Política y Sociedad Presentación del Libro Blanco de los Biosimilares en España

Sanidad apoya los Biosimilares sin anunciar medidas concretas

La presentación del Libro Blanco de los Medicamentos Biosimilares en España, bajo el subtítulo de «Calidad Sostenible», ha sido una ocasión desaprovechada por el Ministerio de Sanidad para anunciar medidas concretas para el fomento de este tipo de fármacos. Dicha presentación tuvo lugar en la propia sede ministerial, contando con la participación de algunas de sus más altas autoridades, y el patrocinio de Sandoz, este martes, 20 de mayo.

Jesús García-Foncillas (Fundación Jiménez Díaz), Fernando de Mora (UAB), Jesús Millán (Fund. Gaspar Casal), Carlos Lens (MSSSI), Joaquín Rodrigo (Sandoz), Álvaro Hidalgo (UCLM) y José Luis Puerta (UCM, ISCiii)

Jesús García-Foncillas (Fundación Jiménez Díaz), Fernando de Mora (UAB), Jesús Millán (Fund. Gaspar Casal), Carlos Lens (MSSSI), Joaquín Rodrigo (Sandoz), Álvaro Hidalgo (UCLM) y José Luis Puerta (UCM, ISCiii)

A pesar de los esfuerzos de las asociaciones de genéricos, EGA en Europa y AESEG en España, por difundir el concepto de Médicamento Biosimilar, aún es mucha la gente que, dentro y fuera del sistema sanitario, se pregunta qué es eso realmente. Para ayudar a su discernimiento, el profesor de Farmacología de la Universidad Autónoma de Barcelona, Fernando de Mora, propuso utilizar el enfoque anglosajón que define (bio)similar como aquel medicamento que es «terriblemente» parecido a su fármaco biológico de referencia, sin ser idéntico a él. Así mismo, Mora, que también ha sido coordinador del libro, quiso desmarcar todo Biosimilar del concepto de genérico o de aquellos otros medicamentos biológicos no similares, que se producen con bastante laxitud de controles en países emergentes como India o China. En cualquier caso, y tal como dijo el Jesús Millán, presidente del Patronato de la Fundación Gaspar Casal, entidad editora del libro, lo cierto es que la obra ha nacido para ofrecer un buen conocimiento de los biosimilares a los gestores y profesionales sanitarios como un jalón más en el bienestar y la salud de las personas, dentro del progresivo avance que sigue la Humanidad.

Predicar sin dar trigo
Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad

Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad

Como en otros anteriores actos en los que los medicamentos biosimilares fueron los protagonistas en el propio MSSSI, los mismos responsables ministeriales resaltaron las virtudes clínicas y de ahorro de dichos fármacos. Desde el mismo subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios, Carlos Lens, que prologó el libro, a la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, nadie duda de las bondades que ofrecen los biosimilares. Sin embargo, al otro lado de la mesa espera una Industria que no puede asumir sola las grandes inversiones que supone el desarrollo de biosimilares, si no hay un programa político y fiscal duradero que permita los retornos de la inversión.

Joaquín Rodrigo, director general de Sandoz

Joaquín Rodrigo, director general de Sandoz

No obstante, tal como el subdirector Lens sugiere en el prólogo del libro blanco, el principal beneficiario de los biosimilares es y será el paciente, ya al bajar el precio unitario de estas terapias serán muchos más los ciudadanos que se beneficien de los nuevos tratamientos.
Por su parte, Farjas recalcó que la razón de ser de los biosimilares es contribuir a la minorización de los costes, ofreciendo ahorros unitarios por pacientes y un mayor acceso a los tratamientos. Sin embargo, puso el listón muy alto al exigir que los criterios de intercambiabilidad y sustitución deben seguir siempre los baremos de obtención del máximo beneficio en salud, con el mínimo riesgo terapéutico para el paciente.

Usar con precauciónlibro-blanco-biosimilares

La parte clínica del libro fue comentada por su autor, Jesús García-Foncillas, jefe de Servicio de Oncología de la Fundación Jiménez Díaz. Este facultativo cantó las mayores alabanzas a los anticuerpos monoclonales y reconoció estar esperanzado en que, próximamente, se pueda dar continuidad a las excelencias de, por ejemplo, Trastuzumab o Bevacizumab, a través de sucesivos biosimilares. Sin embargo, Foncillas aseguró que los medicamentos biológicos y sus biosimilares son muy parecidos pero no iguales. Por eso resulta imprescindible contar con la máxima evidencia científica en los ensayos clínicos y realizar la más rigurosa trazabilidad en los hospitales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario