Punto de vista el estrés laboral está muy presente en la sociedad en la que vivimos

Qi Gong y Salud Laboral

— Chiclana de la Frontera (Cádiz) 14 Nov, 2017 - 10:00 am

De entre las técnicas para combatir el estrés laboral, el autor describe el Qi Gong que, como insiste a lo largo de su análisis, comienza a utilizarse en los programas de salud activa de muchas empresas con resultados positivos.

Para la Organización Internacional del Trabajo, el estrés es la respuesta física y emocional a un daño causado por un desequilibrio entre las exigencias percibidas y los recursos y capacidades percibidos de un individuo para hacer frente a esas exigencias. El estrés relacionado con el trabajo está determinado por la organización del trabajo, el diseño del trabajo y las relaciones laborales, y tiene lugar cuando las exigencias del trabajo no se corresponden o exceden de las capacidades, recursos o necesidades del trabajador, o cuando el conocimiento y las habilidades de un trabajador o de un grupo para enfrentar dichas exigencias no coinciden con las expectativas de la cultura organizativa de una empresa.

Por desgracia, el estrés laboral está muy presente en la sociedad en la que vivimos. Horarios de trabajo interminables, tareas que se acumulan, objetivos imposibles de alcanzar… Todo esto genera una ansiedad en los trabajadores que se manifiesta de diferentes formas: agotamiento físico y mental, irritabilidad, tristeza e incluso depresión son las más comunes.

Combatir el estrés

La práctica del Qi Gong en la empresa forma ya parte de los Programas de Salud Activa de muchas grandes empresas

A nivel empresarial, el estrés laboral se debe combatir desde dos frentes: por un lado, el organizativo, al instaurar en las empresas políticas que favorezcan la motivación, la recompensa por buen rendimiento, el reparto de tareas por bloques o la conciliación de la vida personal y laboral; y, p por otro lado, el personal, al ofrecer a los empleados herramientas que les ayuden a gestionar el estrés y convertir esa tensión en motivación.

En este sentido, técnicas como el Qi Gong se revelan extremadamente útiles para encauzar de una manera positiva la energía de los trabajadores y ayudarles a conseguir sus objetivos personales y laborales. De ahí que la práctica del Qi Gong en la empresa forme ya parte de los Programas de Salud Activa de muchas grandes empresas.

La salud y la felicidad son dos valores intangibles y el tiempo que les dedicamos es una inversión a largo plazo, por lo que, en ocasiones, las empresas no ven la necesidad de invertir en ellas. No obstante, en el cultivo personal de la vida interior de un trabajador está la clave de su equilibrio, y ese equilibrio se consigue, entre otras formas, con la práctica del Qi Gong.

Descripción del Qi Gong

El Qi Gong es un arte energético que busca educar el cuerpo, la respiración y la mente para alcanzar la armonía entre la esencia, la energía y el espíritu, en beneficio de la salud y la longevidad

El Qi Gong es un arte energético que actúa en el terreno físico y también sobre las emociones del trabajador y su parte espiritual (la fase de la vida en la cual se encuentra, es decir, el desarrollo personal). Para cualquier persona es muy importante mantener un equilibrio entre la esfera física, emocional y espiritual, de esa manera conseguimos crecer a todos los niveles de una forma equitativa.

El Qi Gong se define como el trabajo de la energía y se fundamenta sobre el control del movimiento lento, control de la respiración coordinado con el movimiento, y el control de la mente (atención dirigida durante la práctica).

En otros términos, es un arte energético que busca educar el cuerpo, la respiración y la mente para alcanzar la armonía entre la esencia, la energía y el espíritu, en beneficio de la salud y la longevidad. A través del movimiento, la respiración y la concentración se puede fortalecer y flexibilizar el cuerpo, reforzar el sistema inmunitario, activar la circulación de la energía nutritiva y de la energía defensiva, favorecer el funcionamiento de los órganos y vísceras y brindar equilibrio entre lo físico, lo mental y lo espiritual.

Está científicamente demostrado que el Qi Gong estimula el sistema inmune y favorece la reparación de los tejidos dañados o que han iniciado el proceso degenerativo. Sosiega los nervios, relaja y trata la angustia, el insomnio y la depresión. El Qi Gong no es un fin en sí mismo, solo se trata de un medio que todas las personas pueden utilizar para mejorar su calidad de vida o superarse a sí mismos.

