Política y Sociedad En una nueva cita del 'Foro de Derecho y Sanidad' del Hospital la Paz

Pediatría, Fiscalía y Salud Mental debaten sobre la problemática legal de los menores

El Hospital Universitario La Paz (HULP) de Madrid ha analizado numerosos casos en los que la problemática legal de los menores atañe a la Salud Mental, la Fiscalía de Menores y, especialmente, al Servicio de Pediatría y sus profesionales.

Nuevamente, el aula ‘Profesor Enrique Jaso’, del Bloque Materno Infantil de este centro sanitario de la capital de España, sirvió de marco para una nueva entrega del ‘Foro de Derecho Sanitario’. En esta ocasión, se expusieron casos de gran controversia legal sobre la práctica clínica con niños y adolescentes, dentro de cuadros familiares especialmente complejos.

Asunción González de la Viuda

Asunción González de la Viuda

Casos nada menores

La coordinadora del curso, Asunción González de la Viuda, inició la sesión con un homenaje al recientemente fallecido fiscal general del Estado, José Manuel Maza, que participó en uno de los foros. Seguidamente, expuso cinco casos centrados en pacientes menores de edad. En el primero, se refirió a José Alfonso, un chico de 14 años con padres separados y consumo abusivo de alcohol durante los fines de semana, con resultado de varios comas etílicos en su corta existencia.

El segundo caso se centró en María Pía, menor que acudió a Urgencias con sendos abortos que precisaron legrado. La primera vez se respetó la decisión de la paciente de no informar a sus padres, ya que refirió temor a recibir palizas en el domicilio familiar. En este caso, Asunción González de la Viuda reflexionó sobre la posibilidad de que el aborto sea en la actualidad una medida anticonceptiva preocupantemente en auge.

El tercer caso versó sobre trastornos alimenticios en una niña real, Judit, y otra figurada, Marta, en la que se produjo anorexia tras una violación previa. Esta última fue diagnosticada cuando acompañó a una amiga por una lesión de tobillo, al ver que solo tenía un índice de masa corporal de 17, lo que despertó en alguno de los asistentes al foro algunas dudas sobre su derecho a la intimidad.

Padres e historia clínica

El cuarto caso atendió a los menores que precisan un tratamiento que genera un enconado enfrentamiento entre los padres. Seguidamente, el quinto se refirió a María Antonia, que solicitó la historia clínica de su hija Mercedes, paciente pediátrica por bulling y anorexia. En relación con este tema, González de la Viuda informó de que la historia clínica es propiedad del paciente, salvo las anotaciones subjetivas del médico, que son borradas con tipp-ex y no constan como pruebas en los litigios, ni se facilitan a los pacientes, a lo que añadió la coordinadora comentarios sobre la sentencia en firme dictada contra un neurocirujano de su hospital que falsificó una historia clínica en papel.

Rosa María Henar Hernando García

Rosa María Henar Hernando García

Desde la Fiscalía

La fiscal de la Audiencia Provincial de Madrid, Rosa María Henar Hernando García, considera que se debe respetar el derecho a la información de los padres por parte de los facultativos. En situaciones de urgencia, señaló al progenitor con la custodia legal (custodio) como el primer destinatario de las llamadas de aviso.

Sobre el primer caso, la jurista afirmó que a la Fiscalía le consta en menores su primer coma etílico, por lo que procede distinguir entre un caso esporádico y otros más habituales, que deben ser informados sin dilación por los facultativos, con remisión de copia a dicha instancia judicial del informe médico. Todo ello siendo necesario enviar otro informe más detallado que exprese la gravedad detectada para que el fiscal de menores pueda actuar. De igual modo, cuando los casos llegan a trabajo social, estos profesionales también tienen obligación de informar al órgano legal.

Intervención y trabajo social

Para el abordaje de estos casos de etilismo en menores, Rosa María Henar Hernando García recomendó intervenciones de campo, trabajo social y posible derivación a servicios sociales de zona, antes de que tenga ocasión de intervenir el juez. Sobre el ministerio público, informó de que cada vez recibe más consultas de profesionales sanitarios. Según aclaró, existe delito contra la Salud Pública cuando se vende alcohol a un menor, aunque los grupos de jóvenes suelen incluir a algún mayor de edad en su círculo, que se encarga de comprar la bebida para todos, con comportamientos similares en el caso de la marihuana.

Disquisiciones sobre la edad legal

Sobre el segundo caso, la jurista señaló que la edad legal para tener relaciones sexuales es de 16 años, pero la observación de la realidad dice que se adelanta a edades bastante más tempranas. En el caso de sospechar que es el padre el progenitor de la menor embarazada, la niña pasa a un centro de protección, con transferencia de la patria potestad a tutela pública. Se trata de una situación muy grave, cuando hay violaciones y abusos sexuales en la familia, con inmediata intervención judicial, una vez que es conocida. Además, razonó que separar al menor de su medio familiar es una medida extrema, pero imprescindible si se dan violaciones dentro de la familia. Para ello, existe un centro especializado en la Comunidad de Madrid, específico para menores que han sufrido agresiones sexuales en su entorno más cercano.

También explicó la fiscal los tramos de edad y responsabilidad de los menores, que se escalonan en: 12 años (derecho a la información), 14 años (responsabilidad penal) y 16 años (toma de algunas decisiones).

