Punto de vista

PUNTO DE VISTA: EL ‘COPAGO’ NO ES UN TÉRMINO UNÍVOCO

Por mucho que se enfade la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y amenace con toda clase de penas a quienes se atreven a poner en duda su palabra, no podrá evitar que, en el debate sanitario, la atención se centre sobre el ‘copago’, acostumbrados como nos tiene a ocultar sus proyectos, como el del área única, que tampoco estaba en su programa electoral.

A juzgar por los pronunciamientos de unos y de otros, está claro que, salvo excepciones, que las hay, nadie quiere pronunciarse sobre la introducción del ‘copago’ en la sanidad pública, siempre que se entienda por tal el pago adicional, repago, por determinados servicios asistenciales. Sin embargo, dado que el término todavía no se recoge en el diccionario de la Real Academia Española y que, por tanto, está por definir qué deba entenderse por ‘copago’, sí puede afirmarse que el mismo comprende toda medida destinada a limitar las prestaciones sanitarias, desde la imposición de unas tasas por servicios, al recorte de prestaciones del sistema público de asistencia, pasando por la negación de la universalidad (exclusión de ciudadanos del sistema) y, por supuesto, por las listas de espera sin plazo fijo.

En otras palabras, no estamos ante un término unívoco, razón por la que Esperanza Aguirre se permite jugar a los equívocos, no con la intención de mentir, sino de engañar.

Programa oculto

Desde mi punto de vista, tienen razón quienes recurren al programa oculto del Partido Popular en Madrid, algo que se evitaría con un texto conocido que supusiera un compromiso explícito con los ciudadanos. Además, y como se ha puesto de manifiesto con la implantación del Área Única, oculta en ese trágala de la libre elección de médico, se actuó en contra de todo lo realizado por la consejería sobre la zonificación. De ahí, que nadie deba extrañarse que se insista sobre lo que se oculta para que, de alguna manera, quede claro lo que dicen que no van a hacer. Y es que, en determinados ámbitos políticos, existe una interpretación de la democracia, al considerar que conseguir la mayoría absoluta se obtiene una especie de derecho de pernada para sacar adelante la última ocurrencia.

De ahí que no pasen de ser amenazas, eso sí con el ánimo de confundir, el afirmar que no va a imponer impuestos por recibir asistencia sanitaria pública. Para que las cosas queden claras, la presidenta de Madrid debería decir si va a haber limitaciones de prestaciones y si las listas de espera van a dejar de estar manipuladas o, simplemente, si todos los ciudadanos van a tener acceso a la asistencia sanitaria pública.

Carlos Nicolás

Acta Sanitaria

Deja un comentario