Farmacia Reunión entre SEFH, OMC y SESP

SEFH, OMC y SESP crean una hoja de ruta para cumplir la ley de farmacia en centros penitenciarios

— Madrid 10 Ene, 2017 - 1:33 pm

La reunión entre la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), representantes de la Organización Médica Colegial (OMC) y de la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP) ha servido para dibujar la hoja de ruta que pretende hacer cumplir con la legalidad vigente, para que todos los centros penitenciarios de España cuenten con un servicio de farmacia (SF) o un depósito de medicamentos (DM).

«Actualmente alrededor de 40 centros penitenciarios no tienen legalizado ni SF ni DM», señala la SEFH. Desde la sociedad se apuesta por el modelo aprobado en el País Vasco, donde se realizó la trasferencia completa de competencias en materia de sanidad penitenciaria, que integra dicho ámbito en la sanidad autonómica.

En opinión del presidente de la SEFH, Miguel Ángel Calleja, con esta nueva iniciativa «queremos apoyar la carrera profesional, algo en lo que coincidimos tanto con la OMC como con la SESP, un objetivo en el que ellos ya vienen trabajando desde hace tiempo. Además queremos señalar a los Centros Penitenciarios que no tengan SF legalizados, al igual que a los laboratorios y almacenes mayoristas que les suministren».

Necesidad de que haya farmacéuticos especialistas

Desde la SEFH se reclama como necesaria la instauración de SF legalmente dirigidos por farmacéuticos especialistas en Farmacia Hospitalaria, o DM en todos los centros penitenciarios. «Esta petición se basa en que la prestación farmacéutica ofrecida en dichos centros incluye especialidades de Uso Hospitalario (UH) -especialmente antivirales para tratamientos de hepatitis C y VIH-, medicamentos sujetos a Especial Control Médico (ECM), medicamentos de Diagnóstico Hospitalario (DH), antipsicóticos, psicótropos y estupefacientes», apunta la sociedad.

Por parte de la OMC, la coordinadora de Sanidad Penitenciaria de la OMC, la doctora Carmen Hoyos, afirma que «las irregularidades en la prestación farmacéutica en los Centros Penitenciarios es algo que se viene arrastrando desde siempre y que ha sido desoído por la Administración Penitenciaria».

«Es otra consecuencia del incumplimiento de los dictámenes legislativos de la Ley General de Sanidad de 1986 y de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) de 2003 que establecen que la Sanidad Penitenciaria debe estar integrada en el SNS. Esta integración supondría la aplicación de las normativas comunitarias en materia de Farmacia a los Centros Penitenciarios como un dispositivo más de salud y acabaría con las graves irregularidades que se dan en la actualidad», afirma Hoyos.

Deja un comentario