Política y Sociedad Por baja o excedencia voluntaria

Más de 70 profesionales de Alzira han abandonado su puesto desde el comienzo de la reversión

Desde la puesta en marcha en 2016 de las medidas para la reversión de la concesión en el Departamento de La Ribera, más de 70 profesionales han decidido abandonar ya su puesto por baja voluntaria o excedencia voluntaria, entre ellos “profesionales de gran prestigio”, según informan desde el valenciano Hospital Universitario de Alzira.

image__ribera_salud_736576546027841762En concreto, son 72 los profesionales que han abandonado, hasta ahora, su trabajo en este centro hospitalario de concesión público-privada valenciano. De los referidos, casi la mitad, en concreto 46, son facultativos. Entre ellos, por ejemplo, se encuentra la especialista en Nefrología infantil y referente en esta disciplina a nivel nacional, en posesión de la tesis doctoral en Pediatría, la doctora Susana Ferrando Monleon, que además es miembro de la Sociedad Española de Nefrología Infantil, donde participa habitualmente como ponente.

También en el ámbito de Pediatría, y entre los profesionales que decidieron abandonar Alzira ante la amenaza de la reversión, se encuentra el doctor Francisco González de la Rosa, especialista en Neurología Pediátrica y Máster en Neurología infantil.

El que fuera jefe del Servicio de Microbiología, el doctor Javier Colomina Rodriguez; el exjefe de Servicio de Laboratorio, Mario Arnao Herraiz; el especialista en Cirugía Oncológica Ginecológica y exjefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Figueras, el doctor Luis Javier Matute Tobias; y el especialista en Cirugía Plástica iniciador de técnicas de microcirugía, el doctor Giovanni Bistonni; son otros de los casos que destacan en esta fuga de profesionales.

Estos facultativos buscan refugio en la Sanidad Pública, aunque en muchos casos realizando el mismo trabajo que podrían ejercer en la privada. Como ejemplo, el especialista en Geriatría y expresidente de la Sociedad Española de Geriatría, el doctor Juan Ramon Domenech, que, según explican desde La Ribera, se fue al Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia para montar la Unidad de Geriatría. El Hospital de Alzira cuenta con esta unidad desde sus inicios, algo que ocurre en muy pocos hospitales de la comunidad autónoma.

Trasvase de la Pública a la Privada

Si el trasvase ahora está siendo desde la concesión a la Sanidad Pública, hubo en tiempo en que ocurría todo lo contrario. Según datos del centro alcireño, desde el año 1999, fecha de la primera concesión, un 70 por ciento de la plantilla de las concesiones (Alzira, Torrevieja, Manises, Denia, Elche) eran profesionales que procedían del modelo público tradicional. Es decir, de los 6.217 trabajadores con los que cuenta la concesión, 4.352 empleados abandonaron la Sanidad Pública para incorporarse al sistema de hospital concesional. De estos, el 25 por ciento, aproximadamente, es poseedor de una plaza en propiedad.

En concreto, en el Hospital Universitario de La Ribera, 1.700 trabajadores provienen de otros hospitales públicos y, de ellos, unos 400, aproximadamente, son médicos. De estos facultativos, un 60 por ciento, es decir, 240, proceden de la Sanidad Pública de gestión directa, y de éstos, un 27 por ciento poseen una plaza en propiedad.

Razones para la movilidad

Según encuestas internas del centro de Alzira, la mayoría de los facultativos optaron por pedir una excedencia en su centro público de origen atraídos por el modelo de gestión, la flexibilidad, la autonomía de gestión, desarrollo profesional y Carrera Profesional, aunque también es cierto en que otros casos optaron por dejar sus puestos por razones geográficas o familiares.

Además, y como uno de los argumentos principales, se encuentran los incentivos económicos: mientras que en La Ribera se cobran 10.000 euros al año de extras, en el hospital público de la comunidad que más se recibe esa cifra no supera los 700 euros, según explican desde el Hospital Universitario de Alzira.

Deja un comentario