta ahora, en su trabajo diario, los enfermeros usan e indican un buen número de medicamentos de prescripción médica de manera habitual”.

Al hilo de ello, esta organización declara que la norma “deja a la Enfermería atada de pies y manos, pues obliga al enfermero a no tomar ni una sola decisión respecto a dichos fármacos, obligando a que el paciente pase previamente siempre por el médico que deberá realizar un diagnóstico, determinar la prescripción y elegir el protocolo a seguir”. De hecho, considera que el ciudadano podría ser que tuviera que “volver al médico una y otra vez”.

Los enfermeros “podrían incurrir en un delito de intrusismo profesional”

Si esta acción no se ejecutara de esta manera, estos profesionales sanitarios “podrían incurrir en un delito de intrusismo profesional, porque ya ha quedado definitivamente claro que no tienen amparo legal para ello”, lamenta la Mesa de la Profesión enfermera, que manifiesta que “estas actuaciones dejarán de estar cubiertas por la póliza de responsabilidad civil”.

Por último, la Mesa de la Profesión Enfermera expone que intensificará la campaña de información destinada a los profesionales y a los pacientes españoles “de cara a que conozcan las negativas repercusiones que el artículo 3 del Real Decreto tendrá en la atención que reciben”. Entre ellas se hallan “más esperas, más consultas y más burocracia, lo que, en definitiva, conllevará también más descoordinación e inseguridad”, concluye.

 

 

 

Deja un comentario