Política y Sociedad

PFIZER DECIDE MANTENER Y DESARROLLAR SU PLANTA DE FABRICACIÓN Y SUMINISTRO DE MEDICAMENTOS EN ESPAÑA

Elvira Sanz Urgoiti, presidenta de Pfizer España

Elvira Sanz Urgoiti, presidenta de Pfizer España

Según informa Pfizer, se han hecho públicos los resultados de la primera fase de su estrategia de la Red de Plantas de Pfizer, que fue diseñada para mejorar la competitividad, reducir costes y alinear capacidad y demanda de medicamentos, tras la adquisición, en 2009, de la compañía Wyeth. Como parte de ese proceso la compañía ha anunciado planes para discontinuar las actividades en ocho plantas y reducir el tamaño de otras seis, de su red mundial, durante los próximos años.

La planta de Pfizer ubicada en San Sebastián de los Reyes en Madrid, y que ha sido evaluada en esta revisión estratégica (Red de Plantas), no se ha visto afectada y continuará desarrollando su actividad como Centro de Excelencia para la fabricación por llenado aséptico y el empaquetado de medicamentos destinados al tratamiento de distintos tipos de hemofilia, y mantendrá una estrecha colaboración con la organización para asegurar un adecuado suministro a este crítico tipo de pacientes. Además, la planta continuará sus planes para suministrar, en un futuro cercano, otros medicamentos innovadores que están siendo transferidos o se encuentran en desarrollo.

La organización de Fabricación Mundial de Pfizer (Pfizer Global Manufacturing -PGM-) opera, actualmente, en 78 plantas en todo el mundo, empleando a unos 33.000 trabajadores. Se trata de una de las más importantes organizaciones de suministro Biofarmacéutico del mundo. A finales de junio, tras una segunda fase de esta estrategia, se espera finalizar la evaluación de las plantas de Salud Animal que la compañía tiene en todo el mundo, entre las que se encuentra la de Pfizer en Olot, Gerona.



La planta de San Sebastián de los Reyes

Este centro forma parte de la unidad de Especialidades y Productos Biotecnológicos de la red de Plantas de Pfizer. Sus operaciones comprenden la fabricación por llenado aséptico y el empaquetado y distribución en cadena de frío de productos biotecnológicos innovadores. Considerada como Centro de Excelencia, es la única planta de la compañía que elabora y distribuye, estos medicamentos recombinantes para los distintos tipos de hemofilia, para todo el mundo.

Para Pedro de Luis, Director de la Planta, “esta es una excelente noticia para todos los que trabajamos en la Planta y en Pfizer, y consolida nuestro rol en la red de plantas de la compañía en un entorno complejo. Me siento orgulloso del trabajo que hacemos cada día contribuyendo a mejorar la vida de miles de pacientes en todo el mundo. Los últimos meses han sido complicados para todos pero hemos conseguido mantener el enfoque en los pacientes, cumpliendo todos nuestros compromisos y objetivos, y es un privilegio único poder contar con un equipo tan impresionante de profesionales”.

Aunque exporta prácticamente la totalidad de su producción a más de 30 países en todo el mundo (entre los principales países a los que suministra se encuentran algunos de los más exigentes en cuanto a requisitos regulatorios y de calidad como Estados Unidos, Canadá, Europa o Japón), se prevé duplicar este número en los próximos dos años, suministrando también a importantes países emergentes como China o Rusia.

La planta, que cuenta con 270 empleados, factura en torno a los 650 millones de euros anuales. Su sistema de gestión ambiental está certificado de acuerdo a las normas ISO 14001 y EMAS y su sistema de gestión de la seguridad y la salud laboral certificado de acuerdo a OHSAS 18001.

Implicaciones para Pfizer en España

Desde hace ya tiempo, había expectación por conocer la decisión global sobre las plantas de la compañía y la decisión ha sido acogida con entusiasmo por parte de toda la organización española. Elvira Sanz Urgoiti, Presidenta de Pfizer España, así lo manifestaba al afirmar que “el compromiso de Pfizer España con la calidad y el rigor de nuestro trabajo, en todas las áreas que tenemos desplegadas en el país, nos hacían presagiar una decisión parecida. Sabíamos que el nivel de competitividad de otras plantas, en otros países, era muy alto, pero en España la gestión de nuestra planta es de la máxima calidad”.

Dadas las circunstancias en las que se ha visto envuelta la industria farmacéutica española la semana pasada, tras el anuncio de medidas generales de recorte, ésta vuelve a mostrarse como uno de los ejes empresariales más importantes sobre los que se podría mantener y generar más empleo y más cualificado, contribuyendo al cambio de modelo económico, “siempre hemos sido conscientes de la trascendencia de la industria farmacéutica para la evolución, cambio y desarrollo de un país como España. Por eso, éste es el momento oportuno para que este sector se valore como uno de las más importantes para gestar ese cambio” añadió Sanz Urgoiti.

Deja un comentario