El Qi Gong en las políticas de Salud Activa de las empresas

Para luchar contra el estrés desde la propia empresa, se debe instaurar, en primer lugar, una política de Salud Activa dirigida a desarrollar la felicidad y mejorar la calidad de vida de sus empleados en sus puestos de trabajo. Esto entraña la implicación de todos los departamentos, incluida la dirección y la formación de los directores o mandos intermedios, que serán los encargados de hacer llegar la formación directamente a los trabajadores. También se debe proporcionar a los empleados los medios para realizarse como, por ejemplo, dinamizar o crear espacios de discusión y autonomía.

La práctica regular del Qi Gong ayuda al trabajador a crear una nueva dinámica de autonomía

Otra forma de conseguirlo es mediante al acercamiento a los trabajadores de herramientas prácticas de salud y de gestión del estrés que ayudan a mejorar la calidad de vida del empleado, a generar un mejor clima y organización laboral y a aumentar la productividad. En el caso del Instituto Internacional de Qi Gong, esto se alcanza a través de sesiones formativas denominadas Feel good in companies, que se desarrollan desde tres puntos de vista: físico (a través de automasajes, postura estática y movimientos con los que el cuerpo se rehabilita y se refuerza), emocional (gestión de las emociones a través de técnicas de respiración) y espiritual (entender, vivir y pasar las etapas de la vida con éxito). Esta visión de la salud humana basada en la medicina china repercute en la organización interna de la empresa desarrollando cualidades como la comunicación, el trabajo en equipo y la conciliación.

Beneficios del Qi Gong para el trabajador

La práctica regular del Qi Gong ayuda al trabajador a crear una nueva dinámica de autonomía. Refuerza la confianza en uno mismo y la autoestima y aporta calma, tranquilidad, adaptabilidad y estabilidad a la vez que propicia una mente abierta.

Ayuda a disminuir los trastornos físicos (tensiones musculares, dolores de espalda, de cabeza, trastornos visuales, cutáneos, palpitaciones, trastornos digestivos o respiratorios, etc.) y comportamientos compulsivos o adictivos. Mejora la calidad de salud general (física y emocional). Aumenta su resistencia, la gestión del estrés, y fortalece sus capacidades inmunitarias. Además, mejora su calidad de sueño con lo que su capacidad de recuperación se ve incrementada.

Beneficios del Qi Gong para la empresa

El Qi Gong contribuye a la disminución de accidentes específicos y accidentes durante los trayectos gracias a la acentuación de la vigilancia y a un mayor análisis de los factores de riesgo.

La duración de las convalecencias en caso de baja por enfermedad es menor.

La fidelidad de los trabajadores y de sus competencias aumenta, así como la productividad individual. Se produce una mejora de la capacidad de innovación general de la empresa y de la motivación general.

El rendimiento de los colaboradores mejora en su conjunto: concentración, creatividad, sociabilidad, escucha activa y relación con los clientes. Y se constata una disminución del conflicto social y un aumento de la agilidad social, a la vez que mejora el diálogo.

Por último, el ambiente de trabajo y de las relaciones humanas mejora y se reducen drásticamente las conductas de acoso moral o sexual en el trabajo.

Por todos estos motivos, cada vez más empresas están incluyendo la práctica del Qi Gong en sus políticas de salud activa con el objetivo de erradicar un problema que, solo en Europa, conlleva un coste de 136.000 millones de euros al año para las empresas.

Jean-Luc Riehm

Director del Instituto Internacional del Qi Gong y responsable de Feel Good in companies

2 Comentarios

  1. ¡Muy interesante! La prevención de riesgos laborales y la productividad debería pasar primero por el bienestar de las personas consigo mismas y en la organización donde trabajan.
    No puedo imaginar el poder de utilizar esta disciplina para el bienestar general de los trabajadores en las empresas.

  2. Constanza Bustos Díaz says:

    Y, por qué no lo empezamos aplicar y a practicar en los colegios?

    Tendríamos Salud Laboral en profesores y una infancia con grandes deseos de aprender !!!!

    Estas técnicas ayudarán a tener adultos más equilibrados y felices.

Deja un comentario