Hospitales Junto al centro sanitario de Campo de Gibraltar

El Hospital Quirónsalud Marbella emplea un tratamiento nuevo para prevenir el ictus

— Marbella (Málaga) 9 Ene, 2018 - 12:57 pm

El Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de los hospitales Quirónsalud Marbella (Málaga) y Campo de Gibraltar (Cádiz) ha añadido a su cartera de servicios la Técnica de Revascularización Transcervical de la Arteria Transcarotídea (TCAR), para prevenir y tratar la obstrucción de la carótida, que causa un tercio de estos accidentes cerebrovasculares o ictus.

Rubén Rodríguez

Rubén Rodríguez

Los datos consultados por estos centros sanitarios muestran que una de cada seis personas sufrirá un accidente cerebrovascular en su vida. Este evento, que afecta a 15 millones de personas al año en todo el mundo, presenta una elevada mortalidad, ya que hasta el 40 por ciento de los pacientes que lo padecen fallece y más de un 30 por ciento de los que sobreviven presenta algún tipo de discapacidad.

Para el jefe del mencionado Servicio de los hospitales Quirónsalud Marbella y Campo de Gibraltar, el doctor Rubén Rodríguez, “es muy importante que los pacientes de alto riesgo se sometan a programas de cribado mediante ecografía para prevenir un posible accidente cerebrovascular, ya que se ha demostrado que aproximadamente el 80 por ciento de los casos podría prevenirse”.

Sobre la TCAR, este cirujano vascular señala que se trata de “una alternativa, clínicamente probada, menos invasiva que la habitual cirugía abierta, la endarterectomía carotídea (CEA), y más segura que el stenting transfemoral”.

Tasa baja de accidentes cerebrovasculares

El procedimiento TCAR se realiza a través de una pequeña incisión justo por encima de la clavícula. El cirujano colocará un tubo directamente en la arteria carótida y lo conectará a un sistema que temporalmente dirigirá el flujo sanguíneo lejos del cerebro para protegerlo de que los desechos peligrosos, que puedan desprenderse de la placa de ateroma, no lleguen al mismo durante el proceso.

En este contexto, Rubén Rodríguez asegura que “la TCAR tiene la tasa más baja de accidentes cerebrovasculares relacionados con el procedimiento, un 1,4 por ciento según los estudios clínicos disponibles hasta la fecha, frente al 2,3 por ciento que presenta la endarterectomía clásica y el 4,1 por ciento del stenting transfemoral”.

Deja un comentario