Punto de vista

PUNTO DE VISTA: EL DISCURSO SANITARIO DEL PP ó ¿CÓMO ES POSIBLE TANTO CINISMO?

Después de haber tenido conocimiento del balance que, sobre el año sanitario, hizo el lunes la responsable de Sanidad del Partido Popular (PP), Ana Pastor, el coordinador de la Organización Sectorial de Sanidad del Partido Socialista de Madrid (PSM), Juan Muñoz, nos remite el siguiente comentario.

Juan Muñoz Mansilla

Juan Muñoz Mansilla

No se me ocurren otras palabras que desvergüenza y desparpajo cuando leo las declaraciones de la responsable de sanidad del Partido Popular en su balance anual sobre el sistema sanitario español y la supuesta desatención al mismo de José Luis Rodríguez Zapatero. La Sra. Pastor se atreve a decir que el gobierno del PSOE tiene abandonada la sanidad; pues bien, para informar a la exministra de sanidad del gobierno de Aznar, voy a realizar algunas consideraciones que no por obvias parecen ser conocidas por esta señora.

En primer lugar, por si hay alguien que todavía no lo sabe, las competencias tanto de salud pública como de gestión sanitaria están, desde hace ya los años suficientes como para que una exministra de sanidad lo supiera, en manos de las comunidades autónomas. Es decir que la Comunidad de Madrid, Galicia, La Rioja, la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, Castilla y León, por mencionar solo las que gobierna directamente el PP, tienen entre sus competencias la gestión de la sanidad en sus respectivos territorios.

Sistema de financiación

Fue en la época de la Sra. Pastor como ministra cuando se aprobó el sistema de financiación autonómica que permitía que cada autonomía se gastara la misma en sanidad ó “en otras cosas”, según su conveniencia, y así sucedió durante algunos años. Hasta que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero puso en marcha un nuevo modelo de financiación que obliga a gastarse el dinero que transfiere el Estado a las comunidades autónomas para políticas sociales, exclusivamente en sanidad, educación y servicios sociales.

Aún hay más, en la legislatura de 2004 a 2007, el gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero dedicó una financiación extraordinaria de casi 10.000 millones de ? para reforzar la financiación de la sanidad de las comunidades autónomas. ¿Dónde fue a parar la parte de esa financiación extra que correspondió a las autonomías gobernadas por el PP? Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP con la Sra. Aguirre como Presidenta, no se sabe muy bien qué ha ocurrido con la financiación extraordinaria de 1.290 millones de ? que le correspondió de ese dinero suplementario que el gobierno de España dedicó para que las comunidades autónomas redujeran su déficit sanitario. Unos dicen que Aguirre se ha gastado en propaganda casi todo, otros dicen que lo ha dedicado para financiar Telemadrid, pero en lo que casi todos coinciden es en que la mayor parte no se ha gastado en apoyar el sistema sanitario público madrileño.

Un partido contra la Ley General de Sanidad

En fin, se me hace un tanto extraño que el Partido Popular, por entonces Alianza Popular, que votó en contra de la Ley General de Sanidad (a veces hay que recordar las cosas para que sepamos todos de qué estamos hablando) y que ha bloqueado en las Cortes la aprobación del Pacto por la Sanidad, nos haga este balance anual tan “izquierdista” en materia sanitaria.

La financiación que reciben todos los años las comunidades autónomas por parte del Estado para gestionar las políticas sociales, la distribuye cada una con arreglo a su criterio político e ideológico. Así tenemos disparidades tan manifiestas como la sanidad de Castilla la Mancha ó la de Extremadura, por citar algún ejemplo de gestión sanitaria pensada y hecha para los ciudadanos, o la gestión sanitaria de la Comunidad de Madrid, por traer otro ejemplo de política sanitaria hecha para las multinacionales del negocio sanitario.

Sería lícito preguntar a la Sra. Pastor la razón por la cual, en la Comunidad de Madrid, el Partido Popular gasta un 3,5 % del PIB regional en sanidad, mientras que la media de las comunidades autónomas es del 5% y en Castilla la Mancha es del 6,7% ó el 8,5% en Extremadura, ambas gobernadas por socialistas. Lo digo sin acritud, solamente por saber cuánto hay de coherencia en su balance anual y en sus críticas al presidente Rodríguez Zapatero.

Por un análisis riguroso

La culpa de que Esperanza Aguirre haya incumplido sus obligaciones para con los madrileños y no haya construido los 55 centros de salud necesarios ó haya bajado el número de camas por habitante en la Comunidad de Madrid ó haya gobernado pensando en las oportunidades de negocio para las constructoras y las multinacionales sanitarias en lugar de en los ciudadanos, no es del presidente Rodríguez Zapatero.

Me gustaría que la derecha de nuestro país fuera un poco más seria y no la representación en Europa de las tendencias más ultras de la derecha americana. Esperanza Aguirre, “embajadora del Tea Party” y presidenta saliente de la Comunidad de Madrid, ya tiene merecida fama de destructora de la sanidad pública madrileña. Ana Pastor debería ser bastante más rigurosa en sus análisis y, si quiere echarle la culpa de los problemas de la sanidad a alguien, que mire entre sus filas y no use el nombre del presidente Rodríguez Zapatero en vano.

Juan Muñoz Mansilla es Coordinador de la Organización Sectorial de Sanidad del PSM-PSOE

Acta Sanitaria

Deja un comentario