Derecho a saber

En el caso de la petición de historia clínica, Henar Hernando García aseveró que los padres tienen derecho a pedir esta documentación relativa a sus hijos, porque son agentes necesarios para su mejoría. Otra cosa es, advirtió, que se quiera utilizar de manera torticera esa información, por ejemplo, en procesos de separación o divorcio. En suma, afirmó que en toda actuación médica o legal se debe anteponer el interés del menor a cualquier otra circunstancia.

José Casas Rivero

José Casas Rivero

Más allá del coma etílico

El responsable de la Unidad de Adolescencia del Hospital Universitario La Paz, el doctor José Casas Rivero, explicó que las guardias de los servicios de Urgencias son la pesadilla de los pediatras de niños y adolescentes. Durante las mismas, hay que llamar al juez, si se sospecha negligencia de alguno de los padres e ingresar al chico, si hay riesgo para su integridad. Desde su experiencia, afirmó que el Sistema Nacional de Salud (SNS) hace muy bien la parte médica, en los comas etílicos, pero que el sistema falla en la parte social, de forma que este problema clínico suele repetirse.

En relación con la niña de los dos legrados, el pediatra explicó que el aborto es un fracaso social de la política de educación sexual y de las medidas de anticoncepción, por lo que la menor debe recibir todos los recursos asistenciales que le acompañen en una situación de tanta vulnerabilidad personal. Según sus años de servicio, los adolescentes raramente abren la puerta de su intimidad a los médicos y no se puede perder ninguna oportunidad de ayudarles. En el caso de Marta, considera evidente que también se debe respetar su derecho a informar o no a sus familiares.

Arancha Ortiz Villalobos

Arancha Ortiz Villalobos

Como conclusión, el pediatra expresó el deseo de todos los facultativos de tratar a los niños dentro de todo su contexto familiar y con adaptación a su grado madurativo. lo que sin embargo, está condicionado por la ley, según matizó.

Lidiar con la instrumentación

La psiquiatra de la Unidad de Adolescencia del Hospital Universitario La Paz, la doctora Arancha Ortiz Villalobos, recomendó indagar si las conductas de ingesta excesiva de alcohol en el menor son habituales o no. También advirtió de que, en los casos de padres separados o divorciados, los niños pueden ser instrumentalizados, a pesar de su mayor vulnerabilidad, aunque reconoció que la evaluación no está completa hasta que se habla con los dos progenitores, custodios o no custodios. De confirmarse la instrumentalización, considera que esta también requiere tratamiento. Así mismo, la evaluación debe dictar, en los casos de grave riesgo para la vida del menor, la urgencia de actuar como, por ejemplo, en los casos en que se amenaza de suicidio, sentenció.

Carmen Villanueva Suárez

Carmen Villanueva Suárez

Coordinación de especialistas

La especialista en Psiquiatría Infantil y del Adolescente del centro madrileño, la doctora Carmen Villanueva Suárez, negó el derecho a discriminar a qué progenitor llamar o no, en el caso del menor que abusa de tóxicos y, como estrategia fundamental, citó la coordinación de equipos asistenciales.

Según el criterio de esta ponente, las amenazas de suicidio son llamadas de ayuda que exigen la información a los dos padres y que, en Salud Mental, es necesario el consentimiento informado de ambos, previamente a cualquier intervención, aunque los médicos deben dar informes a los padres, pero no la historia clínica en su totalidad, especialmente si puede ser un arma arrojadiza entre los progenitores que tienen fuertes conflictos de pareja, o si está no existe.

Luis Zarraluqui

Luis Zarraluqui

Tranquilidad ante los padres

El abogado especializado en Derecho de Familia, Luis Zarraluqui Navarro, tranquilizó al personal sanitario sobre hipotéticas denuncias por parte de padres y familiares, dada la gran diversidad de los jueces, que son los que deciden al final. Según su opinión, el médico no debe ser experto en la ley, sino hacer bien su trabajo, que es muy complejo por definición, y contar con un buen servicio jurídico en el ámbito asistencial, por lo que obrar profesionalmente, no debe dar lugar a mayores preocupaciones, fuera de las clínicas, con la certeza de que el juez determinará más tarde a quien da la custodia, si ese cambio es procedente.

En interés del menor

Este abogado, que ironizó con la posibilidad de que algún día “se quemen iglesias”, en interés del menor, explicó que patria potestad y custodia son grados distintos de un mismo ente jurídico, donde la primera siempre es compartida, salvo decisión judicial en contra. Sin dejar esa línea, estima que el artículo del Código Civil que exige el cumplimiento de la ley, incluso si se desconoce, gravita sobre todo el cuerpo legislativo, y quizás debería ser revisado.

Conflictos de custodia

En el caso de padres enfrentados por el tratamiento de un hijo, este jurista cree que el juez debe dar la decisión al progenitor que tiene la custodia. Todo ello en una problemática muy característica de los tratamientos dentales y de otro tipo, que se complican en las situaciones de custodia compartida, ya que los padres pueden presentan informes médicos contradictorios.

Anotaciones privadas

Luis Zarraluqui Navarro distinguió también entre las citadas anotaciones subjetivas que realizan los médicos al trabajar y la información propia del paciente que se recogen en su historia clínica, por lo que los facultativos suelen acotar como “anotaciones privadas” esos comentarios para que los hospitales sepan aquello que no deben incluir en la información que deben facilitar al paciente o su familia.

En sexto lugar se enunció un ejemplo de transexualidad de un menor que, junto a otros, no pudo ser tratado por falta de tiempo, y que serán debatidos en una nueva entrega del Foro de Derecho y Sanidad, tal como explicó González de la Viuda.

Deja un comentario