Punto de vista

PUNTO DE VISTA: PLANTEAMIENTO FRENTE AL ALZHEIMER EN CASTILLA-LA MANCHA

Con motivo del Día Mundial del Alzheimer, que se celebra este martes 21 de septiembre, el cconsejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata Cotanda, ha escrito un comentario donde, además de ofrecer una visión de lo que se está haciendo, pone especialmente de manifiesto la gran labor de los profesionales sanitarios en este terreno.

Fernando Lamata

Fernando Lamata

En Castilla-La Mancha se calcula que hay 30.000 personas con Alzheimer, muchos de los cuales se encuentran en fase avanzada, con una gran invalidez que requiere su continuo cuidado las 24 horas del día. Estos datos, aparentemente fríos, esconden detrás las vivencias y la lucha cotidiana de un buen número de familias, entidades y colectivos que trabajan para mejorar la calidad de vida de estas personas, a las que se suman los afectados por otras enfermedades neurodegenerativas y que requieren primero de la sensibilización y el respeto del conjunto de la sociedad, y de un abordaje integral para su atención y su cuidado así como el apoyo a sus necesidades y demandas.

Los avances en el ámbito sanitario y social, así como el esfuerzo de familiares, asociaciones y el apoyo del Gobierno de José María Barreda en estos últimos años, nos han permitido consolidar en la región una red de recursos asistenciales importante en materia de atención a las enfermedades crónicas o invalidantes, como este tipo de demencias. Una red que cuenta con una buena atención médica primaria y especializada, incluyendo la medicina adecuada en cada caso, y con centros de estancias diurnas con plazas especializadas en estas patologías, plazas residenciales con unidades específicas, ayudas directas a las asociaciones y programas de ocio y salud, que nos han situado como la Comunidad autónoma que más presupuesto dedica a la atención a las personas mayores en relación con nuestro Producto Interior Bruto y con la ratio de plazas residenciales públicas más potentes de España.

Complicidad y colaboración

Este logro, ligado a la importante mejora que hemos experimentado en Castilla-La Mancha desde las transferencias sanitarias en materia de atención a las demencias y en asistencia geriátrica, en la que somos la tercera región del país en dispositivos y recursos (según un Estudio de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología), no hubiera sido posible sin la profesionalidad y complicidad de los profesionales sanitarios y de los servicios sociales y sin la inestimable colaboración del tejido asociativo que nos ayuda y nos empuja a mejorar cada día.

Porque este día, más allá de la efeméride puntual que nos lleva a una reflexión colectiva, celebramos de nuevo el compromiso con la esperanza y la solidaridad social para contribuir, entre todos, a mejorar la calidad de vida de los afectados por esta enfermedad y la de sus familiares que son sus principales cuidadores.

En ese compromiso encontraremos siempre al Gobierno regional y a nuestro presidente, José María Barreda que, a pesar de la situación de crisis económica, ha mantenido el esfuerzo presupuestario para seguir ofreciendo las mejores prestaciones sociales posibles a las personas mayores, a las que tienen algún tipo de discapacidad y a las que están en situación de dependencia. Continuaremos trabajando de la mano en el apoyo a las familias, con la complicidad de los profesionales de los ámbitos social y sanitario para incorporar los avances científicos y médicos que se producen en el conocimiento y tratamiento del Alzheimer; impulsando la investigación y elevando la concienciación del conjunto de los ciudadanos sobre una patología que afecta tanto a la calidad de vida del enfermo como a la de su entorno.

Nuevo modelo pionero

También estamos desarrollando a un buen ritmo en la región la Ley de la Dependencia y trabajando con el tejido asociativo y los profesionales en la elaboración del Plan de Salud y Bienestar 2011-2020 que diseñará la estrategia de la atención social y sanitaria de la próxima década en Castilla-La Mancha.

Un nuevo modelo, pionero también, que dará respuesta a los nuevos retos asistenciales del siglo XXI que se están derivando de los cambios sociales y demográficos y del aumento del envejecimiento de la población, y que garantizará la continuidad de los cuidados sociales y sanitarios para los mayores, las personas con discapacidad y en situación de dependencia.

Hoy es una fecha importante para recordar al conjunto de la sociedad que en Castilla-La Mancha todas las personas cuentan y en especial aquellos que se merecen toda nuestra atención y los recursos y servicios que les sean necesarios para dignificar su existencia y la de los que les cuidan. Porque, como dice el lema de este año, “Juntos Podemos”.

Fernando Lamata Cotanda es Consejero de Salud y Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

Acta Sanitaria

Deja un comentario