Punto de vista

PUNTO DE VISTA: ANTE EL SIDA, NO BAJAR LA GUARDIA

Con motivo del Día Mundial del Sida, el consejero de Salud y Bienestar Social de la Junta de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, repasa la evolución de la enfermedad en el mundo para detenerse en la situación de su Comunidad, en donde, pese al descenso de los casos detectados, llama a mantener la guardia y hace una serie de recomendaciones para evitar el contagio o para descubrirlo.

Fernando Lamata

Fernando Lamata

Hace doce años la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 1 de diciembre de cada año el Día Mundial del Sida para hacer frente a la propagación como pandemia del síndrome de inmunodeficiencia adquirida y sensibilizar a la sociedad del alcance real de esta enfermedad y la necesidad de potenciar las políticas preventivas para atajar su contagio. En este periodo de tiempo, especialmente en las sociedades desarrolladas, los avances farmacológicos de los últimos años para combatir la enfermedad han logrado que la enfermedad empiece a ser tratada como un proceso crónico y haya aumentado la esperanza y la calidad de vida de las personas contagiadas con el VIH o que han desarrollado el sida. Este año la OMS, con el lema ‘Detener el sida. Mantener la promesa’, se vuelca en recordar el compromiso adquirido por los 191 estados, entre ellos España, cuando suscribieron en el año 2000 los Objetivos del Desarrollo del Milenio, bajo el patrocinio de la ONU, para detener y comenzar a reducir en 2015 la propagación del VIH/sida.

El último informe publicado por la ONU de la evolución del sida resalta una tendencia hacia una contención del sida en el mundo y una reducción de la propagación del VIH. Una buena noticia que no nos debe hacer olvidar que en la actualidad hay más de 41 millones de personas afectadas por el VIH/sida, muchas de ellas enfermas en países desfavorecidos sin posibilidad de acceder a los tratamientos antirretrovirales.

Situación en Castilla-La Mancha

En Castilla-La Mancha no nos olvidamos de esa realidad de la enfermedad en los países más pobres, tan distinta a la que viven las personas contagiadas por VIH o que han desarrollado la enfermedad en los países desarrollados y, por eso, ha promovido este año una campaña para financiar proyectos de las organizaciones no gubernamentales destinadas a mejorar las condiciones de salud y combatir el VIH/Sida, la malaria y la tuberculosis en África subsahariana, en el marco de los Objetivos del Milenio.

Además, desde el Gobierno regional se continúa insistiendo en la necesidad de no bajar la guardia para evitar la relajación social en la adopción de medidas preventivas. Por eso, desde la Consejería de Salud y Bienestar, en colaboración con el movimiento asociativo y los profesionales, fomentamos el uso de medidas protectoras garantizadas, especialmente el uso del preservativo, y animamos a que las personas que hayan estado en una situación de riesgo se hagan un test de sida, ya que es una prueba sencilla que puede generar tranquilidad personal y, en el caso de que sea positiva, mejorar las perspectivas de salud y evitar nuevos contagios.

Por otro lado, trabajamos con las asociaciones implicadas en la prevención y control del sida en pacientes sin recursos personales o familiares; financiando la actividad del Centro de Basida, en Manzanares, y la Casa de Acogida Hogar 2000, de Toledo, y desarrollando los programas de dispensación de metadona e intercambio de jeringuillas con las farmacias, además de continuar financiando los tratamientos antirretrovirales a los 1.000 pacientes que atendemos en los hospitales públicos de la región.

Que Castilla-La Mancha se mantenga un año más como la comunidad autónoma con menos incidencia de casos de sida declarados en la región desde el inicio de esta epidemia en 1981 es un dato que nos refuerza más en nuestro compromiso de participar de manera activa en ese esfuerzo global que el mundo ha decidido acometer para que el VIH/sida deje de ser una epidemia con una alta mortalidad en muchos países desfavorecidos y se pueda tratar como una enfermedad más, donde la esperanza sustituya a la resignación y la ausencia de futuro.

Fernando Lamata Cotanda es consejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha

Acta Sanitaria

Deja un comentario