Política y Sociedad

REACCIONES NEGATIVAS A LAS PROPUESTAS DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO QUE AFECTAN AL SISTEMA SANITARIO

 Patricio Martínez, secretario general de CESM y Jesús Acebillo, presidente de Farmaindustria

Patricio Martínez, secretario general de CESM y Jesús Acebillo, presidente de Farmaindustria

En una comparecencia parlamentaria, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este miércoles una serie de medidas para reducir el déficit público que, en relación con la sanidad, se concretan en las destinadas a reducir las retribuciones del personal del sector público en un 5 por ciento a partir de junio de 2010 y en congelarlas en 2011, así como en recortar los gastos en farmacia, mediante una revisión del precio de los medicamentos excluidos del sistema de precios de referencia, los fármacos bajo patente, al tiempo que se anuncia la adecuación de los envases al número de unidades precisas para los tratamientos, contemplando incluso la dispensación de fármacos por unidosis. La normativa para la aplicación de las medidas será aprobada en el Consejo de Ministros de mañana viernes.

Intensificar el déficit de profesionales

En relación con las medidas que afectan al personal, tanto la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) como la Confederación Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI.F), no sólo consideran que se trata de medidas negativas para el presente sino que, incluso, van a comportar efectos indeseados en el futuro.

Desde la CESM, que decidió convocar con carácter de urgencia a sus comités Ejecutivo y Permanente para analizar la situación, se asegura que no ha sorprendido la medida, que la califica de injusta y que comportará, entre otras consecuencias, la intensificación del déficit de profesionales en la sanidad pública. Para Patricio Martínez, secretario general de CESM, hoy más que nunca muchos médicos sopesarán la posibilidad de aceptar las ofertas de países en donde se les retribuye mejor, habida cuenta que el sueldo de los médicos españoles viene a ser el 40 por ciento de lo que cobran de media sus colegas de naciones como Reino Unido, Francia o los países escandinavos, desde donde siguen llegando ofertas.

Por otro lado, desde la CESM se pregunta si el recorte va a afectar sólo a las retribuciones fijas o también a las complementarias que, en muchos casos, suponen más del 50 por ciento de las nóminas. Como se desconoce hasta qué punto las comunidades autónomas, de las que depende la política de personal, se sentirán obligadas a seguir las pautas marcadas por la Administración central.

Graves, injustas y evitables

Por su parte, el CSI.F rechaza las medidas del presidente Zapatero por considerarlas ‘graves, injustas y evitables’ pues, además de incumplir el acuerdo de septiembre de 2009, los empleados públicos cargan con el peso de la reducción del déficit, ya que deberán asumir 3.500 millones de euros de los 5.000 millones del recorte.

Además, CSI.F reclama el cese de la práctica totalidad de asesores, así como el recorte del número de ministerios, consejerías y direcciones generales, tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas.

Totalmente inasumible

En una nota de Farmaindustria, que agrupa a la práctica totalidad de los laboratorios innovadores existentes en España, muestra su total oposición a la nueva revisión del precio de los medicamentos y la considera una decisión de todo punto inasumible para un sector investigador y de futuro, paradigma del nuevo modelo productivo que urge promover en nuestra economía. Añade que estas medidas, que vendrían a sumarse a las aprobadas hace un mes en el Real Decreto Ley 4/2010, cuyo impacto ya asciende a 1.500 millones de euros, truncarían el desarrollo de la investigación en España, y se traduciría en cuantiosas pérdidas de empleo, cierre de centros de investigación y de plantas productivas y deslocalización de compañías. Y afirma que carece de coherencia que se quiera atajar el déficit público poniendo en recesión al sector que representa más del 20% de la I+D industrial.

En contra de esta postura, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) califica de adecuadas las medidas de recorte del gasto farmacéutico, por coincidir con sus solicitudes. Asegura no estar de acuerdo con las medidas de congelación de plantillas ni con la propuesta del PP de integrar el Ministerio de Sanidad en el de Trabajo.

Deja un comentario